ignición


También se encuentra en: Sinónimos.

ignición

(Derivado de ígneo.)
1. s. f. FÍSICA Acción que provoca una combustión hubo chispazo con ignición. combustión
2. Estado de un cuerpo que está ardiendo o incandescente metal en ignición.
3. ASTRONÁUTICA Operación de encendido de los propulsores de un cohete la ignición de los propulsores de la nave espacial se desarrolló con toda normalidad.

ignición

 
f. Acción y efecto de estar un cuerpo ardiendo o incandescente.

ignición

(igni'θjon)
sustantivo femenino
inicio de una combustión la ignición de los motores a explosión
Sinónimos

ignición

sustantivo femenino
Traducciones

ignición

ignition

ignición

ignition

ignición

Zündung

ignición

ontsteking

ignición

ignição

ignición

الإشعال

ignición

запалване

ignición

点火

ignición

點火

ignición

zapalování

ignición

tænding

ignición

점화

ignición

tändning

ignición

SFignition
Ejemplos ?
El martillo-percutor hace explotar al cebo de un golpe y se libera una llama por la chimenea, que causa la ignición de la carga de pólvora comprimida en el cañón y el disparo.
Un automóvil puede tener hasta un centenar de microprocesadores y microcontroladores que controlan cosas como la ignición, transmisión, dirección asistida, frenos antibloqueo (ABS), control de la tracción, etc.
Las tuberías y los recipientes de acero usados para almacenar y trasmitir tanto el oxígeno líquido como el gaseoso actúan como combustible; por tanto, el diseño y la fabricación de los sistemas de O 2 requieren una atención especial para asegurar que las fuentes de ignición se minimizan.
Veinte años que, en la mujer, son la edad en que la san- gre de las venas arde y bulle como lava de volcán en ignición; morenita sonrosada como la Magdalena: cutis de raso liso; ojos negros y misteriosos como la tentación y el caos; una boquita más roja y agridulce que la guinda; y un lodo más subvei-sivo que la libertad de imprenta, tal era mi amor, mi embeleso, mi delicia, la musa de mis tiempos de poeta.
Hasta adelante del aglomeramiento se hallaban los más optimistas y entusiastas, y hasta atrás, como quien no quiere la cosa, desconfiada y burlonamente sonriendo, los malpensados que seguían peorpensando en su búsqueda por en-contrar lo escondido tras el valor relumbrante de los científicos. Y llegó el cinco, y el cuatro, y el tres, y el dos, uno, cero. Ignición.
Los riesgos de fuego y explosión se dan cuando los oxidantes concentrados y los combustibles se sitúan demasiado cerca entre sí; sin embargo, la ignición, ya sea por el calor o por una chispa, es necesaria para iniciar la combustión.
Al apretar el gatillo con el dedo índice se libera el diente de escape, el percutor retorna abruptamente a su posición original y golpea una aguja retráctil, llamada aguja percutora, que golpea violentamente el fulminante del culote, provocando la ignición del combustible impulsante y el disparo.
Por tanto el gas obtenido debía ser menos denso que el aire y necesitaba estar en contacto con la atmósfera para entrar en ignición.
Si se produce una descarga electrostática en presencia de combustible y su voltaje es suficientemente grande, puede provocar la ignición de los vapores que se desprenden del combustible.
na tormenta ígnea es el movimiento en masa del aire resultante del fuego, creando una ignición de gran intensidad en una amplia área.
El tipo de propulsante que utilizan las astronaves en la actualidad, tanto para despegar como para navegar en el espacio, es el constituido por los combustibles químicos, ya sean en estado líquido o sólido, aunque tienen el inconveniente que sirven sólo para cortos períodos de aceleración, ya que se agotan rápidamente una vez producida la ignición.
Mientras no se descubra algún principio de propulsión totalmente ajeno a la ciencia y tecnología actuales, seguirá siendo la propulsión convencional mediante cohetes, a partir de la ignición de combustibles químicos, el principal medio de obtener una aceleración rápida de las naves espaciales Este tema dice relación con las velocidades de escape que deben alcanzar los ingenios espaciales al momento de despegar de la Tierra o de otro cuerpo celeste, las velocidades mínimas que deben adquirir para sostener una órbita segura en torno a la Tierra y los otros cuerpos, la velocidad mínima que deben adquirir para alcanzar éstos o abandonar el Sistema Solar.