harapo

(redireccionado de harapos)
También se encuentra en: Sinónimos.

harapo

(Derivado del ant. farpar o harpar, desgarrar.)
1. s. m. Trozo de tela o vestido viejo, roto o sucio le quité los harapos que llevaba y le di ropa limpia. andrajo, colgado, guiñapo, pingo, trapo
2. Aguardiente de pocos grados que sale del alambique al finalizar el proceso de destilación del vino.
3. andar o estar uno hecho un harapo Llevar muy rota la ropa o estar muy cansado.

harapo

 
m. Andrajo.
Último aguardiente que sale de la destilación del vino.

harapo

(a'ɾapo)
sustantivo masculino
ropa o pedazo de tela muy gastada, rota y sucia. Los harapos del mendigo no lo protegían del frío.
Sinónimos

harapo

sustantivo masculino
Traducciones

harapo

tatter

harapo

SM
1. (= andrajo) → rag
estar hecho un harapoto go about dressed in rags
2. harapos (Méx) → clothes, clobber, threads (EEUU)
Ejemplos ?
Tendrías necesidad de salir inmediatamente de esas ciudades cultas, e irías a Tesalia a casa de los amigos de Critón, a Tesalia donde reina más el libertinaje que el orden, y en donde te oirían sin duda con singular placer referir el disfraz con que habías salido de la prisión, vestido de harapos o cubierto con una piel, o, en fin, disfrazado de cualquier manera como acostumbran a hacer todos los fugitivos.
Con inquieta y temblorosa prontitud se bajó los harapos que traía como pantalones y en un gesto lujurioso se enlagartijó sobre la inerte.
Contestad, mexicanos; aún es hora de lavar nuestros harapos para que brillen a la primera luz del Centenario del esfuerzo libertador de 1810.
De un rincón pende una cuna, a manera de hamaca, formada de un costal, y en la cuna descansa el cuerpo de un niño envuelto en harapos de dudoso color.
Habrá luz, porque los harapos, las cicatrices viejas y las frescas, las miserias, todas que repugnan, quedarán fuera de la ciudad.
Me hallaba sentado sobre trozos de cuerdas, restos de ruedas y de esqueletos humanos, y sobre horrorosos harapos que la podredumbre había separado de ellos.
Pommerol, Le culte de Taranis, en L'Homme, 1887, p. 461) = Se cuenta que Saint Laurent se encontró con Bóreas cubierto de harapos.
Y si, además, estos harapos se han disfrazado bien y engañosamente y se han revestido con entendimiento, entonces es de cierto todavía peor.
-Habla vuesa merced muy a lo santo, señor teniente -respondió Preciosa-; ándese a eso y cortarémosle de los harapos para reliquias.
¡Cuántas veces la he visto pasar, vestida de brillantes harapos, castañeteándole los dientes, agitando los cascabeles del irrisorio cetro, y hacerme misteriosa mueca con que me convida hacia lo desconocido!
Pero las venas de la garganta de la mujer se hincharon, y reventaron, y cayó muerta, muerta de la furia. Loppi se sentó a sus pies, le compuso los harapos sobre el cuerpo, y le puso de almohada el morral vacío.
Y luego se casó, y quería mucho a su mujer y a su hijo; pero una tarde que salió en su carro de perlas y plata a pasear, vio a un viejo pobre, vestido de harapos, y volvió del paseo triste: y otra tarde vio a un moribundo, y no quiso pasear más: y otra tarde vio a un muerto, y su tristeza fue ya mucha: y otra vio a un monje que pedía limosnas, y el corazón le dijo que no debía andar en carro de plata y de perlas, sino pensar en la vida, que tenía tantas penas, y vivir solo, donde se pudiera pensar, y pedir limosna para los infelices, como el monje.