imaginario


También se encuentra en: Sinónimos.

imaginario, a

(Del lat. imaginarius.)
1. adj. Que existe en la imaginación o fantasía y no en la realidad el eje de la Tierra es una línea imaginaria. fantástico, ficticio, figurado, ideal, prodigioso
2. adj./ s. ARTE Se aplica a la persona que pinta o esculpe imágenes. imaginero
3. s. m. Concepción popular y colectiva que se tiene de la realidad cultural, social y política de una comunidad, que puede tener fundamento real o no.

imaginario, -ria

 
adj. Que solo existe en la imaginación.
adj.-s. Díc. del escultor o pintor de imágenes.
mat. número imaginario. Número complejo.

imaginario, -ria

(imaxi'naɾio)
abreviación
que no es real y sólo existe en la imaginación Los niños suelen tener amigos imaginarios.
Traducciones

imaginario

imaginary, fanciful

imaginario

pomyslný

imaginario

indbildt

imaginario

imaginär

imaginario

kuviteltu

imaginario

imaginaire

imaginario

izmišljen

imaginario

想像の

imaginario

상상의

imaginario

denkbeeldig

imaginario

innbilt

imaginario

urojony

imaginario

imaginário

imaginario

inbillad

imaginario

มีอยู่แต่ในความนึกคิด

imaginario

hayali

imaginario

không có thật

imaginario

假想的

imaginario

A. ADJimaginary
el mundo de lo imaginariothe imaginary world
B. SM
1. (Literat) → imagery
2. (= imaginación) → imagination
el imaginario de un niñoa child's imagination

imaginario-a

a. imaginary, illusory; unreal.
Ejemplos ?
Siempre y cuando entendamos por supervivencia, “la fractura”, “la incapacidad”, el sabotear a las leyes instituciones y autoridades emanadas del proyecto civilizador del México imaginario.
– En cuanto a un grito imaginario –añadí–, ¡escuche por un momento el viento de este extraño valle mientras hablamos tan bajo y los disparatados sonidos de arpa que arranca a los cables telegráficos!
Aquí hace punto, sin dar más luz, y continúa echando el resto: «Yo estoy por lo real, y vosotros por lo imaginario; yo, por la física; vosotros, por la metafísica...
El afecto a la nación favorita facilita la ilusión de un interés común imaginario donde verdaderamente no existe, e infunde en la una las enemistades de la otra y la hace entrar en sus guerras sin justicia ni motivo.
Si comparamos esta clase de Estado moderno, de que hablamos, con otro Estado, real o imaginario, que persiga tiránica y abiertamente a la religión cristiana, podrá parecer el primero más tolerable que el segundo.
El melancólico Buda llamó a la vejez el tercer sufrimiento, para el cristianismo, es algo así como la preparación del alma que se despide antes de emprender su viaje final al seno de la Divinidad. Poetas y filósofos han discurrido siglos y siglos sobre la vejez, pero de un modo imaginario.
Los francocanadienses lo han intentado, los italianos lo han intentado, y los polacos llegaron y se marcharon. Y ello no es debido a nada que pueda ser oído, o visto, o tocado, sino a causa de algo puramente imaginario.
El México imaginario sigue tratando de “rescatar, cristianizar, civilizar, integrar, progresar, modernizar, desarrollar, globalizar” al México profundo, a través de sus leyes, instituciones y sus autoridades, que casi siempre surgen de un proceso corrupto o ajeno y con los sucesivos proyectos importados siempre externos y ajenos a la realidad de los pueblos de México, que fieles a una tradición místico-espiritual, rechazan el atesoramiento, el individualismo y el aspecto material de la vida.
En el México imaginario pocos ciudadanos creen interior y profundamente en las leyes, las instituciones y las autoridades; comenzando por las mismas autoridades quienes son las primeras en transgredir las leyes y en usar a las instituciones para sus intereses personales, desde Hernán Cortés hasta el policía de la esquina.
563.- El que, con propósito de apropiarse de una cosa perteneciente a otro, se hubiere hecho entregar fondos, muebles, obligaciones, finiquitos, recibos, ya haciendo uso de nombres falsos, o de falsas calidades, ya empleando manejos fraudulentos para hacer creer en la existencia de falsas empresas, de un poder, o de un crédito imaginario, para infundir la esperanza o el temor de un suceso, accidente, o cualquier otro acontecimiento quimérico, o para abusar de otro modo de la confianza o de la credulidad, será reprimido con prisión de seis meses a cinco años y multa de cincuenta a mil sucres.
Para las leyes, instituciones y autoridades del México imaginario tiene una actitud corrupta, casi cínica, tratando de lograr sus beneficios y evitando sus perjuicios, y en cualquier oportunidad poder acceder al poder para utilizarlo en su beneficio personal.
Como hemos expuesto la corrupción está presente tanto en los españoles y criollos como en los mestizos e indígenas; tanto en el México imaginario como en el México profundo, la diferencia que se podría establecer, es que, para el México imaginario es una manera de enriquecimiento y para el México profundo una mera de permanencia.