Ejemplos ?
Allí, con mirar el cielo y verme en parte ancha, se me quitó el temor; a lo menos, se templó de manera que tuve ánimo de esperar a ver en lo que paraba la ida y vuelta de aquella mala hembra, y lo que me contaba de mis sucesos.
50 de esta Ley, los miembros del Senado y de la Cámara de Representantes de Puerto Rico recibirán compensación a razón de 7 dólares por el número de días de cada legislatura ordinaria y de cada legislatura extraordinaria, mientras estuviere en sesión; y una indemnización por cada legislatura ordinaria y extraordinaria, a razón de 10 centavos por cada kilómetro que real y necesariamente hayan tenido que recorrer en ir desde sus distritos legislativos a la capital y desde ésta a sus residencias en sus distritos legislativos, por las vías ordinarias de viaje; Disponiéndose, que esta indemnización se pagará sólo por un viaje de ida y vuelta a cada sesión ordinaria y extraordinaria...
Para la indemnización de los diputados se les asistirá por sus respectivas provincias con las dietas que las Cortes en el segundo año de cada diputación general señalaren para la diputación que le ha de suceder; y a los diputados de Ultramar se les abonará además lo que parezca necesario, a juicio de sus respectivas provincias, para los gastos de viaje de ida y vuelta.
La importancia de esta desconocida región recién comenzará a ser tenida en cuenta desde 1800, llegando a convertirse en parte importante de la economía e historia argentino-chilena: los caminos de “la única sal oficial del Obispado de Concepción”; las rutas de las haciendas robadas, por indios y cristianos, en las pampas a las que se las engorda en estos valles cordilleranos; la exploración, trazado y sueño trunco del primer camino interoceánico “para carretas, ida y vuelta” entre Buenos Aires y Concepción...
Vicente Navarro declara que en ninguna parte de Indias ni en Castilla se les ha pagado ni paga a los trabajadores la ida y vuelta, porque viniesen a hacer su hacienda.
—¿Ida, no más? —¿Hay vuelta? —Sí. —Pues ida y vuelta, ¡claro! —Sí, claro... y no tan claro: eso es muy caro. Aguarda un momentín, y embarcarás.
No tenía un propósito determinado, reconocía que tenía el espíritu sucio de asco a la vida, y de pronto al ver que pasaba un tranvía hacia Plaza Once, a grandes saltos trepó a la plataforma. Ya en la boletería sacó pasaje de ida y vuelta a Ramos Mejía.
Décimo: Como los objetos de un buen gobierno son muchos y muy grandes, se deja de la prudencia e ilustración de los señores diputados para combinarlos con el bien general de las Provincias Unidas y el particular de ésta en cuanto a su territorio, industria, comercio, agricultura, población de terrenos baldíos, gravoso pontazgo de Santiago del Estero por su pequeño y ridículo puerto de la acequia por donde transitan de ida y vuelta las carretas de esta ciudad y su jurisdicción.
No será excesiva la duración de la faena diaria de los prisioneros de guerra, incluido el trayecto de ida y vuelta; en ningún caso será superior a la admitida para obreros civiles de la región, súbditos de la Potencia detenedora, empleados en trabajos de la misma índole.
Él tiene suficiente dinero para pagar por un viaje al año, un ida y vuelta, es decir, para sí y su familia entre su casa y en Washington DC Y entonces se le ocurre una asignación para manejar las personas que trabajan en su oficina para manejar su correo .
Eran gentes de ida y vuelta, que no iban a trabajar a las nuevas tierras américas, sino ver si hallaban en ellas el prodigio de vivir sin labor.
El perjuicio más evidente que el traslado de sede genera para todas las personas perjudicadas consiste en el coste del transporte por el incremento de la distancia, ida y vuelta, que deberán realizar para acudir a su puesto en las nuevas instalaciones, una vez éstas se encuentren operativas, para lo cual deberán emplear más tiempo, -no sólo en los trayectos propiamente dichos sino en tiempos de esperas, tráfico, caravanas, etc…-, y además, teniendo en cuenta la variedad horaria que caracteriza la actividad a que se dedica la empresa, deberán compasar sus horarios y los medios necesarios de transporte, incluido el uso del vehículo propio.