hacer frente a los gastos

Traducciones

hacer frente a los gastos

coprire le spese, far fronte alle spese
Ejemplos ?
El Gobierno Federal sigue auxiliando a los municipios en la construcción de obras de agua potable, previo acuerdo con los beneficios para fijar tarifas justas que, además de cubrir el sostenimiento del servicio, permitan hacer frente a los gastos de ampliación y mejoramiento.
Al efecto, en 19 de noviembre de 1914, se creó una deuda interior por ciento treinta millones de pesos para amortizar los billetes conocidos con el nombre de Emisión de Monclova y Ejército Constitucionalista y hacer frente a los gastos que siguiera requiriendo la Revolución, pues en esa época ya había comenzado la lucha contra el villismo.
Los recursos remanentes de los procesos de desincorporación de entidades que se encuentren en el Fondo de Desincorporación de Entidades, podrán permanecer afectos a éste para hacer frente a los gastos y pasivos de los procesos de desincorporación de entidades deficitarios, previa opinión de la Comisión Intersecretarial de Gasto Público, Financiamiento y Desincorporación.
Tal es el origen de las emisiones de papel moneda de que adelante se hablará y que constituyeron una de las fuentes de ingresos para hacer frente a los gastos de la Revolución.
La empresa cobrará las sumas de los pagarés que sean necesarias para hacer frente a los gastos indicados en el programa antes mencionado con respecto a los préstamos sin interés...
A pesar que a partir de 1825, se crearon leyes para tratar de aumentar estos ingresos, el vandalismo existente impidió que esta medida se realizara con éxito, junto con el aumento del gasto público dio lugar a un déficit insostenible que para el año de 1826 (esto sumado a la guerra) se veía reflejado en la incapacidad para hacer frente a los gastos corrientes de la federación.
Para hacer frente a los gastos de las procesiones y otros deberes, los alcaldes recurrían a variados procedimientos, al margen de las limosnas voluntarias y las dádivas de los devotos y de las autoridades.
Formaba parte de la Intendencia de Soria, en la región española de Castilla la Vieja, hoy comunidad autónomas de Castilla y León. Hacia finales del siglo XVI, la Corona no podía hacer frente a los gastos del imperio.
En 1559, ante la necesidad de hacer frente a los gastos de guerra heredados por Felipe II, la Corona pone en venta algunos pueblos y tierras con sus vecinos, entre los que se encontraba Alcalá, que fue adquirida por Hernando Valdés, Arzobispo de Sevilla e Inquisidor general.
En primer lugar, extender la rebelión con lo que se conseguiría distraer fuerzas al enemigo y alejar la línea del presunto cerco al que podría ser sometido; y en segundo lugar, proveer de subsistencias a las fuerzas concentradas en Cartagena que pasaban de 9000 hombres y que el hinterland del Campo de Cartagena no podía proporcionar, además de proveerse del dinero necesario para hacer frente a los gastos de guerra, porque los recursos obtenidos en la propia Cartagena -venta de las mercancías abandonadas en la aduana y de las existencias de tabaco almacenado; contribuciones y adelantos sobre las mismas que se hicieron pagar a las clases acomodadas- eran insuficientes.
A estos les siguieron otros como el llamamiento a los reservistas y la convocatoria de una nueva leva con lo que Castelar consiguió un ejército de 200 000 hombres, y el lanzamiento de un empréstito de 100 millones de pesetas para hacer frente a los gastos de guerra.
En materia presupuestaria es donde se sembró el disenso dentro del gobierno, dando comienzo a un nuevo movimiento político; la reforma de los aranceles se produjo como el triple motivo de proteger la industria nacional de la competencia, reforzar el Imperio Británico frente al poder económico de un creciente Imperio Alemán y de los Estados Unidos, y proveer de una fuente de recursos, diferente de la subida de impuestos, para hacer frente a los gastos de la legislación social.