inapelablemente

inapelablemente

 
adv. m. Inevitable, irrevocablemente.
Ejemplos ?
Artículo 54 El laudo, debidamente pronunciado y notificado a los agentes de las Partes, resuelve la controversia definitiva e inapelablemente.
Como Zoran Djindjic en Belgrado, Živković venció inapelablemente en Niš, pero Milosevic rehusó reconocer los resultados; las primeras protestas en Serbia empezaron la misma noche en Niš continuando el día siguiente con la participación multitudinaria de los estudiantes a la que se unieron otras ciudades serbias.
Debutó en el último Grand Slam del año el primer día de competencia perdiendo inapelablemente en primera ronda ante el Croata Ivo Karlovic por 6-4, 6-4 y 7-6.
La hazaña no se logró, pues los rayados del valle y del pueblo cayeron con los toreros y finalmente Universidad Católica cayó estrepitosamente e inapelablemente por 3 a 2 ante los eléctricos en el Estadio Olímpico Atahualpa...
La hazaña no se logró, pues los bohemios perdieron con los caturros y Everton cayó inapelablemente por 5 a 0 ante los cruzados en el Estadio San Carlos de Apoquindo, en una jornada que terminó con el título de la UC y el descenso directo de los ruleteros a la Primera B en un año donde los refuezos extranjeros no fueron gravitantes en los partidos y el rendimiento del club, tanto de local como de visita, se vio muy mermado.
El rival fue Santiago Wanderers, que nuevamente llegó a una final copera, sin embargo el equipo porteño cayó inapelablemente por 3-0 en un Estadio Nacional repleto.
Sin embargo, los designios del vizcaíno no tuvieron éxito ya que, a pesar de que jamás hubo disposición oficial alguna que cambiara su nombre, el uso inapelablemente consagró desde el primer momento el nombre de Buenos Aires para la ciudad.
Superaron a los cruzados por un marcador de 3-2, cerrando la llave de local el quinto partido. En las semifinales debió medirse con el que sería a la postre campeón, Liceo Mixto, perdiendo inapelablemente por 3-0.
el equipo inicia jugando un partido amistoso de entrenamiento frente a Huachipato ganándole 0 a 1, luego organiza la Copa Temuco ganándole a Colo Colo 2 a 1 y luego pierde frente a Universidad Católica 0 a 2, en una muy buena participación en la copa. En otro partido se enfrenta a una selección local y le gana inapelablemente por 7-0.
En 1963 la escuadra porteña enfrentó al Santos de Brasil que incluía entre sus filas a Pelé, en un repleto Estadio El Morro Naval cayó inapelablemente por 0 a 5.
A los 17 años se presenta al concurso “Mis Shopkinya” (1997) donde inapelablemente gana el primer puesto y, además, del jurado forma parte el escritor prosista búlgaro muy famoso Doncho Tsónchev.
En 1969 llegaría a una final de Copa europea al enfrentarse al Milan en el duelo decisivo jugado en Madrid. El Ajax caería inapelablemente por cuatro tantos a uno.