hallaca

hallaca

 
f. Plato típico de la cocina venezolana parecido a los tamales que se prepara con masa de maíz y diversos rellenos, todo ello envuelto en hojas de maíz amarradas con hilo y cocinado en agua.
Traducciones

hallaca

SF (Venezuela) → tamale
Ejemplos ?
Generalmente, el guiso, al igual que en la hallaca de maíz zuliana, tiene la carne picada de manera muy pequeña, y puede estar acompañada de papa.
Cuando los ingredientes del relleno están mezclados con la masa se les da el nombre de bollos de hallaca (llamados también bollos navideños o simplemente bollos).
Las costumbres decembrinas relacionadas con la hallaca han sido adoptadas por la inmensa población de extranjeros y sus descendientes de primera y segunda generación, y cada uno ha sabido agregarle a su receta familiar algún ingrediente de sus propias tradiciones culinarias, lo que ha permitido la unión de las costumbres cuando les solicitan a sus vecinos venezolanos su colaboración para la elaboración de este plato típico.
La hallaca o hayaca es un tamal típico de Venezuela. Consiste en una masa de harina de maíz sazonada con caldo de gallina o de pollo y pigmentada con onoto o achiote, rellena con guiso de carne de res, cerdo y gallina o pollo (aunque hay versiones que llevan pescado), a la cual se le agregan aceitunas, uvas pasas, alcaparras, pimentón y cebolla, envueltas de forma rectangular en hojas de plátano o de bijao (palma semejante a la del plátano, aunque de textura más fuerte), para finalmente ser atada con pabilo o pita y hervida en agua.
Otras delicatesses famosas entre los que lo conocen, son su extravagante pero espectacular Hallaca de Langosta y Cazón, su "Jamón de Trapo", el Cassoulet y su Choucrute.
El antropólogo peruano Humberto Rodríguez Pastor destaca una variante del tamal de Lima como un legado afroperuano que le suma sazón al sabor del tamal indígena y crea su propia variante a la gastronomía de este país en su obra La vida en el entorno del tamal peruano. Tiene una similitud con la hallaca de Venezuela.
En vista de la trayectoria de esa palabra, no parece verosímil que sea la precursora de la actual palabra, evidenciado además por los apuntes de Marcos Augusto Morínigo en su Diccionario de americanismos (1985), que relaciona la hallaca con el ayacá de las lenguas tupí-guaraní, que significa bulto, lío y últimamente cesta en el idioma guaraní suroccidental.
En la actualidad la hallaca se prepara con harina de maíz procesada de manera industrial, anteriormente se preparaba de masa casera, pilando el maíz seco, es decir, dejando los granos sin cáscara, cocido en agua y procesado en molino de mesa.
La hallaca constituye un ejemplo interesante de las consecuencias del mestizaje y sus manifestaciones de carácter universal: La hallaca continúa siendo fundamentalmente la misma desde mediados del siglo XVIII, al menos en su versión caraqueña.
En el Lexicón o Vocabulario de la lengua general española del Perú, escrito por Fray Domingo de Santo Tomás y publicado en Valladolid en 1560, se expone la palabra hallaca como de origen quechua y definido como un pollo tierno «de ave generalmente, antes que tenga pluma».
Una historia cuenta que el nombre de la hallaca proviene de la combinación de dos palabras: Allá (refiriéndose a los componentes del guiso que provienen de otros países) y Acá (refiriéndose a la masa y las hojas de plátano) donde como resultado Allá y acá, combinando y mejorando la palabra este plato recibiría el nombre de Hallaca.
La hallaca es un plato tradicional de la época navideña, pues a principios de diciembre la mayoría de las familias venezolanas se reúnen para, entre todos, preparar los ingredientes, cocinarlos y armar las hallacas.