incómodo


También se encuentra en: Sinónimos.

incómodo, a

1. adj. Que no es confortable o cómodo es un sofá original pero incómodo. cómodo
2. Que molesta o disgusta siempre me encuentro en situaciones incómodas. molesto, mortificador

incómodo, -da

 
adj. Que incomoda.
Incomodado, disgustado.

incómodo, -da

(in'komoðo, -ða)
abreviación
1. confortable que no proporciona descanso al cuerpo una cama incómoda
2. que provoca disgusto o molestia una situación incómoda
Sinónimos

incómodo

, incómoda
adjetivo
embarazoso, desagradable, molesto, fastidioso.
«El asiento en que no hay bastante holgura para que todos los miembros tengan sus movimientos libres, es incómodo. El asiento duro, con prominencias y desigualdades que obligan a tomar una posición violenta, es molesto
José Joaquín de Mora
Traducciones

incómodo

nesvůj, trapný

incómodo

akavet, ubehagelig

incómodo

epämukava, kömpelö

incómodo

neudoban, neugodan

incómodo

不器用な, 心地よくない

incómodo

불편한, 서투른

incómodo

keitet, ubekvem

incómodo

dziwny, niewygodny

incómodo

generad, obekväm

incómodo

ไม่สะดวกสบาย, งุ่มง่าม

incómodo

không thoải mái, ngượng ngịu

incómodo

неудобно

incómodo

不舒服

incómodo

A. ADJ
1. [sofá, situación] → uncomfortable
un paquete incómodo de llevaran awkward o cumbersome package to carry
sentirse incómodoto feel ill at ease, feel uncomfortable
me resultaba incómodo estar con los dos a la vezI felt ill at ease o uncomfortable being with both of them together
2. [persona] → tiresome, annoying
3. estar incómodo con algn (Cono Sur) → to be angry with sb, be fed up with sb
B. SM (LAm) = incomodidad 3

incómodo -da

adj uncomfortable
Ejemplos ?
Yo lo leí atentamente y digo tiene razón lo que dice este hombre, yo no dejo un país cómodo para los dirigentes, yo dejo un país cómodo para la gente, tiene razón. ¿Saben qué? Tienen razón, va a ser muy incómodo. Claro que va a ser incómodo.
Después de todo lo que hemos leído, va a ser incómodo, sobre todo, si le piensan sacar derechos que ha ganado la gente, va a ser muy incómodo.
Le dije que estaba muy bien y que esperaba que él también lo estuviera. Estaba bastante mal e incómodo, Dios lo sabe; pero no era natural en mí quejarme en aquella época de mi vida.
Con lo que menos transigía, con lo que estaba a matar, era con la confianza dichosa, extendida a las relaciones de los amos y de la servidumbre. Aquí lo grotesco y lo incómodo rayaban en tormento.
Pero, con esta superioridad de crítica propia del que en cualquier compromiso se mantiene en reserva, Rodolfo percibió en este amor otros gozos que explotar. Juzgó incómodo todo pudor.
Pero por preocupado que estuviera de mi torpeza en los ejercicios corporales y de mi ignorancia en estudios más serios, estaba infinitamente más incómodo pensando en el abismo mil veces mayor que abría entre nosotros mi experiencia de las cosas que ellos ignoraban y que, desgraciadamente, yo no desconocía ya.
El Rey se sentía evidentemente muy incómodo de tener que sentarse entre las dos grandes bestias; pero no podía sentarse en ningún otro lugar.
Caminaba por los lugares que él parecía haber visto ya, aunque a pesar de ello, se sentía extraviado, perdido en sí mismo como un vagabundeo somnífero que no encuentra el sitio de su procedencia; como un andar lo desandado; como un buscar la dirección exacta en un poblado desconocido, pero quién sabe en qué época visitado. Y algo incómodo se acrecentaba en su pecho: angustia y felicidad, sobresalto y ensoñación, deleitoso temor.
Al fin comenzó a pasar la navaja por debajo del mentón y, aunque le resultaba muy incómodo y difícil rapar sin tener sujeto el órgano del olfato, logró vencer todos los obstáculos y terminar de afeitar ingeniándoselas para atirantar la piel con su áspero dedo pulgar apoyado unas veces en la mejilla y otras veces en la mandíbula inferior del mayor.
Entreme a comer en una fonda, y no sé por qué me encuentro llenas las mesas de un concurso que, juzgando por las facultades que parece tener para comer de fonda, tendrá probablemente en su casa una comida sabrosa, limpia, bien servida, etc., y me lo hallo comiendo voluntariamente, y con el mayor placer, apiñado en un local incómodo (hablo de cualquier fonda de Madrid)...
Camphausen sentía todo lo incómodo que era esa situación, y la debilidad de su ministerio derivaba precisamente de ese sentimiento y de las circunstancias que le habían dado vida.
Para que puedan estos cumplir con sus obligaciones con más facilidad es indispensable que tengáis presente siempre, que para pagar deudas se necesitan rentas, que para tener estas son necesarios impuestos; que no hay impuesto que no sea más o menos incómodo o desagradable; que la dificultad intrínseca que acompaña la elección de los objetos que se han de gravar (elección siempre difícil), debe servir de un motivo decisivo para juzgar con prudencia de las intenciones del gobierno que la hace, e igualmente para reposar en ella y soportar los medios que las necesidades públicas pueden exigir en cualquier tiempo, a fin de obtener rentas para obtenerlas.