impío

(redireccionado de impíos)
También se encuentra en: Sinónimos.

impío, a

(Del lat. impius.)
1. adj./ s. Que no tiene piedad les aplicó un castigo impío para enmendar su irreverencia. indevoto piadoso
2. Que no tiene fe religiosa los impíos eran castigados por el tribunal de la Inquisición. descreido, irreligioso creyente
3. adj. Que es irrespetuoso con las cosas sagradas. irreverente

impío, -a

 
adj.-s. Falto de piedad.
fig.Irreligioso.

impío, -pía

(im'pio, -'pia)
abreviación
1. piadoso que no tiene o no siente compasión un asesino impío
2. que no muestra devoción religiosa o respeto por las cuestiones religiosas Una banda de jóvenes impíos saquearon una iglesia.
3. persona devoto que no tiene devoción religiosa o no cumple con las prácticas de la suya Eres impío por no ir a misa.

impío, -pía


sustantivo masculino-femenino
persona que no tiene devoción religiosa o no cumple con las prácticas de la suya El pastor expulsó de su templo a los impíos.
Traducciones

impío

ADJ
1. (Rel) → impious, ungodly
2. (= cruel) → cruel, pitiless
Ejemplos ?
¡Ay de vosotros unitarios impíos que os mofáis de la Iglesia, de los santos, y no escucháis con veneración la palabra de los ungidos del Señor!
Y ante hombres y mujeres redivivos, malvados del poder y la hipócrita política, agiotistas de las hambres y el abuso, calañas del engaño y las promesas, falsarios de divinas esperanzas, impíos tiranos, atónitas quedarán las multitudes, temblorosas de la furia arrasadora que hará vomitar todas sus pestes ante el jueceo supremo, -¡Ohuaya Teotl!- el castigo a sus falacias usureras.
Y hubo tiempo de que el novio llegase, y Nati leyese en sus ojos toda la desilusión, todo el repentino hielo del que ve tan cambiado un rostro que aún no ama lo bastante, y todo el despecho rencoroso del que ve a la mujer que empezaba a interesarle profanada por los ojos impíos de la muchedumbre...
Porque toda esta doctrina, o es invención de los hombres o de los demonios, y no de los demonios que ellos llaman buenos, sino, por hablar más claro, de los espíritus inmundos o, más ciertamente, malignos, los cuales con admirable odio y envidia ocultamente plantan en los juicios de los impíos unas opiniones erróneas y perniciosas con que el alma más y más se vaya desvaneciendo y no pueda acomodarse ni adaptarse con la inmutable y eterna verdad; y en ocasiones, evidentemente, las infunden en los sentidos y las confirman con los embelecos y engaños que les es posible imaginar.
A ese cliente los dioses males muchos den, que tantos impíos a ti te envió: que si, como sospecho, este nuevo y hallado presente te lo da a ti Sila el gramático, no es para mí mal, sino bien y dichosamente, porque no perecen tus esfuerzos.
Pero tu alto amor, que el báratro fue más alto aquel, el que, aunque indómita, a llevar el yugo te enseñó, pues ni tan querida es la cabeza, para un padre agotado por la edad, de un tardío nieto que su única hija alimenta: 120 el cual, cuando, apenas al fin siendo encontrado para las riquezas del abuelo, su nombre éste ha inscrito en las testadas tablillas, y los impíos goces de un burlado pariente evitando, ahuyenta de su cana cabeza un buitre; ni tanto se regocijó en su níveo palomo ninguna 125 collera suya, de la que, se dice, mucho más ímprobamente besos con su mordiente pico siempre arranca que la que principalmente muy deseosa es, la mujer.
Por ello, nada tiene de extrañar que de tales insensatos e impíos principios resulte una tal cosecha de males, que nada pueda ser peor para la salvación de las almas y el bienestar de la república.
MEDEA Basta, ¿qué males sufrirás si no cumplieres tu juramento? EGEO Los que merecen los mortales impíos. MEDEA Vete contento; todo va bien; pronto iré a tu ciudad, así que ejecute lo que medito y consiga lo que deseo.
Te lo digo, Menelao, y haré lo que digo: Si en algo estimas mi rencor y nuestra alianza, no defiendas á este hombre de la muerte contra los Dioses, y permite á los ciudadanos lapidarle, o no caminarás por la tierra espartana. Acuérdate de lo que oyes, y no escojas amigos impíos, renegando de los amigos piadosos.
252 Los miembros ya tiemblan del cuerpo muy fríos, medrosos de oír el canto segundo; ya forma bozes el pecho iracundo, temiendo la maga e sus poderíos; la qual se le llega con besos impíos e faze preguntas por modo callado al cuerpo ya vivo, después de finado, por que sus actos non salgan vazíos.
Presentad, pues, en lo sucesivo un rostro jovial como corresponde al blanco lienzo que os cubre; acompañad altivo el cortejo de vuestra diosa redentora. Véanlo los impíos, que lo vean y salgan de su error.
Con este motivo se ofreció la cuestión, de por qué causa fueron comunes estos divinos beneficios a los impíos e ingratos, y, asimismo, por qué los sucesos ásperos y lastimosos que acaecieron en la toma de la ciudad afligieron juntamente a los buenos y a los malos.