inequívoco

(redireccionado de inequívocas)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con inequívocas: equivoco

inequívoco, a

adj. Que no admite duda o equivocación aquella fue una inequívoca muestra de desdén e indiferencia. equívoco

inequívoco, -ca

 
adj. Que no admite duda o equivocación.

inequívoco

(ine'kiβoko, -ka)
abreviación
que admite sólo una interpretación o explicación Descubrieron una prueba inequívoca de su culpabilidad.
Sinónimos
Traducciones

inequívoco

sans équivoque

inequívoco

inequívoca

inequívoco

لا لبس فيه

inequívoco

jednoznačné

inequívoco

entydig

inequívoco

ADJ (= sin ambigüedad) → unequivocal, unambiguous; (= inconfundible) → unmistakable
Ejemplos ?
Se entenderá que la autorización cumple con estos requisitos cuando se manifieste (i) por escrito, (ii) de forma oral o (iii) mediante conductas inequívocas del Titular que permitan concluir de forma razonable que otorgó la autorización.
Y excitándose, a medida que hablaba, con la repugnancia que inspiraba a su compañera, tanto es verdad, señores, que el asco que nos proporcionáis se convierte en un aguijón para vuestro goce, el libertino se extasía y deja en la boca de aquella pobre muchacha pruebas inequívocas de su virilidad.
En todo tiempo dieron pruebas inequívocas de su firme adhesión a las enseñanzas de la Iglesia, respetando lealmente la jerarquía de los valores sin reticencias ni subterfugios.
La política penitenciaria contemplará las formas de reinserción de aquellos que abandonen la organización terrorista y muestren actitudes inequívocas de arrepentimiento y voluntad de resocialización tal y como establece nuestra Constitución.
Nuestro hombre llegó y, después de algunos besos preliminares al objeto de su culto, cuyo retraso yo no podía aguantar a causa de los cólicos que empezaban a atormentarme, me dejó libre de obrar; los efectos salieron, yo tenía agarrada su verga, se extasió, lo tragó todo, me pidió más; le proporcioné una segunda andanada, seguida pronto de una tercera, y la anchoa libertina dejó por fin en mis dedos pruebas inequívocas de la sensación que había gozado.
Un caso curioso que llama la atención en los habitantes del Distrito Aurífero, es la creencia infundada de que, las señales inequívocas de la existencia del oro, o de las minas, se delata en las llamadas "ardiciones".
Tan pronto como enmudecía, durante estas vacaciones, el ruido ensordecedor del parlamento y su cuerpo se disolvía en la nación, nadie podía dejar de ver que sólo faltaba una cosa para consumar la verdadera faz de esta república: hacer permanentes las vacaciones parlamentarias y sustituir su lema de Liberté, égalité, fraternité, por estas palabras inequívocas: ¡Infantería, caballería, artillería!
Cada vez que los centinelas entraban de servicio, sus débiles cuerpos apenas podían soportar el peso de la armadura; el ejército insistió en que debían rendirse o comprar su rescate en los mejores términos que pudiesen, pues los galos estaban dando inequívocas señales de que les podía inducir a abandonar el sitio por una cuantía moderada.
Observando que es vital prever, prevenir y atacar en su fuente las causas de reducción o pérdida de la diversidad biológica, Observando también que cuando exista una amenaza de reducción o pérdida sustancial de la diversidad biológica no debe alegarse la falta de pruebas científicas inequívocas соню razón para aplazar las medidas encaminadas a evitar o reducir al mínimo esa amenaza...
Dejaré que estos diestros conocedores crean lo que quieran a este respecto; pero, por contrariar el designio de desacreditar a los profesores del Colegio de Santiago, debo declarar: que después de aquella entrevista no he vuelto a saludar a ninguno de ellos y que, por consiguiente, no tuve ocasión de examinar sus aptitudes científicas, no soy capaz de juzgarlos; no puede, por esto, darse a aquéllas palabras de mi carta, un sentido que contradiga sus talentos y saber, de que ya tienen dadas pruebas inequívocas.
Dicho todo, salimos, pasamos a una habitación contigua donde La Fleur, después de descoser el saco, me devolvió mis ropas, me dio dos luises, algunas pruebas inequívocas de una manera de conducirse en el placer muy diferente de la de su amo, y volví a casa de la Guérin, a quien reproché con violencia por no haberme prevenido, y que para reconciliarse conmigo me hizo prestar dos días más tarde el servicio siguiente, sobre el que me advirtió todavía menos.
Roto el vestido, sin sombrero, que había perdido en el camino, con el semblante encendido, los ojos brillantes y las facciones descompuestas, y el aya con señales inequívocas de numerosos mordiscos y arañazos.