haitiano

(redireccionado de haitiana)

haitiano, a

1. adj. De Haití, país de las Antillas, o de su variante dialectal.
2. s. Persona natural de este país.
3. s. m. LINGÜÍSTICA Variedad lingüística del francés que se habla en este país.

haitiano, -na

 
adj.-s. De Haití.
m. ling. Dialecto haitiano, variedad del francés.
Traducciones

haitiano

Haitian

haitiano

haitiano

haitiano

Haiti

haitiano

Haitiska

haitiano

/a
A. ADJof/from Haiti
B. SM/Fnative/inhabitant of Haiti
los haitianosthe people of Haiti
Ejemplos ?
León De jean, Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario de la República de Haití, en la República Dominicana; Quienes después de haberse comunicado sus plenos poderes convenido en los artículos siguientes: La línea entre la República Dominicana y la República de Haití de parte de la desembocadura del Río Dajabón o Massacre en el Océano Atlántico(Bahía de Manzanillo, al Norte) y siguiendo el curso de éste río, hasta frente al poblado de Dajabon, según trazado hecho en 1901 por la Comisión Mixta Domínico-Haitiana para la aclaración de la línea fronteriza en el extremo Norte...
Considerando que un pueblo obligado a obedecer a la fuerza y que le obedece hace bien, pero que si resiste cuando puede hacer mejor; considerando, por último, que dada la diferencia de las costumbres y la rivalidad existente entre los unos y los otros, nunca habrá armonía ni perfecta unión, y como además los pueblos de la parte anteriormente española de la isla de Santo Domingo comprobaron durante los veintidós años de su agregación a la República de Haití que no pudieron obtener ventaja alguna, sino al contrario, que se arruinaron, empobrecieron y degradaron y que fueron tratados de la manera más vil y abyecta, han resuelto separarse para siempre de la República haitiana para proveer a su seguridad y a su conservación...
Esa es la razón por la cual los habitantes de la parte del Este de la isla, antes Española o de Santo Domingo, valiéndose de sus derechos, impulsados como lo fueron por veintidós años de opresión y oyendo de todas partes las lamentaciones de la patria, han tomado la firme resolución de separarse para siempre de la República haitiana y de constituir un Estado libre y soberano.
Si se consideraba la parte oriental incorporada voluntariamente a la República haitiana, debía gozar de los mismos beneficios y de los mismos derechos de que gozan aquellos con quienes se había aliado, y si en virtud de esa unión estábamos obligados a defender nuestra integridad, ella, por su parte, debía procurarnos los medios de hacerlo; pero faltó a eso violando nuestros derechos, y, por consiguiente, estamos libres de nuestra obligación.
El 22 de diciembre de 1958, en la frontera dominico-haitiana entre Jimaní y Malpasse, Trujillo y François Duvalier firmaron un acuerdo de mutua protección.
Inicialmente la plena o reggae en español empezó en los años setenta dentro de la comunidad afrocaribeña como un hobbie de los DJ's que mientras mezclaban canciones en los bailes improvisaban versos, más que nada las de música haitiana ya que los versos en patois se prestaban para improvisaciones de los diyéis las cuales eran jocosas o con doble sentido.
Para el gran cierre los protagonistas subieron al escenario y cantaron el clásico «Ojalá que llueva café», compuesto por Guerra, y sosteniendo entre sus manos las banderas dominicana y haitiana entrelazadas.
La Constitución haitiana de 1987 establece la bandera, el escudo y el himno conocido popularmente como La Dessalinienne como símbolos nacionales del país.
Aunque su carácter informal no permite un cálculo preciso, la población inmigrante haitiana en la nación vecina se estima en más de un millón de personas.
En la tercera fase, formando parte del Grupo 3, ganaron los seis partidos (ida y vuelta) que disputaron contra las selecciones salvadoreña (1-0 y 3-1), haitiana (3-1 y 2-0) y la surinamesa (7-0 y 4-1).
La revolución haitiana y el “libro de pinturas” de José Antonio Aponte (Mención especial ensayo de tema histórico-social,) Maria Candida Ferreira de Almeida: Leyendo en colores.
El Gobierno británico estaba resentido por tener que entregar la mayoría de sus conquistas coloniales desde 1793 y Napoleón se enfureció porque los ingleses no habían evacuado sus tropas de la isla de Malta. La tensa situación no hizo sino empeorar cuando Napoleón envió una fuerza expedicionaria para aplastar la Revolución haitiana.