huraño


También se encuentra en: Sinónimos.

huraño, a

(Del lat. foraneus, forastero, extraño < foras, afuera.)
adj. Que es antipático y poco sociable no le gusta estar con la gente porque es muy huraño y solitario. arisco, huidizo, retraído sociable

huraño, -ña

 
adj. Que huye de las gentes.

huraño

(u'ɾaɲo, -ɲa)
abreviación
1. persona que rechaza el trato y las muestras de cariño de los demás Era un hombre huraño y hasta violento.
2. característica que es propio de estas personas un carácter huraño
Sinónimos

huraño

, huraña
adjetivo
arisco, esquivo, hosco, insociable*, hirsuto, desabrido*, despegado*, furo, misántropo.
Misántropo denota aversión al género humano.
Traducciones

huraño

ADJ
1. (= tímido) → shy
2. (= poco sociable) → unsociable
3. (= esquivo) → shy, elusive
Ejemplos ?
El joven francés contemplaba distraídamente cómo los actores, con sus máscaras de bocas de bronce, se desenvolvían en escena; los esclavos corrían aquí y allá para simular apresuramiento; el anciano movía la cabeza y extendía sus manos temblorosas; la matrona, arrogante, en tono huraño y desdeñoso, se daba mucha importancia y regañaba a su marido, con gran regocijo de la sala.
Más que en mí mismo, más que en mi sector bizarro y huraño a toda connivencia con el Poder Ejecutivo, yo pienso aún sin quererlo en los compañeros de la mayoría, porque tampoco a ellos nadie les pidió opinión ni asesoramiento sobre el Convenio que, sin embargo, han de votar - ¡duro trance!
Era, para todos nosotros, un señor algo huraño, tímido entre gentes, vestido con el descuido propio de los sabios; y a lo mejor no le veíamos en tres años, a no tropezarle casualmente en alguna librería de viejo o en los pasillos de alguna Academia, un día de recepción...
¡Bástele a usted saber que las gentes disipadas y poco asustadizas con quienes se reúne en el Casino y en los cafés, le han puesto por mote el Capitán Veneno, al ver que siempre está hecho un basilisco y dispuesto a romperse la crisma con todo bicho viviente por un quítame allá esas pajas!, Urgeme, sin embargo, advertir a usted, para su tranquilidad personal y la de su familia, que es casto y hombre de honor y vergenza, no sólo incapaz de ofender el pudor de ninguna señora, sino excesivamente huraño y esquivo con el bello sexo.
quella flor anónima de pétalos iguales que sola está en el páramo de grises pizarrales, ¿por qué ha nacido allí? Y aquella moza rústica que a ser esclava aspira de aquel pastor selvático que huraño y torvo mira, ¿por qué lo adora así?
Vivieron de este modo más de año, enemigas del sexo masculino, mas repararon en que el propio daño les procura el seguir este camino; pues, si era con el hombre siempre huraño, sería de su ley breve el destino, pues infecundo era aquel gobierno, cuando era su intención hacerlo eterno.
Pero a veces algún curioso se subía por encima del seto de la huerta y veía con estupefacción a aquel hombre de barba larga, suciamente vestido, huraño y llorando fuertemente mientras paseaba solo.
-David -me dijo un día míster Murdstone después de la comida, cuando yo me marchaba como de costumbre-, me apena el observar que seas tan huraño.
-Huraño como un oso -dijo miss Murdstone. Yo me detuve y bajé la cabeza. -Y has de saber, David, que esa es una de las peores condiciones que puede tener nadie.
No decía nunca nada a nadie. Era tan huraño que se hubiera dicho que pagaba por todo el mundo. Las comadres de la villa le habían puesto el apodo de Touéno-Bouéno, Tonino el Bueno, y su madre le decía a menudo: ─ Pareces un animal, ¡qué pena de muchacho!
El de Ignacia estaba en Zamora, con licencia de dos meses, ultimando asuntos de una testamentaría; el de Romana, envuelto también en negocios, y, por contera, huraño y escamón, prevenido contra todo y todos y, en especial, contra «los pobretes» y «los pegotes», no permitía ni oír nombrar a las recién adquiridas relaciones de su esposa.
Casamientos, carreras, y, sobre todo, peleas traían sus extensos comentarios de parte de los viejos ante la presencia invariablemente muda del muchacho, huraño hasta con los padres.