incásico

(redireccionado de incásica)
Traducciones

incásico

ADJ (LAm) → Inca antes de s
Ejemplos ?
Ocupémonos, á vuela pluma, de algimas de las afirma- ciones del profesor de historia ad husum Societate Jem, Todos los pueblos, antes de la conquista incásica, dice que «reconocían un Ser Supremo generalmente llamado Ticihui- racocha al interior, y Pachacamac, en la costa.
Don Gabriel, en lo más lozano de su juventud, hizo un viajecito a España, donde tales cosas vio, palpó y aprendió, y oyó contar de Robespierre y de los girondinos y de la revolución francesa, que se le puso el cerebro en ebullición y como olla de grillos, y se vino al Perú con el firme propósito de destruir el poder colonial y restablecer la monarquía incásica.
¡Clarinete! ¡Vaya si lo sacó! En la huata no halló ni siquiera objetos curiosos de cerámica incásica, sino varias momias de gentiles.
Ciertamente que la historia del Perú, así en sus tiempos pi'ehistóricos ó anteriores á la fundación del Imperio Tiahuan- tisuyo por Manco-Capac, como en aquellos en que la civili- zación incásica convirtió en pueblos sujetos á vida regular y ordenada, á las que antes eran tribus nómadas y salvajes, tie- ne puntos tan obscuros que casi se confunden con la fábula.
Llegada la noticia á la ciudad incásica, la irritación popular no tuvo límites; y el 2 de Agosto se desbordó el torrente, y estalló la gorda con la famosa rebel- día encabezada por Pomacahua.
Lo único que hay de determinado y ya indiscutible es, que la dinastía incásica tuvo hábitos belicosos y de conquista, y qué fué ingénita en ella la generosidad para con los vencidos.
l cuarto monarca del Perú, en la dinastía incásica, allá por los años de 1170, se detuvo con su ejército en un valle despoblado, pero amenísimo, al que llamó Ari-qquepas, que quiere decir quedémonos aquí; pero el padre Blas Valora, nacido en el Cuzco y muy entendido en las lenguas quichua y aimará, sostiene que Arequipa significa Trompeta sonora; porque qquepan llamaban los indios a un caracol marino del que usaban a guisa de trompa bélica.
PERÚ: PAIS AGRESOR EN EL TIEMPO DE TUPAC - YUPANQUI Desde la época incásica, en el siglo XV, se comienza a llevar la acción delictuosa de invadir nuestro suelo.
Pocos pleitos, y sea esto dicho en encomio del buen sentido de los cuzqueños, ventilábanse entonces en la ciudad incásica; pero un aragonés, apellidado Landázuri, daba por sí solo más trajín a oidores, alcalde, portero y alguaciles que un cardumen de litigantes.
Como es natural, el buen Nuño Pérez perdía su latín, y dábase de cabezadas en su empeño por apreciar la civilización incásica, mediante el examen de los monumentos prodigiosos que a cada paso se le ofrecían en esos restos giganteos de moles de piedra, que parece fábula hubieran podido ser levantados por hombres a las alturas en que se encuentran.
Jérves, apoyan ampliamente la tesis de Max Uhle, e impugnan, a la vez, la teoría del Padre Velasco, que sostiene que aquella ciudad incásica, estuvo situada en las cercanías del río Jubones, basado, indudablemente, en el hecho de haber encontrado en Yunguilla ruinas incásicas, como canales de irrigación, señales de viviendas y de divisiones de predios cultivados por parte de los aborígenes.
Carlos Manuel Larrea, en vista de la Obra de Verneaud y Rivet, que estudian en forma exhaustiva el sitio en donde estuvo ubicado Tomebamba, concluye manifestando que, este asunto ya no admite discusión, menos réplica, porque está confirmada que la fundación de Tome-bamba incásica, se realizó en el lugar actual de Cuenca.