imperial

imperial

(Del lat. imperialis.)
1. adj. Del imperio o del emperador la familia imperial pasó en Capri la época más calurosa.
2. s. f. Tejadillo de las carrozas.
3. Espacio con asientos que algunos carruajes, tranvías y autobuses tienen encima de la cubierta.
4. CONSTRUCCIÓN Cúpula en forma de cima puesta del revés.
5. JUEGOS Conjunto formado por el as, el rey, la dama y el valet de un mismo palo.

imperial

 
adj. Relativo al emperador o al imperio.
f. Tejadillo o cobertura de las carrozas.
Sitio con asientos que algunos carruajes tienen encima de la cubierta.
Especie de juego de naipes.

Imperial

 

imperial

(impe'ɾjal)
abreviación
relacionado con el emperador o el imperio un mensaje imperial
Traducciones

imperial

imperial

imperial

kaiserlich

imperial

imperial

imperial

imperiale

imperial

Imperial

imperial

제국

imperial

Imperial

imperial

A. ADJimperial
B. SF (en carruaje) → imperial
Ejemplos ?
esto es, separación absoluta de una España imperial, sino la independencia eventual para el caso de que España cayera definitivamente en poder de la Francia de Napoleón, posibilidad bien razonable.
-Es usted aún soltero -observó la madre, a lo cual las jovencitas volvieron con sus risitas, pero esta vez muy turbadas. -¡Ni en la cuadra imperial he visto muchachas tan hermosas!
Por otra parte, el mundo no merece conocerla; de otro modo, me habría puesto herraduras de oro como al caballo, allí en la cuadra imperial.
Ya sólo faltaba que Juan adivinase la tercera vez; si lo conseguía, se casaría con la bella muchacha, y a la muerte del anciano Rey heredaría el trono imperial; pero si fallaba, perdería la vida, y el brujo se comería sus hermosos ojos azules.
Sufriendo su más grave atentado con la expansión de los aztecas, quienes gracias a las reformas ideológicas que Tlacaelel le imprimió a la Toltecáyotl; quien le quitó el sentido espiritual y la convirtió en una doctrina místico-guerrera, con un profundo sentido material y de carácter imperial.
Á las nueve de la noche del dia catorce de diciembre de mil ochociento diez, en la imperial villa de Potosí y cuartel general del ejército auxiliar á las provincias del Perú, en el mismo instante que recibió el Sr.
Hecho en Londres, en cuatro ejemplares, 26 de abril de 1915. (L.S. Edward Grey), (L.S.) Imperial, (L.S.) Benckendorff, (L.S.) Paul Cambon.
García de Paredes bebía, reía y charlaba como los demás, o quizás más que ninguno; y tan elocuente había estado en favor de la causa imperial, que los soldados del César lo habían abrazado, lo habían vitoreado, le habían improvisado himnos.
La abrió el mozo, y el Soberano salió a recibirlo, en bata de noche y zapatillas bordadas. Llevaba en la cabeza la corona de oro, en una mano, el cetro, y en la otra, el globo imperial.
Se siente batir de alas; el cóndor está herido... Las zarpas afiladas del águila imperial se incrustan en sus carnes... Hay una voz glorial: ¡son usos de la guerra vencer o ser vencido!
En una de las callejas más oscuras y tortuosas de la ciudad imperial, empotrada y casi escondida entre la alta torre morisca de una antigua parroquia mozárabe y los sombríos y blasonados muros de una casa solariega, tenía hace muchos años su habitación raquítica, tenebrosa y miserable como su dueño, un judío llamado Daniel Leví.
Y es que en el caso presente los destellos del rango imperial ceden bajo el certero encanto de este nombre: Eugenia de Montijo, tan fino, tan castizo, tan reverberante que parece una daga de Toledo.