indeleble


También se encuentra en: Sinónimos.

indeleble

(Del lat. indelebilis.)
1. adj. Que no se puede borrar escribió el documento con tinta indeleble. imborrable
2. RELIGIÓN Se aplica al carácter que algunos sacramentos imprimen a quien los recibe.

indeleble

 
adj. Que no se puede borrar.
Sinónimos

indeleble

adjetivo
imborrable, inextinguible, inmutable, inalterable*, persistente, perdurable, permanente, duradero*, estable, sólido, firme, constante, durable. alterable, transitorio, variable, pasajero, mutable.
«En el sentido recto, lo indeleble es lo que no se borra; inextinguible, lo que no se apaga. El sentido figurado guarda una perfecta analogía con estas dos significaciones, porque lo indeleble pertenece al entendimiento, y lo inextinguible a la voluntad. Cuando la imagen de una mujer llega a ser indeleble en el corazón de un enamorado, su pasión puede llegar a ser inextinguible
José Joaquín de Mora
Traducciones

indeleble

indélébile

indeleble

onuitwisbaar

indeleble

indelével

indeleble

незаличими

indeleble

ADJindelible
Ejemplos ?
Sentimiento de debilidad y sacudimiento de sorpresa, que produjeron un cambio que alcanzó hasta las profundidades más íntimas del alma salvaje de los hombres, operando una transformación silenciosa e invisible, pero indeleble.
más que visible, invisible; más que inmutable, mudable... y más que endeble, indeleble. Peregrino caminaba sin fatiga por senderos cotidianos e imprevistos como nacido para buscar arduamente siempres donde sólo se han sembrado nuncas...
Caballero del Azor -dijo la infanta antes de que el rey hablase-, ¿por qué llevas un azor esmaltado en la rodela? -Alta señora -contestó Plácido-, porque le tengo también estampado en el hombro derecho, como indeleble marca.
Tratábase, evidentemente, de uno de esos dominadores del misterio cuya impresión queda indeleble en quien ha visto alguno, siquiera fuese al pasar.
Para que aquellas canas blanquearan sus sienes, para que las hondas arrugas de sufrimiento surcaran así su frente amarillenta de pensador, para que aquella indeleble expresión dolorosa le marcara así las facciones, debía él haber sufrido horriblemente, porque el vigor de su naturaleza se adivinaba en las líneas del cuerpo, moldeado por un vestido gris, de refinada elegancia y el perfil enérgico daba a pensar en un militar acostumbrado al mando y retirado del servicio.
3. El líquido indeleble seleccionado deberá garantizar plenamente su eficacia. Los envases que lo contengan deberán contar con elementos que identifiquen el producto.
Sus múltiples actividades creativas y fomentadoras de la riqueza nacional, en donde ha rendido, junto con los suyos, su fervoroso culto al trabajo y a la superación, constituyen el mejor testimonio de sus virtudes, en cuya entraña sublime y espiritual, permanece la indeleble lección de su ejemplo fructuoso; lección consagrada solamente al bienestar y progreso de su cuna natal y Provincia de El Oro.
El secretario de la casilla, auxiliado en todo tiempo por uno de los escrutadores, deberá anotar, con el sello que le haya sido entregado para tal efecto, la palabra "votó" en la lista nominal correspondiente y procederá a: a) Marcar la credencial para votar del elector que ha ejercido su derecho de voto; b) Impregnar con líquido indeleble el dedo pulgar derecho del elector, y c) Devolver al elector su credencial para votar.
El capitán era demasiado discreto y cortés para no poner término a aquella visita al aire libre, cuyo recuerdo sería en él indeleble y ocupación de todos los momentos de su existencia en adelante.
Hemos aprendido en el dolor de nuestra historia que sólo si hay orden entre los poderosos puede haber oportunidades de justicia para los débiles, con los que nos solidarizamos para fortalecernos. Indeleble es la huella que México ha plasmado en la historia de las naciones, porque siempre ha inspirado su conducta en estos valores y en el respeto.
Qué tan indeleble es el temor que ocasiona a los realistas para encogerse en el horror a las abstracciones y las especulaciones, que no puede dejar de sorprender y por lo que colocaré a continuación aquí algunos extractos de textos selecctos de Heinsius, quien no rinde nada a los indecisos realistas sobre este punto y me ahorra las acotaciones de ellos que serían innecesarias de citar.
Entonces, cuando el viejo a quien agobia el peso de la edad pinte a sus nietos aquel terrible mal de las viruelas, y en su frente arrugada, muestre impresos con señal indeleble los estragos de tan fiero contagio, dirán ellos: «Las virüelas, cuyo solo nombre con tanto horror pronuncias, ¿qué se han hecho?» Y le responderá con las mejillas inundadas en lágrimas de afecto: «Carlos el Bienhechor, aquella plaga desterró para siempre de sus pueblos».