ilustre


También se encuentra en: Sinónimos.

ilustre

(Del lat. illustris.)
1. adj. vulgar Que es distinguido o de noble familia nació en una casa ilustre. distinguido, noble, egregio mediocre,
2. vulgar Que es célebre o destaca en alguna actividad el ilustre novelista participó como jurado. eminente, eximio, famoso, insigne, prestigioso, reputado, sobresaliente mediocre,
3. formal Se aplica a nombres como tratamiento honorífico el ilustre gobernador inauguró el hospital.

ilustre

 
adj. De distinguida prosapia, casa, origen, etc.
Insigne, célebre.
Título de dignidad.

ilustre

(i'lustɾe)
abreviación
1. persona que tiene un origen familiar distinguido Provenía de una familia ilustre.
2. persona, institución que es muy conocida por sobresalir en una actividad una cirujana ilustre
Sinónimos

ilustre

adjetivo
1 noble, blasonado, linajudo, esclarecido.
Se refiere al origen distinguido de una persona: proviene de una ilustre familia.
2 preeminente, sobresaliente, conspicuo, insigne, célebre, renombrado, prestigioso, notable, excelente, distinguido, eminente, egregio, eximio, ínclito, superior, señalado, prominente.
Es calificación aplicada a la persona que sobresale por sus cualidades o sus acciones: un médico insigne.
Traducciones

ilustre

ADJillustrious, famous
Ejemplos ?
Poco o nada encontró que admirar el ilustre artista en aquel pobre y desmantelado templo, y ya se marchaba renegando, como solía, del mal gusto de los frailes de Castilla la Nueva, cuando reparó en cierto cuadro medio oculto en las sombras de feísima capilla; acercóse a él, y lanzó una exclamación de asombro.
n la pequeña villa del "Padrón", sita en territorio gallego, y allá por el año del 1808, vendía sapos y culebras y agua llovediza, a fuer de legítimo boticario, un tal GARCÍA DE PAREDES, misántropo solterón, descendiente acaso, y sin acaso, de aquel varón ilustre que mataba un toro de una puñada.
Orso se desesperó, porque a su manera, adoraba a aquel último retoño de su raza; mas no hubo remedio; la voluntad de Lucía se impuso, y la niña entró en un monasterio de la Orden de Santo Domingo, en que había florecido Catalina, llamada Eufrosina, a quien el mundo venera hoy con el nombre de Santa Catalina de Siena. La tierna juventud, la cándida belleza y la ilustre cuna de la hija del tirano aumentaron el asombro de su penitencia.
Estos posaron la interrogadora mirada en el tío Cantales; después miró el de Alcalá de los Gazules al hijo ilustre de Teba, sonriéronse disimuladamente ambos, y: -Qué, ¿mos vamos pa allá en amor y compañía, no sea cosa que vayamos a tener un mal tropiezo por esos malos caminos?
Pero entiéndase que todo ello es partiendo de la base, ¡oh querido pariente!, de que tu generoso corazón y el ilustre nombre que llevas sabrán hacerte prescindir de ciertos resabios de colegio, cuartel y casino, y ahorrar descontentos y sinsabores a la respetable dama y a la digna señorita que, eficazmente secundada por su activa y robusta doméstica, te libraron de morir en mitad de la calle...
¿Cree usted que he despilfarrado su herencia?... ¿No era justo costear entierro mayor a aquella ilustre señora? ¿O acaso le ha referido usted ya algún chismoso, que le he puesto en la sepultura una gran lápida con sus títulos de Generala y de Condesa?
En el plebeyo barro mal tostado hubo ya quien bebió tan ambicioso como en el vaso Múrino preciado; y alguno tan ilustre y generoso que usó, como si fuera vil gaveta, del cristal transparente y luminoso.
Ésta le dio un hijo, el intrépido Atlas, y parió al muy ilustre Menetio, al mañoso y astuto Prometeo y al torpe Epimeteo, que fue desde un principio siempre ruina para los hombres que se alimentan de pan.
La mató Heracles, ilustre hijo de Alcmena de bellos tobillos y libró de su horrible tormento al Japetónida, dando fin a sus inquietudes no sin el consentimiento de Zeus Olímpico que reina en las alturas, sino para que la fama de Heracles, nacido en Tebas, fuera mayor todavía que antes sobre la tierra fecunda.
o desprecio con que sistemáticamente se abstenía de llevar la contraria a su ilustre primo, cruzó los brazos a lo filósofo, clavó la vista en el techo de la alcoba, y se puso a silbar el himno de Riego.
Terminada la primera parte de su gestión, el doctor Pérez pasó al campo sitiador para cumplir la segunda parte y la más brava de su misión y como en la vez anterior, las multitudes llenáronse de inquietud al conocer los motivos de la nueva visita ilustre.
Hallé esta noticia mirando para otros fines los papeles de los grandes servicios de la casa muy ilustre de don Fernando de Barradas, que él tiene en su poder, originales de mano del rey Católico; y trasladados por mí con toda fidelidad, son los que se siguen: Instrucción "Lo que vos, Francisco Pérez de Barradas, alcaide de la Peza, habéis de hacer en este viaje, adonde ahora vais por mi mandado, es lo siguiente: Primeramente habéis de saber que yo he sido informado que de Villafranca de Niza han partido o partirán presto dos navíos, en los cuales diz que vienen algunas personas a tratar en estos reinos ciertas cosas contra el servicio y estado real de la serenísima reina y princesa, mi muy cara y muy amada fija, y contra el mío.