gustado

Traducciones

gustado

ADJ (LAm) → popular
un plato muy gustadoa very popular dish
Ejemplos ?
Señorías: mucho nos hubiera gustado que nos informaran periódicamente del desarrollo de las sesiones, o que nos hubieran permitido estar presentes durante las mismas.
¡Ah!, se me olvidaba; el discurso de la Corona ha gustado generalmente; es tan bueno que es de aquellas cosas que no tienen contestación; a lo menos hasta ahora nadie se la ha dado.
Acordáos de los quince días... Un gesto de monsieur Sans-délai me indicó que no le había gustado el recuerdo. -Vuelva usted mañana- nos decían en todas partes-, porque hoy no se ve.
También les agradaba correr y subir a las ramas de los árboles, cortar frutas o descubrir nidos; esconderse entre los matorrales o en las casonas abandonadas. En fin, mucho de lo que siempre, cuando chicos nos ha gustado practicar entre juegos.
No tengo que llorar. Como me hubiera gustado que me vieran esos cogotudos que vinieron de Santa Rosa pa'l entierro de los policias.
Volvió en sí Marco Antonio y al momento conoció a don Rafael, y, abrazándole estrechamente y besándole en el rostro, le dijo: -Ahora digo, hermano y señor mío, que la suma alegría que he recebido en veros no puede traer menos descuento que un pesar grandísimo; pues se dice que tras el gusto se sigue la tristeza; pero yo daré por bien empleada cualquiera que me viniere, a trueco de haber gustado del contento de veros.
Al fin, de un periódico tan respetable sólo se pueden esperar muchas sales, objeciones bonitas, fundadas, ironía bien manejada, razones... y todo esto no podrá menos de gustarme, como habrá gustado ya, sin duda, al público.
CARLOS SALINAS.- A mí me hubiera gustado una mejor respuesta de su parte para que aumentaran las obras sociales, la atención médica, a la salud y a la educación que se estaban llevando a las comunidades donde ellos actúan.
En el cielo brillaba la luna, y un conejo cruzó corriendo el camino, y los saltos de aquel conejo eran más largos de lo que les hubiera gustado a Ammi y a su caballo.
La autora sabe hacemos vivir en el pasado, en un pasado embellecido pbr no sé qué mágico y misterioso hechizo, que adormece en el ánimo los dolores del presente y cicatriza las heridas de nuestros recientes é inmerecidos infortunios, haciéndonos alentar la es- peranza en mejores días, y la fe en que llegarán tiempos de reparación y desagravio para la honra de nuestra abatida na- cionalidad. Lo repetimos: el libro de Clorinda es digno íle ser gustado y saboreado con deleite.
En el exterior, los lagartos subían y bajaban por los árboles agrietados, y uno de ellos dijo a los demás. -¡Cuánto me ha gustado el viejo duende nórdico!
Pero lo más bonito de la colección fue un edificio, que él tituló «Palacio de Emilita», porque ella debía habitarlo un día. Era una invención de Jorge y contenía todos los elementos que le habían gustado más en las restantes construcciones.