imaginativa

imaginativa

1. s. f. FILOSOFÍA Facultad de imaginar cosas.
2. Sentido común.

imaginativa

 
f. Potencia o facultad de imaginar.
Sentido común, facultad interior.

imaginativa

(imaxina'tiβa)
sustantivo femenino
facultad humana para representarse mentalmente cosas que no existen en la realidad Tenía la imaginativa de los genios.
Traducciones

imaginativa

imagination

imaginativa

immaginativa

imaginativa

fantasievolle

imaginativa

imaginatif

imaginativa

φαντασία

imaginativa

דמיון

imaginativa

SF
1. (= imaginación) → imagination, imaginativeness
2. (= sentido común) → common sense
Ejemplos ?
Significados que nos hacen prisioneros de nuestros imaginarios personales o colectivos. Todo lo que no se percibe es sólo entidad imaginativa.
Los hebreos no vacilaron, al confeccionar su historia religiosa, en robar sus leyendas a la Caldea, soñadora, imaginativa y novelesca.
A la capacidad imaginativa propia de los niños le satisface, como material de lectura preferido, los cuentos de trasformaciones y aumentos o disminuciones en los seres que habitan los textos; la comprensión infantil del mundo puntualiza el papel de los niños, los animales y el paisaje natural, así como el nacimiento de las personas; la pérdida de la seguridad en la casa paterna, los peligros que provienen de los animales o de poderes mágicos, con desenlace feliz.
Sean las clásicas funciones explicadas por Bühler, expresiva, representativa y apelativa; o las descritas por Jakobson a partir del modelo tan conocido de la comunicación: emotiva, referencial, conativa, fática, poética y la propia metalingüística; o las más recientemente propuestas por Halliday, instrumental, reguladora, interactiva, personal, heurística, imaginativa e informativa para los niños e ideacional, interpersonal y textual para el adulto, la escuela, verdadero laboratorio lingüístico-semiótico, pone en práctica situacional la lectura semiótica.
Alteraciones circulatorias... Una sugestión imaginativa las provocaba, y en la Edad Media se calificaba de milagro el suceso. Martirio se encerró en su cuarto, sin querer salir de él.
Abu Bakr prostituyó este deleite, ofreciéndoselo al vulgo; lo atribuyó a la facultad imaginativa y prometió describir de una manera clara y precisa cómo debe producirse entonces el estado de los bienaventurados.
Caminos subterráneos, forados abiertos por medio del fuego, escalas de alambre y otras invenciones mecánicas revelaban, amén de la seguridad de sus golpes, que los ladrones no sólo eran hombres de enjundia y pelo en pecho, sino de imaginativa y cálculo.
Sin contar, además, las perversas teorías que profesa respecto de la profecía, que él cree una propiedad natural de la facultad imaginativa, inferior en rango a la filosofía; con otras muchas cosas que no tenemos necesidad de recordar aquí.
Dirigiose, pues, a un célebre operador, que, registrando los sesos al microscopio, declaró que había encontrado medio seguro de combatir el mal, y en un santiamén practicó la ablación de la potencia imaginativa o fantasía.
El anarcosindicalismo, sin embargo, precisa hoy de una evolución imaginativa y combativa, si pretendemos enfrentarnos a la fuerte oposición que ejerce en la actualidad el sistema en todos los órdenes de nuestra vida tanto en el aspecto laboral como social y cultural.
Y prosiguiendo en mi modo de cogitaciones, digo que esto es tan continuo en mí, que no necesito de libros; y en una ocasión que, por un grave accidente de estómago, me prohibieron los médicos el estudio, pasé así algunos días, y luego les propuse que era menos dañoso el concedérmelos, porque eran tan fuertes y vehementes mis cogitaciones, que consumían más espíritus en un cuarto de hora que el estudio de los libros en cuatro días; y así se redujeron a concederme que leyese; y más, Señora mía, que ni aun el sueño se libró de este continuo movimiento de mi imaginativa...
Ese individuo humano solitario y abstracto es una ficción, semejante a la de Dios, pues ambas han sido creadas simultáneamente por la fantasía creyente o por la razón infantil, no reflexiva, ni experimental, ni crítica, sino imaginativa de los pueblos, primero, y más tarde desarrolladas, explicadas y dogmatizadas por las teorías teológicas y metafísicas de los pensadores idealistas.