indecente

(redireccionado de indecentes)
También se encuentra en: Sinónimos.

indecente

1. adj. Que se comporta con indecencia, sin seguir la moral establecida o las buenas costumbres lo echaron de la sala por hacer gestos indecentes y vulgares. indecoroso decente
2. Que está muy sucio y desordenado tenía la casa indecente. limpio
3. Que es vil o despreciable me parece indecente que todavía haya hambre en el mundo.

indecente

 
adj. No decente, indecoroso.

indecente

(inde'θente)
abreviación
que no tiene honestidad o decoro llevar un estilo de vida indecente
Sinónimos

indecente

adjetivo
1 indecoroso, impúdico, inmoral, grosero, insolente, escatológico, indigno, verde. decente, púdico.
Se aplican a las personas o a sus acciones, gestos, etc.
Traducciones

indecente

indecent, rude, dirty

indecente

indecente

indecente

unanständig

indecente

不雅

indecente

不雅

indecente

uanstændigt

indecente

מגונה

indecente

ADJ
1. [persona] (= falto de decencia) → indecent; (= obsceno) → obscene
algún empleadillo indecentesome wretched clerk
es una persona indecentehe's shameless
¡indecente!you brute!
2. (= asqueroso) → filthy
la calle está indecente de lodothe street is terribly muddy
un cuchitril indecentea filthy pigsty of a place
Ejemplos ?
La baratura extraordinaria de la novela francesa de tercer orden, por la que no se paga derechos de reproducción, generalmente traducida por un tinterillo iletrado que no tiene mas noción ni más conciencia que la del flaco salario que su triste labor le aporta, entrega al público una masa de libros indecentes, que forman una barrera insuperable a la producción del espíritu nacional.
No me vengan hipócritas devotos, :tratando de indecentes mis razones, :ellos dicen, testículos y escrotos, :y se asustan de huevos y cojones.
La empresa que a tu pluma reservada queda, oh caro Liseno, ¡ah, cuán difícil es de acabar, cuán ardua! Mas ya es tiempo de proscribir los vicios indecentes que manchan nuestra escena.
A sí propios se despedazaron en los templos, y bañados en su propia sangre y mortales heridas, imploraron el favor de sus mentidas deidades; si alguno tiene lugar de ver lo que hacen y lo que padecen, advertirá acciones tan indecentes e impropias de los honestos, tan indignas de los libertinos, tan desemejantes y contrarias a las de los cuerdos y sensatos, que no dudaría decir que están dementes y furiosos si fueran menos en número; pero ahora la numerosa multitud de fanáticos sirve para que los tengan por juiciosos.» Pues lo que insinúa que pasa en el mismo Capitolio, y lo que, sin miedo alguno, reprende severamente, ¿quién creerá que lo ejecutan, sino personas que escarnecen de ello o que están furiosas?
A estas indecentes operaciones llamaban férculos, o, como si dijéramos, platos en que los demonios celebraran una especie de convite, y usando de estos manjares, se apacentaban y complacían.
-¡Tío ladrón! -¡Tío tunante! -¡Hablen ustedes con más educación, so indecentes! ¡Los hombres no deben faltarse de esa manera! -dijo con mucha calma el polizonte, dando un puñetazo en el pecho a cada interlocutor.
Cual, con gestos horrendos, la cita detestaba; cual, con gritos tremendos, «¿es joven la hermanita?», preguntaba; pero ninguno, en tanto, del delito confesó ser autor, ni del escrito; bien que al fin a las plantas se arrojaron del grave superior y le rogaron que no se publicara tan infame papel, y deshonrara a la comunidad, con desatinos indecentes en frailes capuchinos.
Te llamó antes la atención lo mucho que aquí se canta de noche, y ahora caes en la cuenta de que las coplas que vas oyendo, cuando no pican de indecentes, pecan de bárbaras y chocarreras, y me preguntas en qué consiste esto.
Los que en las paredes de establecimientos públicos, como hoteles, casas de posada, cafés, casinos, balnearios, etc., etc., escribieren palabras o frases que ofendan a la moral, o dibujaren pinturas obscenas, si el acto no constituye delito; 35. Los que públicamente ofendieren el pudor, con acciones o dichos indecentes; 36.
-Tiene razón Pepe. -La tiene Agustín. -Sois unos indecentes. -Los indecentes sois vosotros. Entre Pepe y Agustín y sus respectivos parciales se armó tal barullo, y la irritación, los denuestos y las amenazas eran tales, que todo presagiaba una catástrofe, por más que Martina, mi madre, Prudencio y hasta yo mismo tratábamos de apaciguar a los contendientes.
¿No podrá acaso destruir todas las fealdades de los cuerpos humanos, no sólo las ordinarias, sino también las que fueren raras y monstruosas, que son propias de esta vida miserable, y muy ajenas de la futura bienaventuranza de los santos, de forma que cualesquiera que sean las superfluidades de la substancia corporal (en efecto, superfluidades, aunque naturales, pero indecentes y horribles), se quiten sin ningún menoscabo y disminución de la substancia?
"Truco nota que "Vida" se pone rígida y, sin dejar de acunarla, le canta en voz queda, versos indecentes: Los únicos que él sabe.