indulgencia plenaria

Traducciones

indulgencia plenaria

indulgenza plenaria
Ejemplos ?
Ojos negros y chispeantes, tez morena, abundantes cabellos de ébano, boquita de indulgencia plenaria, talle esbelto y pie primoroso, era el conjunto que a los quince debía formar el tipo de la ardiente y voluptuosa criolla.
Es verdad, sé el destino casto de aquella pobre pálida, cuyo rostro, como una indulgencia plenaria, miré ayer tras un vidrio lloroso; me ha inundado en recuerdos pueriles la presencia de Ana, que al tutearme decía el "tú" de antaño como una obra maestra, y que hoy me habló con ceremonia forzada; he visto a Catalina exangüe, al exhibir su maternal fortuna cuando en un cochecillo de blondas y de raso lleva el fruto cruel y suave del idilio por los enarenados senderos...
Cuando Zoroastro, Hérmes, Orfeo, Mínos y todos los hombres grandes de la tierra dicen: Adoremos á Dios y seamos justos; nadie se rie; pero toda la tierra chifla al que pretende que no se puede agradar a Dios, sino teniendo al tiempo de morir una cola de vaca, ó al que quiere que nos cortemos un pedazo del prepucio, al que consagra los cocodrilos y las cebollas, y al que quiere que la eterna salvacion dependa de un hueso de un muerto que llevemos debajo dela camisa, ó de una indulgencia plenaria que se compra en Roma por dos sueldos y medio.
Concedemos la indulgencia de siete años y otras tantas cuarentenas por cada día a todos los que asistieren a la novena y oraren según nuestra intención, además de la indulgencia plenaria en un día de la novena, o en la fiesta de Pentecostés y aun dentro de la octava, siempre que confesados y comulgados oraren según nuestra intención.
La basílica es una de las iglesias que se deben de visitar en el peregrinaje de las siete iglesias de Roma para alcanzar la indulgencia plenaria en Año Santo.
Es una de las cuatro basílicas mayores y una de las iglesias que se deben de visitar en el peregrinaje de las siete iglesias de Roma para alcanzar la indulgencia plenaria en Año Santo.
El papa Clemente V despachó desde Aviñón una cruzada contra los dulcinistas, concediendo a quienes participaran en ella una indulgencia plenaria.
Dicho Jubileo fue decretado por un mandato especial del Papa Francisco, con la oportunidad de los fieles de ganar la indulgencia plenaria.
También aparece en Caravaca de la Cruz En los libros medievales de peregrinación indicaba el lugar donde se obtenía indulgencia plenaria, en tanto que la cruz latina se usaba para la indulgencia parcial.
El acontecimiento más importante de su época como lugar pedáneo ocurrió aproximadamente en el siglo XVI, cuando se le concedió el privilegio de tener un jubileo con indulgencia plenaria el Miércoles Santo de cada año.
Todos para recibir la indulgencia plenaria y la remisión de los pecados que se obtenían por parte de los cofrades también en el día de su muerte "confesando y comulgando y, -no pudiendo-, estando contritos e invocando con el corazón y con la boca el nombre de Jesús".
Nuevamente en 1400, Enrique III de Castilla confirmó el de la renta del peso y medida, por el cual autoriza a las religiosas a disponer de las únicas medidas oficiales de la villa, y todos los comerciantes de ella debían equiparar los suyos a los del monasterio; y finalmente en 1417, Benedicto XIII concedió a las religiosas el derecho de poder elegir en el artículo de muerte el confesor que quisieren, quien podía también absolverlas con indulgencia plenaria de todos los pecados con la única condición de que ayunasen los viernes de todo el año.