ingrato

(redireccionado de ingrata)
También se encuentra en: Sinónimos.

ingrato, a

1. adj. Que olvida o desprecia los beneficios recibidos ha sido muy ingrato con su amigo. desagradecido
2. Que es desagradable o áspero qué día tan ingrato, no para de llover. desabrido
3. Que no compensa el esfuerzo tiene un trabajo muy ingrato. insatisfactorio

ingrato, -ta

 
adj. Desagradecido.
Desabrido, desagradable.
Díc. de lo que no corresponde al trabajo que cuesta.

ingrato, -ta

(in'gɾato, -ta)
abreviación
1. persona que olvida o no reconoce un favor o beneficio recibido un amigo ingrato
2. cosa que es desagradable clima ingrato
3. satisfactorio que satisface poco en relación con el esfuerzo que requiere una oficio ingrato
Sinónimos

ingrato

, ingrata
adjetivo
1 desagradecido*, olvidadizo, desconocido. fiel.
Desconocido tiene significado de ingrato en los clásicos.
ingrato
2 desagradable, áspero, desabrido, desapacible.
Se dice de aquellos trabajos cuyo resultado no resulta proporcional al esfuerzo requerido.
Traducciones

ingrato

ingrat

ingrato

ingrato

ingrato

忘恩負義

ingrato

恩知らず

ingrato

배은망덕한

ingrato

/a
A. ADJ [persona] → ungrateful; [tarea] → thankless, unrewarding; [sabor] → unpleasant, disagreeable
¡ingrato!you're so ungrateful!
B. SM/Fungrateful person
¡eres un ingrato!you're so ungrateful!
Ejemplos ?
¿No me fuera mejor, di, ninfa ingrata, mis obsequios rendir a Galatea, o admitir los halagos de Tirrena, aunque rosada tú, y ella morena?
COYOLXAUHQUI se trepó a lo más alto de aquel monte y pronto sus hermanos se le reunieron para planificar su venganza. COYOLXAUHQUI no medía sus palabras ni su conducta ingrata: -¡Matémosla!
Ella maneja una rama cotidiana del lenguaje, la lengua; utiliza la flexibilidad de la emoción creadora, inyecta potencia dinámica al alumno para capacitarse en su expresión y usa lo más humano: el arte y la afectividad: la ciencia y la intelectividad; el bien y la solidaridad. Ya sabemos que nuestra labor es ardua, áspera y en ocasiones, lo más frecuente, ingrata, pero no por ello vamos a desfallecer.
Sólo la ha visto un instante, y ése, cubierto el semblante, mas le hizo impresión ingrata: de modificarla trata, sintiendo que es sin razón pro pura imaginación figurarse mal de quien recibimos sólo bien, favor y satisfacción.
Momentos antes había llegado la ingrata noticia del hundimiento del Crucero General Belgrano, circunstancia que sólo es mencionada por la probable repercusión que ha tenido respecto de la propuesta peruana.
Con el favor y el desdén tenéis condición igual, quejándoos, si os tratan mal, burlándoos, si os quieren bien. Opinión, ninguna gana, pues la que más se recata, si no os admite, es ingrata, y si os admite, es liviana.
Siempre tan necios andáis que, con desigual nivel, a una culpáis por cruel y a otra por fácil culpáis. ¿Pues como ha de estar templada la que vuestro amor pretende?, ¿si la que es ingrata ofende, y la que es fácil enfada?
Estése el cortesano procurando a su gusto la blanda cama y el mejor sustento; bese la ingrata mano del poderoso injusto, formando torres de esperanza al viento; viva y muera sediento por el honroso oficio, y goce yo del suelo, al aire, al sol y al hielo, ocupado en mi rústico ejercicio; que más vale pobreza en paz que en guerra mísera riqueza.
Siempre, Don Juan, habéis sido desconfiado en amar. JUAN. Esto tengo de discreto: y a Dios, ingrata, pluguiera que otra causa no tuviera un tan desdichado efeto. GARCIA .
-Pos mira tú, Soledá, platicando en plata -exclamó la señá Gertrudis con acento decidido-, yo te voy a dicir una cosa: tu marío te quiere a ti más que a naide, pa tu marío eres tú la consagrá, y tú, por mo de tu marío, jace quince días que no comes más que escarola, y no bebes más que sanguinaria y palo e madroño, y sa menester que tú sepas que tú tiées un genio mu súpito y que con los hombres las mujeres no poemos tener tanto porvorín en la vena, y sobre to, que yo he platicao con tu marío esta mañana, y tu marío me ha dicho a mí que tú eres una ingrata, que tú estás dequivocá, que el mantón que lleva la Bigotona es uno blanco que ella tenía, y que si él se llevó el tuyo fue pa jacerte un favor, y que lo que tú eres es una desagraecía de cuerpo entero.
En la estancia se sabía que la ingrata lo engañaba, pero a él naide le contaba la disgracia en que vivía; por eso la Polecía no hizo caso mayormente, pues dijeron: "La inocente se jue con su gavilán..., y en cambio, los dos están descansando eternamente." -¡Ahijuna!-gritó un paisano-, si es así lo que habla el viejo, ¡ése era un macho, canejo!
Tarea ingrata, pero cuan noble la de recordar el espíritu y la letra del Pacto a aquéllos que deben plegarse a las necesidades cotidianas de una política de contemporización y de prudencia.