hulla


Búsquedas relacionadas con hulla: lignito, antracita, hola

hulla

(Del fr. houille < germ. hukila, terrón.)
1. s. f. MINERALOGÍA Combustible mineral fósil sólido, que procede de vegetales que han sufrido una transformación que les confiere un gran potencial calorífico.
2. hulla blanca ELECTRICIDAD Energía obtenida a partir de los saltos de agua, utilizada como fuerza motriz en las centrales hidráulicas.

hulla

 
f. mineral. Carbón natural negro y brillante, con un 75-90% de carbono.

hulla

('uʎa)
sustantivo femenino
carbón mineral que procede de sedimentos enterrados de masas vegetales La hulla se usa como combustible.
Traducciones

hulla

coal

hulla

charbon

hulla

carvão

hulla

الفحم

hulla

węgiel

hulla

въглища

hulla

hulla

hulla

uhlí

hulla

Kul

hulla

פחם

hulla

石炭

hulla

석탄

hulla

kol

hulla

ถ่านหิน

hulla

SFsoft coal
Ejemplos ?
Históricamente, esta parroquia pertenecía al concejo de Tudela hasta que éste se anexionó al de Oviedo en 1857. El valle dispone y disponía de carbón de hulla y en 1840 un grupo inversor inglés estudió la viabilidad de extraerlo.
La Guajira se constituye de la minería que representa en generación de recursos financieros el 70% de la economía por la explotación de la sal marina y las reservas de gas natural (producción de 500 millones de pies cúbicos de gas al día, en las estaciones Chuchupa y Ballenas) en Manaure, el carbón lignito, turba y hulla en los yacimientos de los municipios Maicao, Albania, Hatonuevo Fonseca y Barrancas.
El combustible era la leña u otros restos vegetales, y deyecciones de animales herbívoros secas. En China parece que se utilizaba la hulla desde tiempos inmemoriales.
Gottmann explica que esta concentración demográfica y de poderes (económico, político, judicial, cultural) en tal espacio se debió a la sucesión de coyunturas favorables: la historia colonial de los Estados Unidos y la importancia de los intercambios con Europa, la victoria del Norte contra el Sur en la Guerra de Secesión (eliminando la competencia de los puertos sudistas -por ejemplo el de Nueva Orleáns-) y la presencia de una elite burguesa industrial y financiera apoyada en un transpaís o territorio interior cercano a la megalópolis rico en hierro, hulla y energía hidráulica.
A partir de la Revolución Industrial se empieza a manejar el vapor en las máquinas motrices y se desarrolla la técnica de conducción de fluidos por tuberías, fluidos calentados en calderas a partir de combustibles, generalmente sólidos, principalmente tres: leña, turba y hulla.
Aparte de Metz, la ciudad principal que posee una larga historia, y cuya aglomeración se extiende cada vez más a lo largo del Mosela, otras grandes aglomeraciones son Thionville y Forbach, que deben su importancia a la hulla y a la siderurgia.
Hay talleres por los arrabales de la Exposición, donde se ve, ¡para que el egoísta aprenda a ser bueno!, el trabajo del hombre en las minas de hulla, en el fondo del agua, en los tanques donde hierve, como fango, el oro.
Pero para desgracia de los mineros, la hulla extraída de allí era superior a la de los otros filones, y la carne del dócil y manso rebaño puesta en el platillo más leve, equilibraba la balanza, permitiéndole a la Compañía explotar sin interrupción el riquísimo venero, cuyos negros cristales guardaban a través de los siglos la irradiación de aquellos millones de soles que trazaron su ruta celeste, desde el oriente al ocaso, allá en la infancia del planeta.
El mundo producía en 1919, 25% más que antes de la guerra en artículos alimenticios; 48% más en artículos industriales; 44% más en papel; 44% más en productos químicos; 82% más en cemento; 550% más en caucho; 520% más en petróleos; 20% más en hulla; 22% más en fundiciones; 49% más en zinc; 60% más en plomo, 43% más en estaño; 100% más en cobre y 22% más en algodón.
Pedro María empezó con brío la tarea, atacó la hulla junto al corte y golpeando de arriba a abajo desprendiéronse de la vena grandes trozos negros y brillantes que se amontonaron rápidamente a lo largo de la hendidura; pero a medida que el golpe subía, el trabajo hacíase muy penoso.
Mineros (de las minas de carbón), carboneros, herreros, forjadores, fundidores, fogoneros, deshollinadores y demás trabajadores expuestos a inhalación de polvos de carbón de hulla, grafito y antracita.
El balde desde el amanecer hasta la noche durante catorce horas mortales, revolviéndose como un reptil en la estrecha labor, atacaba la hulla furiosamente, encarnizándose contra el filón inagotable, que tantas generaciones de forzados como él arañaban sin cesar en las entrañas de la tierra.