guarda


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con guarda: guardian

guarda

1. s. m. y f. Persona encargada de la conservación y custodia de una cosa o de un lugar el guarda del parque nos llamó la atención por pisar el césped. vigilante
2. s. f. Acción de vigilar u ocuparse de la conservación de una cosa el banco se encarga de la guarda de sus joyas. custodia
3. ARTES GRÁFICAS Cada hoja de papel blanco de la encuadernación de un libro, colocadas al principio y al final del mismo.
4. Cada una de las varillas exteriores y de mayor tamaño del abanico. guía
5. Disco de hierro que impide el paso de una llave distinta de la adecuada en una cerradura. rodete
6. JUEGOS Carta de poco valor que sirve para reservar la de más valor, en algunos juegos de naipes.
7. Guarnición de una espada que protege la mano. guardamano
8. Amér. INDUMENTARIA Y MODA Franja con que se adornan los bordes de vestidos, cortinas y telas en general.
9. guarda forestal OFICIOS Y PROFESIONES Persona encargada de la vigilancia y protección de los montes y los bosques de propiedad pública. guardabosque
10. guarda jurado OFICIOS Y PROFESIONES Persona nombrada por la autoridad que ha sido contratada por empresas o particulares para vigilar sus intereses.
11. guarda mayor El que gobierna a las personas que cuidan y protegen una cosa o un lugar.
12. falsear las guardas MILITAR coloquial 1. Hacerse una copia de una llave para abrir lo que está cerrado con ella. 2. Ganar con soborno o engaño los puestos de un castillo, plaza o ejército para sorprenderlos.

guarda

 
com. Persona que guarda una cosa.
guarda de vista Persona que no pierde nunca de vista al guarda.
guarda jurado La que nombra la autoridad, a propuesta de particulares, cuyos intereses vigila y las declaraciones del cual hacen fe.
f. Acción de guardar.
Tutela.
Observancia y cumplimiento de un mandato o ley.
Guarnición (defensa).
En algunos juegos, carta baja para reservar la mejor.
m. (Argent.) Cobrador de tranvías.
pl. Varillas mayores y exteriores del abanico.
Rodetes o hierros de las cerraduras que corresponden a los huecos de las llaves.
impr. Hojas de papel que ponen los encuadernadores al principio y al final de los libros.

Guarda

 
Distrito del centro-N de Portugal, en la Beira Alta; 5 518 km2 y 191 800 h. Cap., la c. homónima (13 118 h).

guarda

('gwaɾða)
sustantivo
persona encargada de la vigilancia, cuidado y conservación de algo Su tío trabaja como guarda de una fábrica.
Traducciones

guarda

garde, gardien

guarda

A. SMF
1. (= vigilante) [de parque, cementerio] → keeper; [de edificio] → security guard
guarda de caza, guarda de cotogamekeeper
guarda de diquelock keeper
guarda de pescawater bailiff, fish (and game) warden (EEUU)
guarda de seguridadsecurity guard
guarda fluvialwater bailiff
guarda forestal(forest) ranger
guarda jurado(armed) security guard
2. (Cono Sur) (Ferro) → ticket inspector
B. SF
1. [de libro] → flyleaf, endpaper
2. (Téc) [de cerradura] → ward; [de espada] → guard
3. (Cono Sur) (Cos) → trimming, border
4. (= custodia) [de lugar, costumbre] → guarding; [de niño] → guardianship
V tb ángel 1
5. [de la ley] → observance
Ejemplos ?
La guarda del Rey menor se confiará al príncipe de signado a este efecto por el predecesor del Rey menor, y en defecto de esta designación a su madre.
Desde largo tiempo que estamos aquí no hay guardianes para nosotros”. Así dijeron Brujo del Envoltorio. Brujo Nocturno, Guarda-Botín. Brujo Lunar.
Brujo Nocturno, abuelo, padre de las nueve Grandes Mansiones de los Niha. Guarda-Botín, abuelo, padre de las cuatro Grandes Mansiones de los Ahau-Quiché.
¡doblemos esa hoja! ¡Guárdese usted sus celebraciones, como se guarda sus manecitas de marfil! ¡Esta chiquilla se ha propuesto volverme al revés!
Ceto, en contacto amoroso con Forcis, alumbró por último un terrible reptil que en sombrías grutas de la tierra, allá en los extremos confines, guarda manzanas completamente de oro.
¡Allá va el toro! —¡Alerta! ¡Guarda los de la puerta! ¡Allá va furioso como un demonio! Y en efecto, el animal acosado por los gritos y sobre todo por dos picanas agudas que le espoleaban la cola, sintiendo flojo el lazo, arremetió bufando a la puerta, lanzando a entre ambos lados una rojiza y fosfórica mirada.
Una parte se agolpó sobre la cabeza y el cadáver palpitante del muchacho degollado por el lazo, manifestando horror en su atónito semblante, y la otra parte compuesta de jinetes que no vieron la catástrofe se escurrió en distintas direcciones en pos del toro, vociferando y gritando: —¡Allá va el toro! ¡Atajen! ¡Guarda! —¡Enlaza, Siete pelos!
De que vio no le aprovechar nada su remedio, dijo: “Este arcaz está tan maltratado y es de madera tan vieja y flaca, que no habrá ratón a quien se defienda; y va ya tal que, si andamos más con él, nos dejará sin guarda; y aun lo peor, que aunque hace poca, todavía hará falta faltando, y me pondrá en costa de tres o cuatro reales.
Su pensamiento iba más allá de ¡a madera, la piedra, los lagos, los mares, los montes, los valles. En verdad, hombres a los que amar: Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno, Guarda-Botín, Brujo Lunar.
He aquí los nombres de sus mujeres: la Blanca Mansión del Mar, nombre de la mujer de Brujo del Envoltorio; la Mansión de los Bogavantes, nombre de la mujer de Brujo Nocturno; la Mansión de los Colibríes, nombre de la mujer de Guarda-Botín: la Mansión de los Guacamayos, nombre de la mujer de Brujo Lunar.
Teniendo en cuenta la necesidad de preservar el interés superior de los niños mencionados en el inciso a ) del párrafo 1 del presente artículo y su derecho a preservar y recuperar su identidad, incluidos la nacionalidad, el nombre y las relaciones familiares reconocidas por la ley, deberán existir en los Estados Partes que reconocen el sistema de adopción u otra forma de colocación o guarda, procedimientos legales encaminados a revisar el procedimiento de adopción o de colocación o guarda de esos niños y, si procede, a anular toda adopción o colocación o guarda cuyo origen sea una desaparición forzada.
Pero cuando habla en serio y se abre, no sé si otros habrán visto las bellezas que guarda en su interior; yo sí las he visto y me han parecido tan divinas, tan grandes, tan preciosas y tan seductoras, que creo es imposible resistirse a Sócrates.