hocico


También se encuentra en: Sinónimos.

hocico

1. s. m. ZOOLOGÍA Parte saliente de forma más o menos puntiaguda de la cara de los mamíferos, donde tienen la boca y la nariz el cerdo sacaba el hocico entre las barandas del camión. jeta, morro
2. coloquial, despectivo Boca de una persona cuando tiene los labios muy abultados. boca, morro, nariz
3. despectivo Cara de la persona le dio un cintarazo que le cruzó el hocico.
4. coloquial Gesto de la cara de la persona que expresa enfado o disgusto no se lo digas porque hoy ha venido con hocico.
5. caer o dar de hocicos coloquial Golpearse en la cara al caer o tropezar pisó el cordón del zapato y cayó de hocicos en mitad del paso de cebra.
6. meter el hocico en algo coloquial Curiosear en los asuntos o cosas de los demás metió el hocico en su vida personal y salió mal parada.
7. poner hocicos coloquial Poner gesto de enfado no pongas hocicos porque te mereces la reprimenda.
8. torcer el hocico coloquial Hacer una mueca de enfado o disgusto torcía el hocico mientras la otra iba enmarañando sus argumentos con inverosímiles disculpas.

hocico

 
m. zool. Parte de la cabeza de algunos animales donde están la boca y la nariz.
Boca de una persona de labios abultados.
fig.Cara (parte de la cabeza).
Gesto de enojo o desagrado.
Dar de hocicos. loc. Dar con la cara en una parte.

hocico

(oθi'ko)
sustantivo masculino
1. parte saliente y prolongada de la cara de algunos animales Los mamíferos poseen la boca y los orificios nasales en el hocico.
2. boca de una persona El tipo tenía un hocico como de rata, era horrible.
3. cara de una persona Le tiró un par de verdades por el hocico.
entrometerse una persona en un asunto ajeno Ya anda tratando de meter el hocico en lo que no le incumbe.
Sinónimos

hocico

sustantivo masculino
1 morro, jeta.
2 (desp.)cara*.
Traducciones

hocico

snout, nose, muzzle

hocico

morro

hocico

Schnauze

hocico

muzelo

hocico

museau, pif

hocico

snuit

hocico

focinho

hocico

nos

hocico

SM
1. [de animal] → snout, nose
2. [de persona] (= cara) → mug; (= nariz) → snout
caer de hocicosto fall (flat) on one's face
cerrar el hocicoto shut one's trap, belt up
dar de hocicos contra algoto bump o walk into sth
estar de hocicosto be in a bad mood
meter el hocicoto meddle, poke one's nose in
poner hocicoto scowl
torcer el hocicoto make a (wry) face, look cross
Ejemplos ?
La noche avanzaba, y los cuatro perros de edad, agrupados a la luz de la luna, el hocico extendido e hinchado de lamentos —bien alimentados y acariciados por el dueño que iban a perder—, continuaban llorando a lo alto su doméstica miseria.
Furioso ante aquella exclamación, erizó el hocico, encrespó el lomo y huyendo a la montaña volvió la cabeza y gruñó encolerizado: -¡Ahora le voy a pedir a TLALOCTLI que no llueva para castigar sus atrevimientos con el representante de él sobre la tierra.
Y el coyote, ya que comió el muslo del guajolote con mole, lo sintió muy picoso y se acordó del aguamiel, esa agua fermentada de los magueyes que hoy le llaman pulque. Se acercó hasta la tinaja que la contenía y comenzó a beber apresuradamente, pues sentía que su hocico se incendiaba: -¡Ah, ah!
Los ojos guiñaron, el hocico se abrió con estrepitoso bostezo, a cuyos sones el busto se irguió, las piernas se estiraron y la criatura toda concluyó por quedar en pie, apoyándose en la muleta.
Y ya en todo el día no se apartaba de su ama, de la marquesa, en cuyas faldas fofas y muelles encontraba cobijo, cuyos brazos de alabastro la formaban como tibio y firme aro defensor, cuyos besos calentaban su hocico frío, sus ojos hermosos, destellantes de inteligencia...
La voracidad del cerdo crecía con su gordura. Gruñía por las tardes con el hocico enterrado en el fango. Del corralón de Nemesio, que vivía a una cuadra, se habían venido a quejar.
por ahí comas carne y por la boca mierda, y papa te vea la madre que te parió porque te vea más medrado; en las sopas te lo halles como garbanzo, con esa música te entierren, sabañones y mal de gamones, coz de mula gallega, por donde salió el pedo meta el diablo el dedo, la víbora el pico, el puerco el hocico, el toro el cuerno, el león la mano, el cimborrio de El Escorial y la punta de mi caracol te metan amén".
Entonces mi vista se percató de algo más horripilante: en el fondo del remolino rugía con las fauces abiertas por las cuales se veían sus filosos colmillos, un hambriento Tiranosaurio Rex. Era el monstruo del mar que había visto en otra de mis películas favoritas y me precipitaba hasta su hórrido hocico.
Ya tocaba en el ocaso del sol el fúlgido disco, y sobre el campo cayendo leves gotas de rocío, daban vida a los maizales y al retoño ya marchito, cuando en la loma de un cerro a cierto lugar vecino, cuyo nombre no hace al caso, y por eso no le cito, un jinete apareció (11) sobre indefinible bicho, pues desde el lomo a los pechos y desde el rabo al hocico, llevaba más alamares que sustos pasa un marido.
Nos rechazarán, si pueden; pero si podemos más, les arrebataremos sus ganados, y quién sabe si algún niño o hasta algún mozo. Tendremos carne viva y sangre caliente y roja en que hundir el hocico.
Almamía, el amigo íntimo, el de los juegos delicados y caprichosos, el de la blancura de algodón boricado, el de las manitas de felpa, se le acerca con volteretas y movimientos de trapo; hace el arco, ronca, y, pasándole el lomo por los bracitos, le pone el hocico y el bigote hirsuto en las mejillas.
Entonces vivía en el interior del castillo, en una silla de terciopelo, o yacía sobre el regazo de la señora principal. Me besaban en el hocico y me secaban las patas con un pañuelo bordado.