guardador


También se encuentra en: Sinónimos.

guardador, a

1. adj./ s. Que guarda, cuida o conserva las cosas los miembros de la policía son los guardadores del orden.
2. Que cumple con exactitud y rigidez un mandato, ley o precepto es muy guardador de las normas. cumplidor descuidado
3. Que escatima lo que gasta o lo que da de manera exagerada. miserable, tacaño

guardador, -ra

 
adj.-s. Miserable, apocado.

guardador, -ra

(gwaɾða'ðoɾ, -ɾa)
sustantivo masculino-femenino
persona que se nombra para cuidar de los bienes de un menor o una persona incapacitada Me nombraron guardador de mi sobrino cuando mi hermana murió.
Sinónimos

guardador

sustantivo masculino
Traducciones

guardador

A. ADJ
1. (= protector) → protective
2. (de orden, ley) → observant, watchful
3. (pey) → mean, stingy
B. SM/F
1. (= cuidador) → keeper; (= guarda) → guardian; (= protector) → protector
2. [de la ley] → observer
3. (pey) → mean person
Ejemplos ?
Según estos códigos, el contrato celebrado por un menor sin el consentimiento de un guardador no es nulo ipso jure, aunque puede rescindirse; pero el celebrado con las solemnidades de la ley, se sujeta a las mismas condiciones que los celebrados por personas mayores de edad.
Como el hombre guardador y hacendoso en todas ocasiones encuentra medios de mejorar su pobreza, sin dejar de ser maestro ni secretario interino, híceme rematante de arbitrios, amén de dos mayordomías que apandé: una del señor conde de la Lechuga, para lo respetive a las posesiones que tiene en la provincia, y otra de las Ánimas benditas, que en aquel entonces tenían en el pueblo un par de fincas morrocotudas.
4 He aquí, no se adormecerá ni dormirá El que guarda á Israel. 5 Jehová es tu guardador: Jehová es tu sombra á tu mano derecha. 6 El sol no te fatigará de día, Ni la luna de noche.
Nuestra historia hasta el siglo XIX es la historia de un pueblo libre amante como el que más de su libertad y celoso guardador de su vida propia contenida en sus fueros, usos y costumbres.
Los condenados a reclusión menor ordinaria, en el caso de reincidencia, o en el de concurrencia de varios delitos que merezcan pena de reclusión, quedarán también sujetos a interdicción. El nombramiento del correspondiente guardador se hará conforme a las reglas del Código Civil para la curaduría del disipador.
Y como quiera que le mandó que pusiese su silla en Roma, como en lugar más aparejado para regir el mundo, mas también le permitió que pudiese estar y poner su silla en cualquier otra parte del mundo y juzgar y gobernar todas las gentes: cristianos, moros, judíos, gentiles y de cualquier otra secta o creencia que fuesen. A éste llamaron Papa, que quiere decir admirable mayor padre y guardador, porque es padre y gobernador de todos los hombres.
8 Oh esperanza de Israel, Guardador suyo en el tiempo de la aflicción, ¿por qué has de ser como peregrino en la tierra, y como caminante que se aparta para tener la noche?
Conductor de los hombres piadosos a la buena vía, enemigo de los impíos, que llevas una lira de oro, que diriges el curso armónico del Cosmos; autor de obras excelentes, que guías el cosmos; tañedor de siringa, que corres entre el fuego, que ruedas a la redonda; la porta luz que alumbras las cosas cambiantes, que traes la vida, ardiente y puro, término del tiempo; inmortal, tranquilo, visible por doquiera, luz circular del Cosmos, que chispeas con hermosos rayos; instructor de justicia, amante de las fuentes, dueño del Cosmos, guardador de la fe jurada...
Deberán ser simplemente oídos por el Juez: 1.Los padres que no hayan sido privados de la patria potestad, cuando su asentimiento no sea necesario para la adopción. 2.El tutor y, en su caso, el guardador o guardadores.
¿Perdonarás entonces, padre mío, de mi fogosa vida a la memoria si sólo ofrece mi doliente historia las penas que te dio mi juventud? ¡Sí, y a mi tumba, dolorido anciano, irás a bendecirme cariñoso, y el ángel guardador de mi reposo consolará tu triste senectud!
Y al hierro santo amarrados ambos caballos estaban, y allí en silencio, aguardaban, a esperar acostumbrados. Ni de la áspera maleza pisada, al agrio rumor, les volvió su guardador sólo una vez la cabeza.
No fomentemos, pues, en nosotros mismos los sentimientos anodinos del guardador de serrallos, sino las pasiones formidables del hombre nacido para enjendrar a los futuros vengadores.