injusticia

(redireccionado de injusticias)
También se encuentra en: Sinónimos.

injusticia

(Del lat. iniustitia.)
1. s. f. Acto contrario a la justicia el profesor cometió una injusticia con el castigo.
2. Cualidad de injusto la injusticia de una ofensa.

injusticia

 
f. Acción contraria a la justicia.
Falta de justicia.

injusticia

(inxus'tiθja)
sustantivo femenino
1. acción contraria al derecho o a la equidad cometer injusticias
2. legalidad falta de derecho o equidad No soporto la injusticia.
Traducciones

injusticia

injustice

injusticia

ظُلْمٌ

injusticia

nespravedlnost

injusticia

uretfærdighed

injusticia

Ungerechtigkeit

injusticia

αδικία

injusticia

vääryys

injusticia

injustice

injusticia

nepravda

injusticia

不公平

injusticia

부정

injusticia

urettferdighet

injusticia

injustiça

injusticia

orättvisa

injusticia

ความไม่ยุติธรรม

injusticia

adaletsizlik

injusticia

sự bất công

injusticia

不公平

injusticia

несправедливост

injusticia

SF (= falta de justicia) → injustice; (= falta de equidad) → unfairness
es una injusticia (= inmerecido) → it's unjust, it's an injustice; (= no equitativo) → it's unfair
una solemne injusticiaa terrible injustice
con injusticiaunjustly
Ejemplos ?
Dijo (y atestiguaron el mayor Araucho y los otros) que el señor Gobernador les había dicho: que lo que pedían era justo y que el general Rodríguez había cometido una porción de injusticias para con ellos.
Las infracciones de leyes y privilegios que ejecutaron los ministros del serenísimo duque de Anjou están comprobadas: las públicas ofensas e injusticias que en tantos años ha tolerado del, se han hecho notorias.
Si a la derrota de dichas potencias no se agregare la desaparición de las injusticias económicas y sociales que encarnan sus gobernantes, las pérdidas sufridas no habrían tenido razón de ser.
Y así quedó nuestro verdadero pueblo, el indio, el nacido aquí, el verdadero dueño de esta región llamada México, hasta hace poco en que ha comenzado a dejar de sentirse exiliado en su propia tierra, despojado, explotado, hundido en las brutales injusticias de los invasores y de su lacayos, nuestros propios paisanos que engañados, se pusieron a su servicio.
Yo solía ver a los diplomáticos africanos en la ONU denunciar las injusticias que se cometían contra los negros en Mozambique, en Angola, en el Congo, en Sudáfrica, y me preguntaba por qué y cómo podían regresar a sus hoteles y encender el televisor y ver que a unas cuadras de allí perros policía estaban mordiendo a los negros, y ver que, apenas a unas cuadras, la policía les partía la cabeza a los negros con sus cachiporras, y que, apenas a unas cuadras, lanzaban agua contra los negros con tanta presión que nos desgarraban la ropa.
Un minuto como éste no hemos de consagrarlo al recuerdo de todos los odios y todas las injusticias que provocaron y cometieron los adversarios de ayer, los vencidos de hoy.
Ese fue el caso de Eva y por eso creo que darle el billete a ella es también reparar las injusticias que hemos cometido los argentinos contra nosotros mismos y contra nuestros compatriotas, con sus errores y con sus aciertos.
Pero he aquí que cierta injusticia cometida por nuestro Jefe en daño de Ramón; uno de esos abusos de autoridad que disgustan de la más honrosa carrera; una arbitrariedad, en fin, hizo desear al Teniente de cazadores abandonar las filas de sus hermanos, al amigo dejar al amigo, al liberal pasarse a la facción, al subordinado matar a su Teniente Coronel.... ¡Buenos humos tenía Ramón para aguantar insultos e injusticias ni al lucero del alba!
El encono que produjeron estas disputas puede ser una de las causas de la separación definitiva. Es la reacción que producen los excesos y las injusticias de los que combaten a los insurgentes.
Eutifrón: Llamo santo, por ejemplo, lo que hago yo hoy día de perseguir en justicia todo hombre que comete muertes, sacrilegios y otras injusticias semejantes, ya sea padre, madre, hermano o cualquiera otro; y llamo impío no perseguirles.
Dios mismo, el Dios de nuestros mayores, nos ha empeñado una tácita promesa al darnos la fuerza sobrehumana para obrar este verdadero prodigio de los tiempos modernos, manteniendo purísimos, en medio de los embates desenfrenados de la revolución victoriosa, los elementos vivos y fecundos de nuestra raza, como el caudal de un río cristalino que corriera apretado y compacto por en medio del Océano, sin que las olas del mar consiguieran amargar sus aguas. Nadie más combatido, nadie más calumniado, nadie blanco de mayores injusticias que los carlistas y yo.
A la par que a ellos, doy gracias, desde el fondo de mi alma, a los muchos hijos de la caballeresca Francia, que, con su conducta hacia mí y los míos, protestaron siempre de las injusticias de que era víctima, entre ellos, el nieto de Enrique IV y Luis XIV, constándome que los actos hostiles de los Gobiernos revolucionarios franceses, son inspirados con frecuencia por los mayores enemigos de nuestra raza.