gentil

(redireccionado de gentiles)
También se encuentra en: Sinónimos.

gentil

(Del lat. gentilis, propio de una familia.)
1. adj. Que es amable o atento. cortés, educado
2. Que es apuesto, de agradable presencia le acompañaba una gentil doncella. airoso, bello, guapo desgarbado, patoso, soso
3. adj./ s. m. y f. RELIGIÓN Que adora a ídolos o falsas divinidades, desde el punto de vista cristiano. descreído, infiel, irreligioso, pagano creyente

gentil

 
adj.-com. Pagano.
adj. Gracioso, apuesto, galano.
Grande, notable.
Amable, cortés, agradable.

gentil

(xen'til)
abreviación
1. persona que es cortés, amable y educado un caballero muy gentil
2. que es propio de este tipo de personas trato gentil

gentil


sustantivo
persona que adora a dioses considerados falsos los creyentes y los gentiles
Sinónimos
Traducciones

gentil

mírný

gentil

blid

gentil

sanft

gentil

hellä

gentil

gentil

gentil

nježan

gentil

優しい

gentil

온화한

gentil

mild

gentil

łagodny

gentil

gentil

gentil

varsam

gentil

อย่างอ่อนโยน

gentil

kibar

gentil

dịu dàng

gentil

文雅的

gentil

A. ADJ
1. (= cortés) → courteous (Méx) (= amable) → kind, helpful
2. (= elegante) → graceful, elegant; (= encantador) → charming
3. (iró) → pretty, fine
¡gentil cumplido!a fine compliment!
4. (= idólatra) → pagan, heathen; (= no judío) → gentile
B. SMF (= idólatra) → pagan, heathen; (= no judío) → gentile
Ejemplos ?
Y él fue el que se atrevió con ocho gentiles hombres a atravesar la cordillera por me dar aviso desto, y quiso Dios que la halló sin nieve; escribióme cómo traía doscientos hombres, y entre ellos venían cuatrocientos caballos y yeguas, y quedaba en el paraje de la ciudad de Santiago de la otra parte de la nieve, e que no se determinaba de pasar hasta tener respuesta mía y ver lo que le enviaba a mandar y convenía que hiciese en servicio de V.
Pues bien: quien considere tantos y tan rudos trabajos sufridos en la propagación de la fe, tantos afanes y ejemplos de invicta fortaleza, admitirá sin duda que, a pesar de ello, sean todavía innumerables los que yacen en las tinieblas y sombras de muerte, ya que, según estadísticas modernas, no baja aún de mil millones el número de los gentiles.
Todavía hoy muchos, como antes los gentiles, hasta censuran a la Iglesia por caridad tan excelente, y determinan sustituirla por medio de la beneficencia civil.
Víspera de Navidad, echo ancla en el puerto de Tarapacá, que es en las provincias del Perú, ochenta leguas de la ciudad de Arequipa y doscientas de la de los Reyes; hice echar la harca con media docena de gentiles hombres, que quedasen a la guarda della dentro en la mar, y saltase uno sólo a tomar lengua de indios de lo que había en la tierra, o de algún cristiano.
De una manera especial tiene esto explicación tratándose de quien ha de vivir entre gentiles, que se guían más por lo que ven que por la razón, y para quienes el ejemplo de la vida, en punto a convertirles a la fe, es más elocuente que las palabras.
Caí desmayada. Varias personas tan gentiles como usted, se encargaron de llevarme a mi residencia. Alguien aprovechó esos minutos y se llevó el cuerpo.
En el brocal del pozo saltaban esos pájaros gentiles que llaman de las nieves, al pie de la tapia balaba una oveja tirando de la jareta que la sujetaba, y por el fondo nublado del cielo iba una bandada de cuervos.
Como no era mi costumbre que mis criados me ayudaran a desnudarme, pude pasarme fácilmente sin ellos. Pero debo reconocer que fueron muy gentiles conmigo, más de lo que yo merecía por mi crudeza al tratarlos.
Tomando consigo a los Doce, les dijo: «Mirad que subimos a Jerusalén, y se cumplirá todo lo que los profetas escribieron para el Hijo del hombre; 32. pues será entregado a los gentiles, y será objeto de burlas, insultado y escupido; 33.
Éste tiene un hijo que, si no es que la fama se adelanta en sus alabanzas, como en las mías, es de los gentiles hombres que desearse pueden.
Tendria don Antonio hasta veinte y cuatro años, y don Juan no pasaba de veinte y seis; y adornaban esta buena edad con ser muy gentiles hombres, músicos, poetas, diestros y valientes; partes que los hacian amables y bien queridos de cuantos los comunicaban.
Y demás desto, viendo el gobernador la necesidad que había del presto despacho deste regocio entre los de más importancia, avió a mi teniente, primero, rogando a muchos gentiles hombres que tenían aderezo y querían ir a buscar de comer con otros capitanes, se viniesen con el mío, por el servicio que a V.