indignidad

(redireccionado de indignidades)
También se encuentra en: Sinónimos.

indignidad

1. s. f. Calidad de lo que es indigno la indignidad de la miseria absoluta. deshonor
2. Acción indigna o despreciable que se comete en perjuicio de alguien. canallada, ignonimia

indignidad

 
f. Calidad de indigno.
Cosa indigna.
Sinónimos

indignidad

Traducciones

indignidad

indignity

indignidad

indegnità

indignidad

indignité

indignidad

indignidade

indignidad

侮辱

indignidad

侮辱

indignidad

förödmjukelse

indignidad

SF
1. (= falta de mérito) → unworthiness
2. (= vileza) → unworthy act
sufrir la indignidad de hacer algoto suffer the indignity of doing sth
3. (= insulto) → indignity, insult
Ejemplos ?
Para comer había que trabajar al servicio de mentes cretinas y explotadoras; para gozar era necesario hacer sufrir a los demás; para triunfar nos veíamos obligados a pisotear a los que nos lo impedían... ...yo me aferraba a no cometer tales indignidades: estafa...
Hay hombres y cuéntanse a millones, que sólo os buscan y as quieren para satisfacer en vosotras su necia vanidad, para pasear sobre vuestra delicadeza su orgullo de cobardes y su decantada superioridad, para desquitarse en vosotras, tiernas sensitivas, de las indignidades y bajezas que ellos diariamente tienen para con los déspotas que los oprimen y tratan como bestias aprovechándose de su espíritu pusilánime.
La madrastra, que dominaba a su marido, más por su belleza que por sus virtudes, cediendo a un espontáneo impulso de libertinaje o a una fatalidad que la incitaba a las mas viles indignidades, puso sus deseos sobre su hijastro.
No formularé aquí un capitulo de culpas; no responderé á los insultos, á las calumnias y á las indignidades de que he sido blanco, con censuras acerbas y ni siquiera con acusaciones razonadas: veo en todo lo que pasa una gran desdicha, y mi corazón es demasiado noble para no respetar la desgracia de mi partido.
1015.- Las indignidades mencionadas en los artículos precedentes no podrán alegarse contra disposiciones testamentarias posteriores a los hechos que las producen, aún cuando se ofreciere probar que el difunto no tuvo conocimiento de esos hechos al tiempo de testar ni después.
porque sí con una sonrisa sospechosa, le hubieran aclamado entre tempestades de alaridos, como cuando evoca Ruiz Zorrilla las indignidades de la reacción.
Allí no hay blancos ni negros, y sí sólo buenos españoles; allí no hay holgazanes como en Madrid; allí no hay quien sea capaz de robar o estafar tanto así; allí nadie se emborracha ni hace indignidades por llenar la tripa; allí no se oye una blasfemia ni una obscenidad; allí no se despelleja al prójimo con la murmuración ni a los pobres con la usura; allí nadie falta a los preceptos de la Iglesia; allí se cumplen los mandamientos de la ley de Dios; allí los matrimonios viven como Dios manda; allí los siete pecados se fastidian, porque en cuanto asoman, les caen encima las siete virtudes; allí...
Para el segundo Klan, Simmons se inspiró en la proclama original que George Gordon escribió en 1867, especificando como los propósitos del Klan: Primero: proteger al débil, al inocente y al indefenso de las indignidades y ofensas de parte de los violentos y brutales proscritos de la ley; rescatar al oprimido y al lastimado; socorrer al que sufre y al desafortunado, especialmente a las viudas y huérfanos de los soldados confederados.
Después de estas indignidades, Guido intentó vengarse de Felipe por una alianza con Eduardo I de Inglaterra en 1297, a la que Felipe respondió declarando la anexión de Flandes al patrimonio real.
Los titulares fueron los siguientes: "¿Protege nuestra bandera a las mujeres?", "Indignidades practicadas por funcionarios españoles a bordo de barcos americanos" y "Una refinada mujer joven desnudada y registrada brutalmente por españoles bajo nuestra bandera en el Olivette".
Imitaré a los otros, a los astutos que lo han logrado, a los transfugas de la lucidez, saquearé sus secretos y hasta sus esperanzas, feliz de poder aferrarme con ellos a las indignidades que conducen a la vida.
En la serie de novelas de Dune obra de Frank Herbert, la Casa de Atreo continúa existiendo en el futuro lejano de la humanidad (aquí llamado Casa Atreides), y ellos también sufren indignidades, pero con el tiempo triunfan.