Ejemplos ?
Luis Napoleón Dillon, Ministro de Hacienda de la época, es considerado como pionero e impulsador del proyecto de creación de una banca central ecuatoriana.
Dentro de sus alcaldes destacan por la labor que desempeñaron durante su periodo de gobernación, el Prof. Orlando González, notable educador e impulsador de la educación municipal; Sr.
La primera vez fue en el estudio de la radio YSU, alrededor del año 1971 pero nunca salieron al aire según expresa el mismo Chente Sibrián, luego de esa serie de desilusiones para la banda lograron grabar en 1970 en el estudio de DICESA con Tito Carias (gran impulsador musical) ganando un tercer lugar en un festival organizado por el entonces Ministro de Educación Walter Béneke, realizado en el círculo estudiantil, siendo incluidos en el álbum musical con la canción “Si quieres volver”, originalmente de Héctor Manuel Sibrián, del cual hasta ahora, el único grupo que se oye de esa grabación son los Die Blitz con "El amigo que perdí", llegando a su fin Thorn en 1972.
Sobre los dinteles de aquellas en el interior están pintados los escudos de Madrid y Bogotá, y de los apellidos Sandoval y Arratia, propios del impulsador del templo; Mesa, de su esposa; Vergara, de sus nietos, y Arboleda y Gutiérrez, familias descendientes de la anterior.
Pedro Fernández de Busto, gobernador de la ciudad, notablemente impulsador de las obras arquitectónicas que se llevaban a cabo en ese momento y quien además emprendió la labor de realizar importantes proyectos en el ámbito urbano, como el secamiento y el saneamiento de la entrada principal de la ciudad, con lo que estableció la Plaza Real (hoy la Plaza de la Aduana); la iniciación de las obras de un acueducto, que nunca fue finalizado y que dotaría a la ciudad de agua corriente; la edificación de un hospital, y la consecución de casas para la administración de justicia, la cárcel y el Cabildo.
México D.F., Fondo de Cultura Económica, 1973 Jan Tinbergen diseñó uno de los esquemas más idóneos para el análisis de la efectividad de las políticas públicas, conjuntamente con el también impulsador de la econometría Ragnar Frish.
En el Patio de Comedias también se dedicó a la formación vocal para actores y actrices a partir de los conocimientos adquiridos con su maestra de canto, Blanca Hauser. Fue cantante e impulsador de la producción coral.
El impulsador de este movimiento fue el escritor peruano Abraham Valdelomar, recién vuelto de Europa, con la fundación de la revista Colónida, y en la que agrupó a los escritores más jóvenes de aquella época, tales como Pablo Abril de Vivero, Augusto Aguirre Morales, Hernán C.
Alfaro, que siguiera de cerca las acciones de los estadounidenses: la misionera Anne Coope y el explorador Richard Oglesby Marsh. Precisamente Marsh fue el impulsador de la "independencia".
Conductor político y luchador social, Murillo Toro fue el impulsador de las grandes reformas de mediados de siglo, como la abolición de privilegios y monopolios, de la pena de muerte, del estanco del tabaco y de la esclavitud; el juicio por jurados, la libertad de prensa, de industria, de enseñanza, de asociación, de conciencia y de cultos.
Mendiburu fue especialmente activo en la vida académica de la Facultad de Ciencias Agrarias de Balcarce, tanto en docencia de grado y posgrado, mediante el dictado de cursos y la dirección y asesoramiento de tesistas, como en el gobierno de la misma, como integrante del Consejo Académico (1984-1986), la Junta Asesora del Programa de Posgrado (1988-1991) y distintas comisiones asesoras. Fue, además, el impulsador y primer director del programa de posgrado en Producción Vegetal de esa facultad (1985-1988).
Él, en vez de diluirse cual retrógrada Manrique en la historia de las inutilidades del esfuerzo humano, como diría Brecht, se retrotrae hacia el único y eterno impulsador de la alegría de vivir y sufrir; y retar y vencer: Eros, y cual nuevo Catulo o Tibulo, acaso Salomón, por sus frecuentes alusiones a las pasiones bíblicas, oh cantar de los cantares, se deleita en el recuerdo nunca resentido de sus amores con esas ninfas serranas de Oaxaca; o con las sirenas voluptuosas de las costas o aún más allá, en las claras noches de Leningrado, con alguna Natasha, y con su calor de trópico, logra lo que ni Napoleón ni Hitler pudieron, derretir el invierno y la gelidez con toda su pasión corresponsal.