infamia


También se encuentra en: Sinónimos.

infamia

(Del lat. infamia.)
1. s. f. Acción infame y ruin cometida contra una persona estaba enojado por las infamias y acusaciones de que fue objeto. afrenta, abyección
2. Situación del que ha perdido la reputación y el honor sin esperarlo cayó en infamia. descrédito, deshonor

infamia

 
f. Descrédito, deshonra.
Maldad, vileza en cualquier línea.
der. Pérdida o lesión en el honor, que constituía una causa modificativa de la capacidad civil.

infamia

(im'famja)
sustantivo femenino
cualidad de la persona o cosa que es muy malvada o mala Pasó a la historia por la infamia de sus acciones.
Sinónimos

infamia

sustantivo femenino
1 ignominia, vileza, indignidad, canallada. dignidad, decencia.
«La infamia y la ignominia son el efecto de la afrenta pública con que queda difamado el que la recibe. La distinción que me parece que se halla entre estas dos voces es que la infamia es la tacha misma que envilece; la ignominia es la humillación vergonzosa que padece el que recibe la afrenta.»
José López de la Huerta
Traducciones

infamia

infâmia

infamia

infamy

infamia

infamia

infamia

קלון

infamia

SF
1. (= calumnia) → calumny, slur
2. (= deshonra) → disgrace, ignominy
sufrió la infamia de ser declarado culpablehe suffered the disgrace o ignominy of being found guilty
3. (= canallada) → despicable act
engañar a un amigo es una infamiait's despicable to deceive a friend
recalentar el café es una infamia (hum) → reheating coffee is a crime
4. (= carácter infame) → infamy
la infamia de sus actosthe infamy of his acts
Ejemplos ?
ISABEL. Me engañaron: tu muerte supusieron Y tu infidelidad. MARSILLA. ¡Horrible infamia! ISABEL. Yo la muerte creí. MARSILLA .
Lícito es temer al enemigo para no despreciarle; mas temerle para sólo temerle, es infamia que aun en la cobardía de las mujeres halla honra que se le resiste.
Que parte de esa infamia, se tiene acordada la de vender tal deuda á los Estados Unidos, lo cual equivale á vender el país á la nación vecina; que no merecemos el nombre de ciudadanos mexicanos, ni siquiera el de hombres los que sigamos consistiendo el que estén al frente de la administración los que así roban nuestro porvenir y nos venden en el extranjero; que el mismo Lerdo de Tejada destruyó toda esperanza de buscar el remedio á tantos males en la paz, creando facultades extraoridinarias y suspensión de garantías para hacer de las elecciones una farsa criminal.
¡Cómo es la gente de malvada tú!, ¡Tan virtuosos y decir eso...! ¡Oh! ¡Qué infamia! ¡No lo creo! ¡No lo creo! - Y estaba sirviéndole la merienda en su recámara, cuando de pronto me dijo: "Facunda, te voy a decir algo...
Ella a su vez me interrumpe: —¡Tú vienes a exigirme que abandone a un pobre ser enfermo, y eso jamás, jamás, jamás! Sería en mí una infamia.
Vosotros, los que miráis indiferentes las lágrimas vertidas por vuestra culpa sin procurar enjugarlas; los que no tenéis escrúpulo de levantar vuestra casa sobre. las ruinas de aquella que destruyó vuestra infamia; los que hacéis la caridad no la que en Dios nos hermana —esa.
El Congreso fijará por una ley especial la pena de este delito; pero ella no pasará de la persona del delincuente, ni la infamia del reo se transmitirá a sus parientes de cualquier grado.
Movioles asimismo a no darle parte el ser MarcoAntonio temerario y ambicioso, amigo de novedades, asistido de malas y bajas costumbres, deshonesto con publicidad, bebedor con infamia de su juicio, compañero de rufianes y alcagüetes y bufones, protector de facinorosos y delincuentes, y todo su espíritu una población de distraimientos y escándalos.
En ella halla espadas la ira, máscaras el enojo, caras la traición, novedades el embeleco, disfraces la asechanza, joyas el soborno, galas y rebozos la ambición, la maldad puestos, y la infamia caudal.
eñor Vicepresidente, Señor Presidente de la Cámara de Representantes, miembros del Senado, y de la Casa de Representantes: Ayer, Diciembre 7, 1941 — una fecha que permanecerá en la infamia — los Estados Unidos de América, fueron súbitamente y deliberadamente atacados por fuerzas navales y aéreas del Imperio de Japón.
Roma, cuyos excesos colosales de grandeza e infamia, de heroísmo y vileza, de orgullo y de cinismo, su gloria y su baldón hacen iguales, prostituyó en las fiestas lupercales la honra de sus matronas, con el mismo desdén bufón y abyecto servilismo con que adoró sus monstruos imperiales.
Extendida el acta revolucionaria, firmó con el mayor cinismo— Xoí)e de Aguirre el Traidor.— Un historiador añade que dijo Aguirre que firmaba con este mote de infamia, porque, después de asesinado el gobernador Urzua, habían de pasar siempre por traidores, que el cuervo no podía ya ser más negro que sus alas, y que en vez de justificaciones y penosos descubrimientos, lo que debían hacer era apoderarse del Perú, el mejor Dorado del mundo, que el cielo lo hizo Dios para quien lo merezca, y la tierra para quien la gane.