iluso


También se encuentra en: Sinónimos.

iluso, a

1. adj./ s. Que se engaña fácilmente es tan iluso que se creyó la historia de la herencia. ingenuo avispado
2. Que se ilusiona con facilidad no seas iluso, aún no sabes si podrás ir o no. optimista, soñador realista

iluso, -sa

 
adj.-s. Engañoso, seducido.
Propenso a ilusionarse.

iluso, -sa

(i'luso, -sa)
abreviación
1. persona que se deja engañar fácilmente ¿Cómo puedes ser tan ilusa si sabes que siempre miente?
2. persona que tiende a hacerse ilusiones sin fundamento Si piensas que vas a ser una estrella de cine eres bastante iluso.

iluso, -sa


sustantivo masculino-femenino
1. persona que se deja engañar fácilmente Para cada embustero hay un iluso que le cree.
2. persona que tiende a hacerse ilusiones sin fundamento Antes era un iluso, pero ahora tengo los pies bien asentados en la tierra.
Sinónimos
Traducciones

iluso

dromer

iluso

梦想家

iluso

夢想家

iluso

החולם

iluso

夢想家

iluso

몽상가

iluso

Dreamer

iluso

/a
A. ADJ (= crédulo) → gullible
¡pobre iluso!poor deluded creature!
¡iluso de mí!silly me!
B. SM/F (= soñador) → dreamer
¡iluso!you're hopeful!

iluso-a

a. deluded.
Ejemplos ?
Y esto me consta porque siento esparcirse sus cenizas y rugir de ira sus espíritus cada vez que las turbas los invocan como herederos de sus glorias; siento con cuánta saña y con qué valor desenvainarían el ya roñoso sable para romper todo círculo de parentesco con un pueblo iluso y deslumbrado que pisa y profana lo que ellos más veneraron; con unos próceres que hacen de la deslealtad y de la sedición un título de gloria y arrojan e insultan al Dios y al monarca propios, para brindar la nación entera a los derviches de Mahoma y a un príncipe extranjero, que la desdeñan porque la desprecian.
Por eso indigno de tan noble empleo, para tan suma dignidad pigmeo, el templo de la excelsa poesía tal vez profano: porque iluso creo que Dios inspira la impotencia mía.
De él me liberta, Diosa, y tu loor divino eternamente cantará mi lira, dulce ya y melodiosa, si la sagrada gratitud la inspira. Mas ¿quién con dignos labios ensalzarte iluso esperar osa?
Y al mísero Atahualpa entre cadenas, o asesinado por la atroz perfidia del codicioso hispano furibundo, con vengador pincel representaras: y revivir hicieras los altos hechos y proezas raras que dieron libertad a medio mundo: y arder se vieran en pared o tela de Junin y Ayacucho las batallas, y resonaran al iluso oído el plomo ardiente que silbando vuela, y el derramado son de las metrallas y del cañon el hórrido estampido; y se mezclaran de ambos vivos mares horrendamente las contrarias olas; hasta que al fin, cual rayos de la Guerra, los colombianos Martes aguijaran la fuga de las huestes españolas.
Dos meses habían transcurrido desde que el escudero de don Antonio de Valdecuellos desengañó al iluso Manrique; dos meses durante los cuales en cada hora había formado un castillo en el aire, que la realidad desvanecía con un soplo; dos meses durante los cuales había buscado en vano a aquella mujer desconocida, cuyo absurdo amor iba creciendo en su alma, merced a sus aún más absurdas imaginaciones, cuando, después de atravesar, absorto en estas ideas, el puente que conduce a los Templarios, el enamorado joven se perdió entre las intrincadas sendas de sus jardines.
Quién se adornó con un pavo real; quién, más positivo, se llenó los bolsillos de provisiones de boca; quién, iluso, más necesitado que nadie, escogió un fusil por todo consuelo, y gritando viva la Libertad y abajo la opresión, se dio a remedar a los soldados.
etcétera... ¿adónde irá a parar, iluso, tu prudencia? Pues bien, si en el Retiro, do, sobre ardiente arena, de mísero ramaje raquíticos se elevan árboles de artificio, sin sombra ni belleza; si entre la prosa, digo, de esa enfermiza selva las gracias de una ninfa trastornan y marean, ¿qué harán entre estos bosques cuando su gala ostenta en voluptuoso alarde la alegre primavera?
Mis palabras las dicta el entusiasmo y la seguridad. No soy un iluso. He pensado mucho, y con frialdad, lo que pienso, y, como buen andaluz, poseo el secreto de la frialdad porque tengo sangre antigua.
Y dando más amor del que me dieron, ahondé mi atrevimiento en las cavernas… mudé las oscuras en cenizas… y erigí sobre sus ruinas las hogueras… Mas en mi altivez de sueño, reducido por los espantajos, convertí la sonrisa de mis manos, estrépito de hallazgos, en la semilla que no germina… lucideces rotas, tiempo detenido, descubriendo un mundo donde aún no nacen los deseados cauces para mi desborde iluso.
Mas, ¡ay!, no tiene su temple de la ciega chusma el vulgo, y aunque esforzados, se postran los marineros robustos, rendidos y amedrentados de tantos horrores juntos, de navegación tan larga, de porvenir tan confuso: Recuerdan la dulce España, de su familia el arrullo, y recuerdos y temores abortan ciego tumulto. «Si vive desesperado este advenedizo iluso, y busca la muerte, muera, pero él solo», dicen unos.
30 No se escapará de las tinieblas: La llama secará sus ramos, Y con el aliento de su boca perecerá. 31 No confíe el iluso en la vanidad; Porque ella será su recompensa.
Esto, pues, hará Elías, «porque cuando venga yo, no destruya, del todo la tierra», ya que tierra son todos los que saben y gustan de las cosas terrenas, como hasta la actualidad los judíos carnales, y de este vicio nacieron aquellas murmuraciones contra Dios, cuando decían: «Que le debían de agradar los malos, y que era vano e iluso el que sirve a Dios.» CAPÍTULO XXX.