Ejemplos ?
¿Dónde está Julia Mills? Llévame con Julia Mills, y vete; ¡haz el favor! En una palabra, estaba medio loco y recorría el salón en todas las direcciones.
Sin embargo, cuando llegó para mí el momento de marcharme a estudiar a la Universidad, me dijo mi madre: – Haz el favor de visitar a tu tío Ilyá Fedoséievich y saludarle de mi parte.
Mistress Markleham había recobrado el use de la palabra, y, llena de orgullo por su hija y de indignación maternal, exclamó: -Annie, levántate al momento y no avergüences a todos tus amigos humillándote así, si no quieres que me vuelva loca. -Mamá -contestó Annie-, haz el favor de no interrumpirme.
--No comprendo qué puedes pretender con eso de tu camino contestó la Reina--, porque todos los caminos de por aquí me pertenecen a mí...; pero, en todo caso --añadió con tono más amable--, ¿qué es lo que te ha traído aquí? Y haz el favor de hacerme una reverencia mientras piensas lo que vas a contestar: así ganas tiempo para pensar.
—Si tú eres la reina del cielo, el lugar por donde sale el sol, ¿Por qué, haz el favor de decirme, has venido al País de Irás y no Volverás?
---Como haces tú -añadió su hermana. -Jane, déjame hablar, haz el favor. Digo, David, que la gente joven está en el mundo para la acción y no para soñar ni para haraganear.
-Entonces -dijo el centinela-, haz el favor de decirnos por qué la fuente de nuestro mercado, que antes daba siempre vino, se ha secado y no mana mas que agua.
A mí me afeitan ya tres barberos, y lo tienen a mucha honra. Conque, haz el favor de contarme lo que estabas haciendo allí. Iván Yákovlevich se puso lívido...
Allá no hay nadie… medio señaló Haz el favor de levantar tu porquería e irte de inmediato si no quieres que mande llamar a los gendarmes… ¡Qué asquerosidad!
Estás mintiendo. Pero, no te ha de valer. Haz el favor de contestar. – Estoy dispuesto a afeitar a vuestra merced dos veces por semana, o incluso tres, sin rechistar –contestó Iván Yákovlevich.
-Entonces haz el favor de decirnos por qué el árbol grande de nuestra ciudad, que antes daba siempre manzanas de oro no produce ya ni aun hojas.
-Todo -le respondió. -Entonces -dijo el barquero-, haz el favor de decirme si debo permanecer siempre en este puesto sin ser relevado nunca.