Ejemplos ?
Nunca se le oyó hablar mal de nadie, ni siquiera del rival, siempre estuvo presente en el Estadio incluso cuando el equipo pasaba sus peores momentos futbolísticos y gracias a él fue que se popularizó y se mantuvo el grito de Guerra del Club desde hace más de 80 años.
Hank se queda vigilando mientras los agentes empiezan a hablar mal de él en español, diciendo que su ascenso es puramente un tema político y no es el héroe como su antiguo departamento aseguraba que es.
Esta palabra usada como insulto hace referencia a un falso MC, una persona que se une al Hip Hop con la única intención de obtener dinero y popularidad generalmente por medio de tácticas mal vistas por los amantes reales del Hip Hop, como hablar mal de un MC a la espalda o en canciones para conseguir polémica entre otras cosas.
Por falta de integridad en el manejo de intereses, como no pagar a la tropa el dinero que se haya suministrado para ella. Por hablar mal de otro compañero con personas u oficiales de otros cuerpos.
Algunos de los cargos de los que se culpaba a los acusados eran el haber ocupado el uso de la Lengua Mexicana, hablar mal de la Inquisición, de el Rey de España y de el Papa.
Entonces envía a una bailarina y flautista para distraer al guardia, y promete a las mujeres que nunca más volverá a hablar mal de ellas en sus obras.
LA DECADENCIA DE LA RECETA MEDICA Parodiando a Rudyard Kipling, diré: -¿Hay algo más notable que escuchar a un médico hablar mal de un farmacéutico?
No hay cosa más injusta que hablar mal de la decadencia; porque la decadencia es, en suma, la frivolidad aplicada a todas las horas de la vida, y al quitarle su gravedad, le quita su melancolía y, sobre todo, su importancia.
Si se me acusa de corromper a la juventud llenando su espíritu de dudas y de hablar mal de ciudadanos de más edad que la mía y de pronunciar contra ellos discursos mordaces, sea privada o públicamente, no podré decir, aunque sea verdad, que si obro y hablo de tal suerte, es con justicia y teniendo en vista vuestro prestigio, ¡oh jueces!, y nada más.
Eres una buena mujer y no quiero que cojas alguna enfermedad con el frío, aunque, en general, los Bertelliere han muerto todos de viejos, ¿no es verdad? gritó después de una pausa. En fin, les hemos heredado y no quiero hablar mal de ellos. Y tosió.
-Hombre -le replicaba León Gómez, que se gozaba en dar cuerda al cínico Cuadrado-, ahí tienes a don Leovigildo, al cual nadie le ha oído todavía hablar mal de otro...
De conformidad con un acuerdo previo con Marcio, Tulio se llegó a los cónsules, antes de que empezasen los juegos, y les dijo que había ciertos asuntos concernientes al Estado que deseaba discutir con ellos en privado. Cuando todos los demás se retiraron, comenzó: "No me gusta tener que hablar mal de mi pueblo.