impremeditado

impremeditado, a

adj. Que se hace sin premeditación acción impremeditada. irreflexivo

impremeditado, -da

 
adj. No premeditado.
Irreflexivo.
Traducciones

impremeditado

unpremeditated

impremeditado

ADJunpremeditated
Ejemplos ?
Poldy esperaba que permaneciese secreto su impremeditado desliz; el mal paso que había dado y que por lo menos calificaba ya de imprudente locura.
Coy Hubbard. Fue hallado culpable por homicidio impremeditado y sentenciado a 21 años de prisión. Se convirtió en un delincuente y volvió a la cárcel con frecuencia.
Tuvo una hija en ese mismo año y la llamó Gertrude. Coy Hubbard fue hallado culpable por homicidio impremeditado y sentenciado a 21 años de prisión.
Añade Fábrega que ``el acontecimiento de que me ocupo fue un hecho impremeditado y subitáneo, lo están diciendo todos los pormenores relacionados en las declaraciones, entre las cuales se hallan las de algunos empleados del ferrocarril, no solo demuestran lo impremeditado y subitáneo de aquel acontecimiento, sino que dejan ver bien claro, que los causantes del desorden fueron los mismos pasajeros que armados, como lo están ordinariamente, de pistolas, hicieron uso de ellas en aquella ocasión, con la facilidad y prontitud con que lo ejecutan casi siempre.
Al intentar reformas radicales sin haberlas predicado antes, se corre el peligro de no tener colaboradores y carecer de fuerza para dominar las reacciones inevitables y poderosas. Todo avance impremeditado obliga a retroceder.
Bien podrá comprenderse la muchedumbre de desgracias a que estuvo expuesto el número considerable de gentes que ocupaba la plaza mayor a la expectación de un lance impremeditado; y, desde luego, habrían sido infinitos los desastres, si la lid repentina sigue con ardor y por más tiempo; pero la Providencia Divina quiso que en aquel acto sólo se observaran 10 muertos, entre ellos algunos paniculares inocentes, y sobre 30 heridos, algunos tan gravemente, que ese propio día murieron y otros después.
La mirada de la condesa buscó, terrible y acusadora, la de Lucía, y la encontró fija, como hipnotizada, en el mueble-escritorio, abierto aún, con los cajones fuera. En tono de asombro, de asombro alegre, impremeditado, la doncella exclamó, acercándose: -¡Señora!