indómito

(redireccionado de indómitas)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con indómitas: indomable, indomito, pendenciero

indómito, a

(Del lat. indomitus.)
1. adj. Que no está o no puede ser domado o domesticado.
2. adj./ s. Que es difícil de someter o reprimir.

indómito, -ta

 
adj. No domado.
Que no se puede domar.
fig.Difícil de sujetar o reprimir.

indómito, -ta

(in'domito, -ta)
abreviación
1. animal que es difícil o imposible de domar un caballo indómito
2. persona, espíritu que es difícil de someter o controlar Sentía unos celos indómitos y violentos.
Sinónimos
Traducciones

indómito

indomito

indómito

indomptable

indómito

不屈不挠

indómito

不屈不撓

indómito

Indomitable

indómito

ADJ = indomable
Ejemplos ?
La Scitia y toda esa región de naciones feroces e indómitas nos muestran ciudades de Acaya construidas en los litorales del Ponto.
Así como la variadísima vegetación con el zoológico que se albergaba en esas montañas amenazantes e indómitas, permaneciendo como otras tantas tribus salvajes, rebeldes y sanguinarias.
Cuando se hubo introducido en ella, sin embargo, el ganado volvió a cerrarse en torno, viéndose al pronto inmersa la amazona en la corriente movediza de las cuernilargas e indómitas bestias.
Debido a su cercanía a la metrópolis de Guayaquil y en tener una parroquia propia dentro de la aglomeración urbana de Guayaquil (La Aurora), El cantón de Daule (junto con el cantón cercano de Nobol) es parte de la Conurbación de Guayaquil - Durán-Milagro-Salitre-Daule la cual les dan una población de 3.273.205 Según el historiador Emilio Estrada, la palabra Daule proviene de las voces cayapas: da, red y li, pez, por lo tanto Daule significa "lugar donde se pesca con red". La población tiene su origen en antiguos asentamientos indígenas de las indómitas tribus de los Daulis y los Chonanas.
Asesino al dios "Curchanus" y le robo su ámbito de la bestias, que es por lo cual las criaturas indómitas de las tierras salvajes consideran a la humanidad un enemigo.
Las gentes rudas, “indómitas y difíciles” que habitaron esos pequeños castros, eran “pelendones” (rama que proviene de los celtíberos).
Desde el 21 de enero de 2015, el Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur de Buenos Aires posee una donación de la obra pictórica Malvina Vernet, de Liliana Gómez Requeijo, en homenaje a Matilde. El acrílico sobre bastidor de tela es parte de la serie «Mujeres Indómitas» expuesta en el museo.
Según el historiador Emilio Estrada, la palabra Daule proviene de las voces cayapas: da, red y li, pez, por lo tanto Daule significa "lugar donde se pesca con red". La población tiene su origen en antiguos asentamientos indígenas de las indómitas tribus de los Daulis.
La evacuación de Viesca se impuso; los voluntarios de la libertad salieron de su recinto, despedidos por la mirada cariñosa y llena de esperanza de las mujeres proletarias, cuyas simpatías se despertaban delirantes por los transformadores de la paz y el orden, que llevaban sobre sus indómitas espaldas el título de bandidos, como lo habían llevado todos los iniciadores de una reforma, como lo han merecido los libertadores de todas las épocas.
Más salvaje que las indómitas, la misma Galatea, novillas, más dura que la añosa encina, más falaz que las ondas, más lenta que las varas del sauce y las vides blancas, 800 que estas peñas más inconmovible, más violenta que el caudal, que un alabado pavón más soberbia, más acre que el fuego, más áspera que los abrojos, más brava que preñada la osa, más sorda que las superficies, más despiadada que pisada una hidra, y lo que principalmente querría que a ti arrancarte yo pudiera, 805 no sólo que el ciervo por los claros ladridos movido, sino incluso que los vientos y voladora el aura más fugaz.
Como al romper las nubes el coro de las Pléyadas el Austro encrespa las indómitas olas, así acomete impávido a los escuadrones enemigos, y lanza su fogoso bridón adonde más arrecia la batalla.
De sus indómitas iras mal eximir se pudiera mi vida, si al mismo tiempo no penetrara la selva un cazador caballero que de tal suerte se empeña por mi riesgo que, sacando la cuchilla, con la fiera intrépidamente osado embistió, con tal violencia que a repetidas heridas cedió el bruto su fiereza, por muchas bocas vertiendo la vida en púrpura46 envuelta.