inicuo


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con inicuo: inocuo

inicuo, a

(Del lat. iniquus, injusto.)
1. adj. Que es cruel o perverso es un ser inicuo capaz de las mayores atrocidades. infame, vil
2. Que no es justo o equitativo su acción fue abominable e inicua con los desposeídos. injusto

inicuo, -cua

 
adj. Contrario a la equidad.
Injusto, malvado.
Sinónimos

inicuo

, inicua
Traducciones

inicuo

inich

inicuo

ungerecht

inicuo

maljusta

inicuo

inique

inicuo

iniquo

inicuo

iniquo

inicuo

(frm) ADJwicked, iniquitous (frm)
Ejemplos ?
Benigna tuvo siempre una salud delicada; le causó una dolorosísima impresión verse tratada de tan inicuo modo, y cayó gravemente enferma.
Del episodio del 23 de octubre de 1811 arrancaban con encendido orgullo todos los veteranos de la “Revolución” para justificar nuestros derechos imprescriptibles de libre disposición, y es así que debe recurrirse a su recuerdo, para penetrar en el sentido de estas palabras dichas por Artigas al Gobierno de Paraguay en oficio de 12 de setiembre de 1812 motivado por sus diferencias con Sarratea: “Yo no puedo abstenerme de aquel reconocimiento, pero propuesto a la cabeza de mis conciudadanos por la expresión suprema de su voluntad general, creí un deber mío transmitirle la orden sin usar la arbitrariedad inicuo de exigirles su obedecimiento” – y más adelante del mismo texto...
Tales exacciones eran un robo inicuo, pues no estaban autorizadas por las leyes; pero semejante escrúpulo no podía herir muy hondamente unas conciencias encallecidas en el ejercicio de la injusticia”.
Dos días con sus noches pasara el irritado cacique meditando el plan que fuera más acertado para llevar a cabo su designio, hasta que, sabiendo que la colonia estaba falta de víveres, pues que no se les ocultaba que Sebastián Hurtado, y el capitán Rodríguez Mosquera con cincuenta de los suyos se habían ausentado en comisión de buscarlos, adoptó el partido de generoso disimulado, y en su cabeza quedó ya fijado tan inicuo plan.
En realidad estamos ya en un estado de pre-guerra; no de otro modo puede considerarse el retiro de los embajadores francés e inglés de Berlín, ni las protestas que el Quai d'Orsay y Downing Street enviaron al Gobierno alemán con motivo del inicuo crimen internacional checoeslovaco.
Y cuando en abrazo inicuo ahogó traidor y alevoso a los príncipes incautos, que en él buscaron apoyo, y del regio Manzanares en el coronado emporio, en exterminio el halago, la oliva tornó en abrojos, hospitalidad, caricias, bendiciones y tesoros, pagando con hierro, muerte, incendios, estupros, robos, se derramaron sus huestes a asegurar el despojo, a encadenar toda España, juzgando vencido todo.
El subterfugio inicuo le quitaba a traición la posesión real de esa tierra fecundada por sus rebaños, regada, cada día, con su propio sudor y el de sus hijos, y le indignaba ver que todavía se le pretendía exigir agradecimiento por haberle facilitado la ocupación de ese campo durante tantos años, a precio tan reducido; como si fuera servicio el dejarle creer a uno que el niño que cría es suyo, y arrancárselo, una vez que el cariño, con que nos domina lo que nos ha costado penas y trabajo, se ha vuelto incurable.
Pero nosotros, ni podemos aprobar a Apolo cuando vitupera a Cristo, ni a Hecate cuando le alaba, pues el uno quiere que tengamos a Cristo por inicuo y pecador, pues que dice que le condenaron a muerte jueces rectos; y la otra, que le tengamos por hombre piadosísimo, pero por hombre solamente.
Y como si estuviera ya desprendido de sí mismo, vio a lo lejos de un país un bungalow totalmente interceptado de todo auxilio humano, donde dos criaturas, sin leche y solas, quedaban abandonadas de Dios y de los hombres, en el más inicuo y horrendo de los desamparos.
Pero tengo la certeza absoluta de que, tarde o temprano, más bien temprano que tarde, el inicuo proceso político a que he sido sometido será juzgado como merece y sus inspiradores y perpetradores recibirán el nombre que les corresponde.
Mas que en villas de rollo y en ciudades miren con tal desdén los municipios a los maestros, que a pagar se nieguen los pocos reales de su haber mezquino; que impasibles toleren los gobiernos que ya ascienda a millones lo debido; que anden ya los maestros señalados de miseria ridícula por tipos, y al lápiz, a la pluma y en la escena se les ponga ante el público en ridículo, entre buenos cristianos se me antoja sandia conducta y proceder inicuo.
La colonia continuó viviendo en la república; y nuestra América se está salvando de sus grandes yerros–de la soberbia de las ciudades capitales, del triunfo ciego de los campesinos desdeñados, de la importación excesiva de las ideas y fórmulas ajenas, del desdén inicuo e impolítico de la raza aborigen, –por la virtud superior, abonada con sangre necesaria, de la república que lucha contra la colonia.