hablante

(redireccionado de hablantes)

hablante

1. adj./ s. m. y f. Que tiene un determinado idioma como propio el español es uno de los idiomas con más hablantes.
2. LINGÜÍSTICA Se aplica a la persona que, junto con el oyente, participa en una interacción comunicativa estudia la relación hablante-oyente.

hablante

 
adj.-com. Que habla.
gram. gen. Díc. del sujeto que habla su lengua materna y del que la gramática generativa supone que ha interiorizado las reglas de la gramática de su lengua.

hablante

(a'βlante)
sustantivo
persona que habla una determinada lengua los hablantes del francés
Traducciones

hablante

speaking, speaker

hablante

parleur

hablante

parlante

hablante

Lautsprecher

hablante

reproduktor

hablante

højttaler

hablante

スピーカー

hablante

스피커

hablante

ลำโพง

hablante

A. ADJspeaking
B. SMFspeaker
Ejemplos ?
Como amante de la lengua, de las lenguas, de todas las lenguas —y no digamos de las españolas: el español, el catalán, el gallego y el vasco— preconizo que juguemos a sumar y no a restar, que apostemos al alza y no a la baja, que defendamos la libertad de las lenguas y sus hablantes, soñemos con la igualdad de propósitos y troquemos la fraternidad de los juegos florales y los discursos de artificios y su escenografía caduca e inoperante, por la justicia de la implacable erosión semántica, esa ilusión que acabaría perfeccionando al hombre en paz.
El escándalo para vender ha caído como una roca descomunal en las transparentes aguas del antiguo espejo íntimo, pues tanto los filotevésofos como los radio amantes, y hoy, hasta el más ignaro y absurdo de los hablantes, pueden tomar el micrófono y a través de los medios convertidos en terrorismo informativo, dar por certero subjetividades avaladas por la empiria común y con frecuencia intrascendente, pero de impacto.
Desde hace ya más de un siglo sirve para unir a los hombres por encima de barreras lingüísticas y culturales. Entre tanto, los objetivos de sus hablantes no han perdido importancia ni actualidad.
Afirmamos que los hablantes de cualquier lengua, hegemónica o minoritaria, deberían tener la oportunidad real de aprender una segunda lengua hasta un alto nivel de comunicación.
En la comunidad esperantista los hablantes de lenguas grandes y pequeñas, oficiales y no oficiales, se reúnen en terreno neutral, gracias a una voluntad recíproca de compromiso.
La lingüística saussureana y la variante propuesta por Román Jakobson desde Praga dan base a esa capacidad de combinar las opciones que una lengua da a sus hablantes.
Si se inicia con un gramaticalismo memorístico y contradictorio, pero nulo enriquecimiento de la lengua, ésta sólo se verá mejorada, o empeorada, fuera de la escuela por la vida sociocultural, dependiendo de los niveles, registros y tonos de los hablantes, mas no por una clase de Español inútil, estéril, aburrida y odiada.
y que puedan ser comprendidos por los lectores, sin confusión, ha hecho que las instituciones denominadas Academias de la Lengua, surgidas para ordenar las variadas escrituras que se han dado y normar idiomáticamente la incontenible variación lingüística, vayan acordando de tiempo en tiempo, ajustes a los cambios que esa variación producida por la dinámica de los hablantes y los escribientes en sus diferentes ámbitos sociales, geográficos, históricos, culturales, se deja sentir en los escritos y en las maneras de hablar de tales usuarios.
Nada de novedoso tiene saber que el latín se transformó debido a la falta de escolaridad de sus hablantes; para nadie había escuela popular.
Ese sonido que los hablantes identifican con características propias, en relación con otros: /a/ es distinto de /o/, funciona como un FONEMA.
(De Saussure a Martinet en Europa y de Sapir a Harris en los Estados Unidos), fueron siendo considerados centro de nuevas especulaciones: la lengua y la sociedad; la lengua y su origen psicológico; la lengua y los usos que de ella hacen los hablantes; los sistemas de signos no lingüísticos, etc.
Sin embargo, el magisterio nacional que ya ha trabajado experimentalmente con este enfoque ha enfrentado inquietantes problemas de conducción didáctica, pues aún no domina la metodología psicosociogenética que exige una constante atención a los avances de cada educando en la adquisición del sistema de escritura del español, aparte de los problemas que presentan otros niños y niñas hablantes de una lengua indígena.