hadado

(redireccionado de hadada)

hadado, a

1. adj. Del hado.
2. Que es prodigioso o mágico. maravilloso, sobrenatural

hadado -da

 
adj. Relativo al hado.
Ejemplos ?
VIII Y aunque todos mis sentidos de sus fines no gozaron, los ojos embebecidos fueron tan bien acogidos, que del todo me alegraron; mas mi dicha -no hadada a consentirme tal gozo- se volvió tan presto airada, que mi bien fue todo nada y mi gozo fue en el pozo.
Por nuestras esperanzas ahora comunes, y por las murallas de los troyanos que van a caer, 375 y por esos dioses os ruego que al enemigo hace poco he arrebatado, por cuanto resta, si algo, que con inteligencia haya de hacerse, si algo todavía audaz y súbito de acometerse ha, si de Troya a los hados que algo resta pensáis de mí acordaos, o si a mí no me dais las armas, 380 a ella dádselas”, y muestra la estatua hadada de Minerva.
Image:Ksar_Ouled_Soltane_01.jpg Ksar Ouled Soltane, Túnez. Image:Ksar Hadadda.JPG Ksar Hadada, Túnez. Image:Ksar Douiret (34).JPG Douiret, Túnez.
La Hadada de The Paris Review — una estatuilla de bronce "otorgada anualmente a un miembro distinguido de la comunidad literaria que ha demostrado un compromiso fuerte y único a la literatura." El premio puede ser otorgado a un escritor, lector, editor, publicación, u organización.
Esta gala "une las figuras y patrones principales de las artes y letras americanas a lo largo de Nueva York, para rendir homenaje a escritores distinguidos en las diferentes fases de sus carreras." Centrada alrededor de la presentación de la Hadada, el Premio Plimpton, y el Premio Sureño Terry por Humor, la "Spring Revel" dirige su recaudación hacia The Paris Review Foundation, una organización no lucrativa establecida en 2000 para asegurar el futuro de The Paris Review.
736-743), cuando nadie puede adivinar antes de morir qué le va a suceder, según conocido adagio, que ya se encuentra en el Edipo rey de Sófocles, «No llamemos a nadie bienaventurado que sea de estirpe mortal, hasta que haya cruzado la raya de la vida, libre de dolor», que figura en la General estoria de Alfonso X el Sabio («Ninguno non deve seer dicho bien aventurado ante de su muert»), que está presente en la paremiología castellana, en refrán recogido en el Vocabulario de refranes y frases proverbiales de Gonzalo Correas («No me digas bien hadada hasta que me veas soterrada») y que incluso está expresado por boca del propio Juan Labrador en los versos 2452-2454 «Ya declina conmigo la fortuna...