importuno


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con importuno: inoportuno

importuno, -na

 
adj. Inoportuno.
Molesto, enfadoso.

importuno, -na

(impoɾ'tuno, -na)
abreviación
que causa molestia o enfado por realizarse en un momento inadecuado un comentario importuno
Sinónimos

importuno

, importuna
adjetivo
1 impertinente, inoportuno, extemporáneo, intempestivo.
«Lo que es fuera de tiempo, es importuno; lo que es fuera de propósito, es impertinente
José López de la Huerta
Traducciones

importuno

importuno

importuno

importuno

importuno

ADJ
1. (= fastidioso) → annoying
2. (= inoportuno) → inopportune, inappropriate
Ejemplos ?
POSADERA ¿Queréis el desayuno? MARGARITA Sí; mas hacedme la bondad primero de decirle la hora al compañero, que tiene el sueño a fe bien importuno.
debió de conocerme, el sombrero con plumas y cintillo, el vestido de colores a fuer de soldado, y tan gallardo a los ojos de mi locura que me daba a entender que las podía matar en el aire. Con todo esto le rogué que se descubriese, a lo que ella me respondió: "No seáis importuno.
mas quien podra ygualarte pues que te hizo (enfin) naturaleza despues de muy ayrosa mas blãca que la leche y mas hermosa Si comparar pretendo a otros pareceres el tuyo que en el mundo es solo vno, es quanto al o que entiendo, que quanto al o que eres no es possible llegar alli ningunos que amor sea importuno doblando mis enojos lo tengo a buena fuerte: porque despues de verte es tu hermosura rostro ante mis ojos mas dulce, mas ameno, que el prado por Abril de flores lleno.
No del espejo al importuno ensayo la risa se compone, el paso, el gesto; ni falta allí carmín al rostro honesto que la modestia y la salud colora, ni la mirada que lanzó al soslayo tímido amor, la senda al alma ignora.
Menos te quiero ser ora importuno en declarar mi vida y nacimiento, que tiempo dará Dios más oportuno: basta decir que cuatro veces ciento y dos cuarenta vueltas dadas miro del planeta seteno al firmamento que en el aire común vivo y respiro, sin haber hecho más que andar haciendo yo mismo a mí, crüel, doblado tiro y con un trasgo a brazos debatiendo que al cabo, al cabo, ¡ay Dios!, de tan gran rato mi costoso sudor queda riendo.
El seminarista apretó el paso, renegando de su mala estrella; dejó a medio camino al importuno, y no paró hasta la cocina de su padre, donde se presenta con el humor más perro del mundo.
Allí, bajo las frondas de aquel lejano retiro donde iba a sustraerse a las manifestaciones de un amor importuno, Feliza debía encontrar otro amor que cautivara su corazón, iluminando con la aurora de una dicha, hasta entonces desconocida para ella, los últimos días de su corta vida.
Las zozobras del pasado; Enrique Ocampo y su importuno amor, habíanse borrado de su mente, visitada ahora por halagüeñas visiones.
Y, sin embargo, aquel juguete era de lo más bello y más perfecto que se hace en Alemania; pero a Lola le parecía que pesaba demasiado, que sus pequeñas manos no la manejaban bien y que jamás podría lucirla llevándola a paseo. Cuando su padre fue a pagar al importuno acreedor, halló, no sin sorpresa, que faltaban veinte duros de su mesa de despacho.
onvaleciente ya de las heridas de los crueles celos de Micifuf, Marrarnaquiz valiente (aquellos que han costado tantas vidas, y que en los mismos cielos a Júpiter, señor del rayo ardiente, con disfraz indecente, fugitivo de Juno, su rigor importuno tantas veces mostraron, que en fuego, en cisne, en buey le trasformaron por Europa, por Leda y por Egina), con pálida color y banda verde, para que la sangría se le acuerde (que amor enfermo a condolerse inclina).
De este modo, el inmediato ascendiente del sexo igual al del hijo se convierte para éste en importuno rival, y ya hemos visto, al examinar las relaciones paternas, cuán poco se necesita para que este sentimiento conduzca al deseo de muerte.
Hallábase el señor Visitador en el salón de su casa echando una mano de tresillo con unos amigos, y acababan de hacerle puesta real en solo de oros con mates, estuches, falla y rey enano, cuando entró su mayordomo y, llamándolo aparte, le dijo: -Un caballero quiere hablar en el instante con su señoría. -¡Algún importuno!