gradiente

gradiente

(Del lat. gradiens, -ntis, el que anda.)
1. s. m. FÍSICA Relación de diferencia de temperatura y presión barométrica entre dos puntos.
2. s. f. Chile, Ecuad., Nicar., Perú Pendiente, declive o repecho de un terreno cayó por una gradiente de la montaña.
3. gradiente geotérmico GEOLOGÍA Profundidad necesaria para que la temperatura de la corteza terrestre aumente un grado.

gradiente

 
m. fís. Variación de una magnitud con la distancia.
f. mat. Dada una función escalar de n. variables, f. (x1,...,xn), derivable en una región del espacio, función vectorial cuyas componentes son las derivadas parciales de f. respecto de x1,..., xn. El gradiente de una función f. es un vector perpendicular a la hipersuperficie f. = constante y, por tanto, representa la dirección en la que la hipersuperficie varía más rápidamente.
med. amb. gradiente barométrico Variación de la presión en función de la distancia.
gradiente geotérmico Variación de la temperatura en la corteza terrestre en función de la profundidad.
Traducciones

gradiente

gradient

gradiente

gradient
Ejemplos ?
Tanto el bombeo directo de protones y la consumición de protones de la matriz en la reducción de oxígeno contribuyen al gradiente de protones.
Esta enzima usa la energía almacenada en un gradiente de protones a través de la membrana para llevar a cabo la síntesis de ATP desde ADP y fosfato (P i).
El calor del interior de la Tierra se debe a varios factores, entre los que destacan el gradiente geotérmico y el calor radiogénico.
Este gradiente tiene dos componentes: una diferencia en la concentración de protones (un gradiente de pH) y una diferencia en el potencial eléctrico, con un lado N, que posee carga negativa.
Esto provoca una acumulación de protones en el espacio intermembrana, y genera un gradiente electroquímico a través de la membrana.
Estas enzimas no transportan protones, y por ello, reducen ubiquinona sin alterar el gradiente electroquímico a través de la membrana interna.
Se cree que los niveles más elevados de dióxido de carbono en la atmósfera causaron un gradiente de temperatura de norte a sur casi plano: las temperaturas son más o menos las mismas en todo el planeta.
Incluso con el calentamiento, las fluctuaciones de temperatura deberían haber sido suficiente para la formación de casquetes polares y glaciares, pero no hay pruebas de ninguno de ellos. Los modelos cuantitativos también han sido incapaces de recrear la planitud del gradiente de temperatura del Cretácico.
La energía del viento está relacionada con el movimiento de las masas de aire que desplazan de áreas de alta presión atmosférica hacia áreas adyacentes de baja presión, con velocidades proporcionales (gradiente de presión).
La angiospermas se diversificaron en algún momento del Cretácico temprano, primero en los trópicos, pero el gradiente de temperatura les permitió la propagación hacia los polos a lo largo del período.
Consta de dos etapas: en la primera, la energía libre generada mediante reacciones químicas redox en varios complejos multiproteicos -conocidos en su conjunto como cadena de transporte de electrones- se emplea para producir, por diversos procedimientos como bombeo, ciclos quinona/quinol o bucles redox, un gradiente electroquímico de protones a través de una membrana asociada en un proceso llamado quimiosmosis.
Maremotérmica: se fundamenta en el aprovechamiento de la energía térmica del mar basado en la diferencia de temperaturas entre la superficie del mar y las aguas profundas. El aprovechamiento de este tipo de energía requiere que el gradiente térmico sea de al menos 20º.