Ejemplos ?
Las se hacen eco del consenso, recogiendo el texto griego de esa recensión media que es el mejor que, hoy por hoy, se conserva de las cartas de Ignacio de Antioquía.
Esta gravedad repulsiva inicial provocó la expansión del espacio a un ritmo acelerado, tal como predicen las teorías de la inflación, las cuales, hoy por hoy, añaden la inflación de forma ad hoc para ajustarse a las observaciones.
El dictamen de este organismo no es vinculante y en estos momentos sigue pendiente de ejecución. Hoy por hoy, con Pepa Bueno y Gemma Nierga.
Este es el reto en los estudios taxonómicos para los próximos años. Hoy por hoy es imposible presentar una clasificación de los gasterópodos en grupos consistentes.
La única contestación que, hoy por hoy, cabe dar a esa pregunta, es la siguiente: Si la revolución rusa es la señal para la revolución obrera de Occidente y ambas se completan formando una unidad, podría ocurrir que ese régimen comunal ruso fuese el punto de partida para la implantación de una nueva forma comunista de la tierra.
Yo creo que estás dequivocá hoy por hoy; yo creo que estás dequivocá der to, pero yo te digo una cosa, y esta cosa es que cuando se tiée una jaza, una güena jaza y no hay en ella espantajos, está muy expuesto el amo a que se coman el trigo los gorriones.
El señor Oyóla, á quien sólo de vista conocemos, será un joven más ó menos aplicadito ó aprovechado; pero, á juzgarlo por la forma 'de su tesis, no ñay en él tela de literato. No es de los muchachos peUgrosos y capaces de hacer daño á la reacción conservado- ra que, hoy por hoy, gana terreno en el Perú.
Los pesticidas fueron una solución cómoda para la lucha contra el hambre, ya que lograron abastecer las necesidades alimentarias demandadas, pero hoy por hoy, no solo se ha demostrado que no ha sido útil para disminuir el hambre del mundo, sino que su toxicidad está provocando daños irreparables en nuestros cuerpos, nuestros alimentos y en nuestros recursos medioambientales.
Es verdad que, por regla general, todas las mujeres pierden en traje de baño; pero también es cierto que la que así nos gusta le asegura a uno de desengaños para toda la vida; como que, hoy por hoy, yo me atrevería a aconsejar a todos los amantes a macha-martillo que, a no estar muy seguros, muy seguros de que al respective eran rollos de manteca, no se citasen en las olas del Sardinero...
Cristóbal, que llevaba el pasaporte de su nobleza y marcial apostura, se vio pronto rodeado de obsequiosos amigos que lo arrastraron a esa existencia de disipación y locura constante. En Potosí se vivía hoy por hoy, y nadie se cuidaba del mañana.
Los avances de la conciencia y de la combatividad popular deben encontrarnos listos pan responder a esos nuevos niveles de lucha, pero será nuestra practica y nuestra experiencia política la encargada dc indicarnos los mejores caminos para que esa tarea pueda realizarse. Hoy por hoy podríamos pasarnos siglos en vanas discusiones sobre la ma­nera en que se tomará el poder, sobre la duración de tal o cual etapa, aun ine­xistentes.
Y hechas estas aclaraciones personales, demasiado personales, en exceso humanas acaso, aquí quedan al lector las cartas abiertas de Ganivet y mías, debiendo repetirle una vez más que por lo que hace a éstas, a las mías, quedan invalidadas por cuanto después he escrito sobre los mismos temas y que hoy por hoy sólo en parte respondo de ellas.