indómito

(redireccionado de indómitos)
También se encuentra en: Sinónimos.

indómito, a

(Del lat. indomitus.)
1. adj. Que no está o no puede ser domado o domesticado.
2. adj./ s. Que es difícil de someter o reprimir.

indómito, -ta

 
adj. No domado.
Que no se puede domar.
fig.Difícil de sujetar o reprimir.

indómito, -ta

(in'domito, -ta)
abreviación
1. animal que es difícil o imposible de domar un caballo indómito
2. persona, espíritu que es difícil de someter o controlar Sentía unos celos indómitos y violentos.
Sinónimos
Traducciones

indómito

indomito

indómito

indomptable

indómito

不屈不挠

indómito

不屈不撓

indómito

Indomitable

indómito

ADJ = indomable
Ejemplos ?
(Os ruego no me tachéis de apasionado porque CERVANTES me haya dedicado muchas de sus bellas páginas.) Si en la extremada pobreza, engendradora del hambre, la miseria y las desgracias, que al infeliz de contínuo acosan, un humilde hijo mío ha sabido elevar hasta mi sus cantos y armonizar sus acentos, al ofrecerme un tributo mucho más bello y precioso que mi carro reluciente é indómitos caballos; si en la hedionda mazmorra, funesto encierro para mi alma que á volar aspira, su bien cortada pluma supo verter raudales de deslumbradora poesía, mucho más agradables y ricas que las linfas del dorado Pactolo, ¿por qué le hemos de negar la superioridad y no darle la victoria cuál á ingenio el más grande que los mundos vieron?
El reino de Chile, poblado de 800.000 almas, está lidiando contra sus enemigos que pretenden dominarlo; pero en vano, porque los que antes pusieron un término a sus conquistas, los indómitos y libres araucanos, son sus vecinos y compatriotas; y su ejemplo sublime es suficiente para probarles, que el pueblo que ama su independencia por fin la logra.
Cuando Medea, entre todos los argonautas, escogió por amante al hermoso Jasón, untólo con zumo de ajos para que sujetase los indómitos toros, y con ajos envenenó los presentes que la vengaron de su rival antes de huir sobre el alado dragón.
Al punto los indómitos pastores, oída la señal que les diera la horrible bocina, acuden presurosos, provistos de improvisadas armas, al mismo tiempo que la troyana juventud se precipita por todas las puertas de sus reales en auxilio de Ascanio.
Como el inquieto imperio en que a los cuatro elementos indómitos gobierna la Discordia bëoda, mírala en honda confusión eterna, segundo caos, agitarse toda.
-Pos lo que es yo ya arrematé -dijo en aquel momento la Niña, y soltando la regadera dirigiose, haciendo ondular su talle maravilloso, adonde aquél estaba sentado, plantose delante de él, al par que se llevaba las manos a la nuca para arreglar algunos de sus indómitos mechones, y -Pos, hijo -continuó con voz dulce y jovial-, ya puée usté estar dándome gusto a mí y gusto a to el publiquito.
Cierto es que sufrieron muchas fatigas y privaciones: el calor, los insectos, la fiebre, los esteros inmensos, anegados, intransitables; la selva virgen, impenetrable, con sus árboles seculares ligados entre sí por inextricables lianas; los ríos indómitos, que después de correr como torrentes impetuosos, se extienden de repente, y cortan el paso, inmovilizados, en vez de facilitarlo; obstáculos, en vez de caminos, y, por todas partes, los peligros de la selva, los indios, las fieras y las alimañas.
El reino de Chile, poblado de 800 000 almas, está lidiando contra sus enemigos que pretenden dominarlo; pero en vano, porque los que antes pusieron un término a sus conquistas, los indómitos y libres araucanos, son sus vecinos y compatriotas; y su ejemplo sublime es suficiente para probarles que el pueblo que ama su independencia por fin la logra.
Veíanse allí al Éufrates, arrastrando su corriente ya más amansada, y los Morinos, que pueblan los confines de la tierra, y el bicorne Reno, y los indómitos Dahos, y el Arajes, que sufre indignado el puente que le oprime.
La barbarie paseó altanera y engreída su bandera de exterminio sobre el rebaño mustio, todo se sacrificó en aras del mito: dignidad, derechos, libertad, el pan de los hijos, la castidad de las mujeres, la conciencia humana, el porvenir de la raza, el recuerdo de los antepasados indómitos y batalladores, el pensamiento, motor y riel para el progreso y la civilización.
Pues, de sonante oleaje en el litoral de Día, escudriñando, a Teseo marchar con su veloz armada mira, indómitos furores en su corazón llevando, Ariadna, y no todavía ella, lo que contempla, que contempla cree: 55 como que ella, del falaz sueño entonces sólo despierta, abandonada, a sí misma, triste, se discierne en la sola arena.
-Demasiado se me van mestizando con las mixturas -decía; aunque más miedo todavía tenían los vecinos a la majada de él, siempre llena de carneros, en toda estación; y ¡qué carneros!, tan emprendedores, e indómitos como fieras.