Ejemplos ?
Este pues Sol que a olvido le condena, cenizas hizo las que su memoria negras plumas vistió, que infelizmente sordo engendran gusano, cuyo diente, 740 minador antes lento de su gloria, inmortal arador fue de su pena, y en la sombra no más de la azucena, que del clavel procura acompañada imitar en la bella labradora 745 el templado color de la que adora, víbora pisa tal el pensamiento, que el alma, por los ojos desatada, señas diera de su arrebatamiento, si de zampoñas ciento 750 y de otros, aunque bárbaros, sonoros instrumentos, no en dos festivos coros vírgenes bellas, jóvenes lucidos, llegaran conducidos.
¿Es posible que había de fundar, dilatar y conservar el Imperio romano este hombre, el más abatido e infame, que cualquier romano a quien no agradaran ciertamente semejantes torpezas? ¿Y había de dar la felicidad el que tan infelizmente se hacía venerar y si así no le reverenciaban, se enojaba en extremo?
Y para el trabajar, también la luna, a días, es feliz en su carrera: huye su quinta luz, en quien a una Tesífone nacieron y Meguera, y el Orco verdinegro y la Laguna: y en tal día la tierra lanzó afuera con parto abominable a Tifoeo, a Jápeto, Porfirio, Reto y Ceo. En tal día produjo infelizmente a todos los hermanos conjurados de dar asalto al cielo osadamente.
La duda que la nueva Academia pone en todo es contraria a la certidumbre y constancia de la fe cristiana Respecto a la diferencia que cita Varrón, alegando el dictamen de los nuevos académicos, que todo lo tienen por incierto, la Ciudad de Dios totalmente abomina semejante duda, reputándola como un disparate o desvarío, teniendo de las cosas que comprende con el entendimiento y la recta razón cierta ciencia, aunque muy escasa por causa del cuerpo corruptible, que agrava al alma (porque como dice el Apóstol «en parte sabemos») y en la evidencia de cualquiera materia cree a los sentidos, de los cuales usa el alma por medio del cuerno, porque más infelizmente se engaña quien cree que jamás se les debe dar asenso.
Acaba The Manufacturer diciendo "que nuestra falta de fuerza viril y de respeto propio está demostrada por la apatía con que nos hemos sometido durante tanto tiempo a la opresión española", y "nuestras mismas tentativas de rebelión han sido tan infelizmente ineficaces, que apenas se levantan un poco de la dignidad de una farsa.
NTRODUCCION De cara a la realidad y al analizar los acontecimientos que caracterizaron el siglo pasado, encontramos a la humanidad sumida en una profunda crisis, luego de haber atravesado por diferentes etapas que, en su momento arrojaron algunas luces de esperanza que, infelizmente, al declinar sus fugaces destellos, resulta nuevamente el mundo inmerso en la desorientación y el desasosiego.
Díjose aquello, en tono sobrado serio, por un hombre de aspecto tranquilo y reposado, de fisonomía casi clerical, infelizmente iluminada por unos ojos de color gris claro, ojos cuya mirada dice: «Quiero», o «Es necesario», o «Nunca perdono.» -Si usted, G..., con lo nervioso que es, y ustedes, K...
CORO 2: "Tan infelizmente muere, que aun no merecen sus ansias que otro logre por trofeos el fruto de sus desgracias." ARIADNA: ¡Qué altivo sentir!
están á mi mando han sufrido hoy en la Pampa de Vilcapugio un contraste: la ala dra del Exto cantaba la victoria, quando infelizmente fue malamente herido el Coronel Dn.
quienes se ha sostenido y sostiene continúa guerra, sin embargo, la misma grandeza del imperio ha producido otra especie peor de guerras, y de peor condición, es a saber, las sociales y civiles, con las cuales se destruyen más infelizmente los hombres, ya sean cuando traen guerra por conseguir la paz, ya sea porque temen que vuelva a encenderse.
En el sistema fatalista de Diderot no hay sitio para la virtud o el vicio, sino para el hecho de haber sido «feliz o infelizmente nacido».
Uno de los ejemplares más antiguos que llegó a los días de hoy de ese género urbano de residencia es la Casa Ferreira de Azevedo, infelizmente en estado ruinoso, preservada por el Municipio pero abandonada por los propietários.