hervor


También se encuentra en: Sinónimos.

hervor

(Del lat. fervor.)
1. s. m. Acción y resultado de hervir un líquido con un solo hervor tendrá bastante. ebullición, cocción, efervescencia
2. Estado de ánimo de gran excitación o grado de máxima intensidad con que se manifiesta una cosa el hervor con que acompañó sus palabras nos resultó inusitado. agitación, ardor, celo, intensidad, viveza
3. hervor de la sangre Erupción cutánea leve y pasajera no es más que un hervor de la sangre, no se preocupe.
4. dar un hervor Hervir por breve tiempo le he dado un hervor al agua.
5. faltarle a alguien un hervor coloquial, despectivo Estar algo chiflado o demostrar poco juicio.

hervor

 
m. Acción y efecto de hervir.
fig.Fogosidad, entusiasmo.
Alzar el hervor un líquido. Empezar a hervir.

hervor

(eɾ'βoɾ)
sustantivo masculino
1. ebullición de un líquido Cuando el agua dé el primer hervor, agregar la pasta.
2. celo y ardor característico de los jóvenes Está en todo el hervor de la adolescencia.
Sinónimos

hervor

sustantivo masculino
1 ebullición.
Ebullición se emplea más en el lenguaje técnico.
Traducciones

hervor

kochen

hervor

koken

hervor

ferver

hervor

gotować

hervor

종기

hervor

Koka

hervor

SM
1. [de agua, leche] → boiling
dar un hervor a algoto boil sth once
alzar el hervor o levantar el hervorto come to the boil
2. (popular, emocional) → ardour, ardor (EEUU)
Ejemplos ?
¡Con qué dulzura afectuosa olvidaba su fiereza, el hervor de su sangre morisca, el sol derretido que corría por sus venas bajo la sedeña piel, para amansarse al contacto del cuerpo ágil, con el cual parecía formar uno solo al realizar las empresas de la destreza y del valor!
Mit jedem Tone meinen Dank Zu schildern, wie er hier, (Aufs Herz deutend) hier entsprang! (Er spielt, sogleich kommen Tiere von allen Arten hervor, ihm zuzuhören.
Extraña temporada aquella en que la lectura de los más grandes poetas y el hervor sentimental y sensual de la juventud y la dejadez del cuerpo tras de las noches crapulosas, me hicieron escribir mis «Primeros versos»; más extraña si se compara con el año siguiente en que la intimidad con Serrano, el noble amigo que consagró su vida a trascendentales especulaciones resucitó en mí al meditabundo filósofo que heredó de sus abuelos el intenso amor por la vida moral.
Otra vez apareció en el rostro de Luzardo la sonrisa de la inteligencia de la situción, y, poniéndose de pie, se echó a la cara su rifle que llevaba consigo. Pero la bala no dio en el blanco, y los enorme saurios se precipitaron al agua, levantando un hervor de espumas.
Tú, que el hervor aún sientes de la vida en tus venas, si vas por el Retiro y bajo su arboleda hallas una pastora, como las rosas fresca, tejiéndose guirnaldas, en muelle negligencia; si ves su pie pequeño que se adivina apenas en un zapato breve de satinada tela: si por crecer la brisa agítase la seda y los revueltos pliegues...
En la consabida mesa dieron en reunirse unos cuantos, gente joven, carne frescal, no salada aún por la experiencia, inquietada por el hervor y la comezón de la subida de la savia y propensa a jactarse más allá del límite.
La gran sala que atravesamos tenía abiertas de par en par las tres puertas de su inmenso balcón; el sol entraba ya por ella, iluminando todo el larguísimo y espacioso carrejo que terminaba en la escalera; se oía el cuchareteo y hervor de la cocina que empezaba a animarse por la solemnidad del día, y se respiraba en toda la casa un ambiente especial, una atmósfera pura y embalsamada, que sólo se respira en el campo de la Montaña en las madrugadas de verano, al secar el sol el fresco rocío sobre las flores de las praderas.
como si también se hubiese quedado paralizado él a la sorpresa, siguiéndole adentro el hervor de la danza interrumpida, en su vientre cristalino bullía el burbujeo del licor, en una danza más enloquecida, como si apurase con una peligrosa inminencia del encantamiento de la serpiente diapreada que el turco aprisionaba por la boca con el beso vicioso del fumador...
Mientras duran las erupciones, se oye en la falda de la montaña un espantoso ruido subterráneo, semejante al hervor de una inmensa caldera, y algunos días antes de romper se secan las fuentes y pozos de los alrededores, y se nota algún movimiento en el mar.
Háganle todos el buz. Su cimera es una cruz su padrino el Precursor que da voces con hervor: "Ecce qui tollit peccata mundi". ¿Y por quién ha de justar?
El revuelto cieno de las almas viles de tiranos quiere convertir su seno en estrecho sepulcro para lo que es tan grande como el infinito, el pensamiento libre, el verbo rebelde, la verdad, la justicia, la libertad; pero lo mezquino, lo ruín, lo infame, no tendrá nunca magnitudes de vorágine. El hervor del pantano no usurpará el vértigo del torbellino.
La destruida figura del caduco acababa de transformarse, y se me presentaba con todas las energías juveniles, entre el hervor pasional del romanticismo, que la envolvía como en dorada nube.