infeliz

(redireccionado de infelices)
También se encuentra en: Sinónimos.

infeliz

(Del lat. infelix.)
1. adj./ s. m. y f. Que no siente felicidad es muy infeliz porque está lejos de los suyos. desdichado, desgraciado
2. Que causa infelicidad, adversidades o desgracias todo empezó el infeliz día en que se me ocurrió comprar aquella ruina de casa. aciago
3. Que se comporta con demasiada ingenuidad y sin malicia el muy infeliz va y te lo cuenta. inocente
4. Se refiere a la persona de poco carácter o poca ambición es un infeliz, siempre será un don nadie. apocado
NOTA: En plural: infelices

infeliz

 
adj.-com. Desgraciado.
fam.Bondadoso, apocado.

infeliz

(infe'liθ)
abreviación
1. afortunado que no es feliz un hombre infeliz
2. que implica o denota infelicidad una vida infeliz
3. persona que inocente, bondadosa y apocada Pobre infeliz, lo engañan en sus narices.
Sinónimos
Traducciones

infeliz

malheureux

infeliz

nešťastný

infeliz

ulykkelig

infeliz

onneton

infeliz

nesretan

infeliz

不幸な

infeliz

슬픈

infeliz

ongelukkig

infeliz

ulykkelig

infeliz

infeliz

infeliz

olycklig

infeliz

เศร้า

infeliz

mutsuz

infeliz

buồn rầu

infeliz

אומלל

infeliz

A. ADJ
1. (= desgraciado) [persona] → unhappy; [vida] → unhappy, wretched; [tentativa] → unsuccessful
2. (= bonachón) → kindhearted, good-natured (pey) → gullible
B. SMF
1. (= desgraciado) → poor unfortunate, poor wretch
vi cómo golpeaban a un infelizI saw them hitting some poor unfortunate o wretch
2. (= bonachón) → kindhearted person, good-natured person (pey) → gullible fool

infeliz

a. unhappy.

infeliz

adj unhappy
Ejemplos ?
Respetar al Gobierno, amar su patria, venerar la ley. No envidiar a los ricos, ni despreciar a los pobres; consolar y favorecer a los infelices.
Tienes derecho a ser feliz. Sólo se es feliz cuando se es libre y se siente libre, pero no tanto que esa libertad haga infelices a los demás.
¡Y cuando ya voy de vuelta, deseando abrazarlos y pagar las deudas que para comer hayan hecho aquellos infelices, ¿cómo he de perder ese dinero, que es para mí un tesoro?
El procurador traía también la relación de los suyos y me habló un lenguaje tan cruel, de parte del abogado, mezclando las palabras desconfianza..., insolvencia..., ejecución, y yo no sé qué otras, que me cegué y no vi, tiré de la gaveta y le entregué todo lo que me pedía; es decir, todo lo que me quedaba, lo que me habían dado por la gargantilla de perlas, mi último dinero, mi último pedazo de pan... Por consiguiente, desde anteanoche es Angustias tan pobre como las infelices que piden de puerta en puerta...
La desolación de la campaña, la triste humillación de todos nosotros, la usurpación de nuestros bienes y una esclavitud forzosa son los auspicios que nos presenta Portugal; de modo que si hasta aquí éramos infelices, en lo sucesivo es mucho más triste la situación que nos espera y seguramente seremos mucho más abatidos todos los que nos hemos esforzado a cimentar nuestra libertad civil.
Por la villa alborotada tu nombre va repitiendo. ISABEL. ¡Eterno Dios! ¡Qué infelices nacimos! ¿Cuándo ha llegado? ¿Cómo es que me lo han callado?
La calamidad es ocasión de la virtud: y con razón dirá cada uno que son infelices los que viven entorpecidos en sobra de felicidad, donde como en lento mar los detiene una sosegada calma: todo lo que a éstos les sucediere les causará novedad, porque las cosas adversas atormentan más a los faltos de experiencia.
(EXCLAMACIONES DE: “¡No!”) Aquí el que más reparto de tierra hasta ahora ha hecho es Batista, porque repartió muchos miles de varas cuadradas para enterrar a los infelices que asesinó.
Entre este mezquino ajuar, que ni la amuebla ni adorna, tan fieros como infelices mis dos españoles moran: no causa su mal, ni el vicio que nos aisla y desdora, ni el crimen que nos infama, nos envilece y agobia.
En tal forma esas infelices gentes, que tanto han contribuído al considerable progreso material e intelectual del Estado alemán, y del mundo, han pasado, de la condición de indeseables a la de miserables parias, sin patria, sin paz y sin pan.
Sin embargo, los arquitectos por sí mismos se han encargado de hacer la justicia en este caso y no les cobran a los infelices lo que les cobran a los grandes (APLAUSOS).
Pero la consecuencia de la campaña que se hizo contra Cuba fue la necesidad de movilizar al pueblo, de decirle al pueblo todos los crímenes que cometieron, de publicar todos los cadáveres de tantos cientos y de tantos miles de infelices torturados y asesinados, y el exacerbamiento de las pasiones.