infidelidad

(redireccionado de infidelidades)
También se encuentra en: Sinónimos.

infidelidad

(Del lat. infidelitas, -atis.)
1. s. f. Falta de fidelidad, en especial dentro del matrimonio infidelidad conyugal. infidencia fidelidad
2. Acto propio de un infiel o del que no tiene fe la infidelidad de los paganos. infidencia

infidelidad

 
f. Falta de fidelidad.
Falta de exactitud.
Carencia de la fe católica.

infidelidad

(infiðeli'ðað)
sustantivo femenino
falta de firmeza y constancia en los afectos y obligaciones infidelidad conyugal
Traducciones

infidelidad

Untreue

infidelidad

infidelidade

infidelidad

infedeltà

infidelidad

απιστία

infidelidad

Изневяра

infidelidad

不忠

infidelidad

不忠

infidelidad

utroskab

infidelidad

בגידה

infidelidad

otrohet

infidelidad

SF
1. (en pareja) → infidelity, unfaithfulness
infidelidad conyugalmarital infidelity
2. (Rel) → unbelief, lack of faith
3. (anticuado) (= conjunto de infieles) → unbelievers pl, infidels pl
Ejemplos ?
Todos amamos nuestras aficiones, y, sin embargo, cometemos infidelidades; tenemos nuestras horas de inconstancia, y volvemos luego a abrazarlas con mayor cariño.
A la mañana siguiente aparecí como de ordinario al despertar de D’Aucourt, sin que nos reprochásemos ninguna de nuestras pequeñas infidelidades de la víspera.
El Rubio se había vuelto el gran conquistador de corazones, en las chacras y quintas del pueblito y, a pesar de los celos que entre sus víctimas despertaba su conducta, de los odios y rencores que sus infidelidades entre ellas suscitaban, se daba maña el hombre para conseguir, hasta de las más resentidas, sonantes auxilios que le servían para aumentar el número de sus esclavas, mofándose de las amenazas de padres y maridos engañados.
¿Representante del pueblo, el que deshonra el pueblo? Ni tratará de virtudes el que es acusado de crímenes e infidelidades. Pueblos, meditad bien los que elegís, y que sean tales que no necesiten de la inviolabilidad.
Si alguien revela tan supremo esfuerzo, yo me declaro su admirador, y digo que no necesita mis consejos; mas tú que no aciertas a separarte del ídolo amado, tú que quieres ser libre y no puedes, habrás de recibir mis lecciones. Ten presentes a todas horas las infidelidades de tu aviesa amiga, y no borres de tu memoria las pérdidas que te ocasiona.
No se había dado cuenta de que estaba tan calvo, sus brazos tan delgados, ya era poca la diferencia con un muerto, cómo se le había ido la vida, su esposa estaba en el cuarto vecino, ella estaba inconsciente desde hace dos semanas, la sostenían con la esperanza de que él muriera antes, el que aguantara mas se quedaba con el dinero para sus parientes, se le quedó viendo, sus mejores años fueron los primeros y los últimos, ella le había aguantado todas sus infidelidades, al final era como un niño, su amor había crecido cuando se daban cuenta que se habían querido, y que sólo quedaban ellos, para cuidarse, para llegar hasta el final.
Magdalena amaba el mundo, y desde entonces nada dejó de sacrificar a este amor; ni la fiereza que da el nacimiento, ni el pudor que es el mejor adorno del sexo, nada perdonó en este sacrificio: ni pudieron contenerla en sus excesos ni las burlas de los mundanos, ni las infidelidades de sus amantes insensatos...
Juzgad cómo debía pagarse esto. Fue en el curso de esas infidelidades pasajeras donde encontré al nuevo partidario de la mierda del que voy a hablaros.
El lugar del reencuentro era siempre la trastienda de un plomero, cierto cromo de Cacaseno con cara de luna, crecido en años, vientre y cuernos, porque sabíase que toleraba con paciencia franciscana las infidelidades de su esposa.
Piense si siempre ha sido fiel a sus deberes.» Y mientras enumeraba sus desdichas, que, en el fondo, no le importaban un comino, y llamaba infidelidades a lo que fueron imprudentes coqueterías, todo con voz y ademanes que recordaban sus abonos en el Español y la Comedia, Luis iba fijándose en su mujer.
Una tarde de 1840 ó 1841 en que Thorne, de bracero con una buena moza que lo consolaba probablemente de las ya rancias infidelidades de doña Manuela, paseaba por uno de los callejones de la hacienda, se echaron sobre él tres enmascarados y le dieron muerte a puñaladas.
Hubiera podido poner el colmo al entusiasmo de la Corina genovesa; pero temia sus infidelidades políticas, y su intemperancia de celebridad.