garete

garete

1. s. m. NÁUTICA Indica que una embarcación es arrastrada por el viento o por la corriente y que se encuentra sin gobierno en la expresión ir o irse al garete.
2. coloquial Indica que una persona o una actividad va sin dirección o sin propósito fijo en la expresión ir o irse al garete la empresa iba al garete sin que nadie la reactivara.
3. coloquial Indica que una persona, empresa o actividad ha fracasado en la expresión ir o irse al garete su noviazgo se fue al garete.
Traducciones

garete

SM irse al garete [barco] → to be adrift [plan, proyecto etc] → to fall through, bomb (EEUU) ; [empresa] → to go bust
Ejemplos ?
La eterna crisis chilena (1931) Cómo salir de la crisis (1931) Un país al garete: contribución a la seismología social de Chile (1932) Matanza del Seguro Obrero
El 2 de agosto mientras se dirigía de Talcahuano a Chiloé, a cumplir una comisión de faros, en medio de un violento temporal tuvo un falla en su motor quedando al garete por lo que buscó refugio en las costas de la caleta Lliuco, en la bahía de San Pedro, al sur de Corral quedando varado en la playa por acción de la mar pero sin lamentar ninguna perdida humana.
Cuando los mexicanos de entonces, a partir de la invasión española, perdieron esta guía educativa, tan siempre mal interpretada, que se daba desde los calpulli, al cuicacalli (casa de cantares), al tepochcalli (casa de los jóvenes) hasta llegar al calmecac (casa del mecate = disciplina que une, según las personales capacidades descubiertas), perdimos una fecunda base ideológica que hoy nos ha dejado al garete.
De no asumir esta actitud, el Estado andaría al garete y las minorías, que pueden llegar a ser mayorías, al serlo encontrarían, que pueden llegar a ser mayorías, al serlo encontrarían meros residuos o despojos del Estado.
Notificadas de que no podían continuar en esa operación, las lanchas se desatracaron para el desembarcadero, y entonces hice venir al costado y tomé a bordo sus cargas. Mientras tanto mandé también largar al garete las demás lanchas en número de once.
"Notábamos que la sociedad estaba arrastrando el ancla y en peligro de ir a la deriva. Nadie podía decir si se iría al garete, pero todos temíamos los escollos." "Sin embargo," dijo el Dr.
A nadie se le ocultaba que la avería no era un accidente sin importancia. Miss Mariana, que estaba al lado de Annie, dijo: —Si no reparan pronto el timón iremos al garete.
Aquí, allá, siempre de vago. A veces con dinero fugaz de algún buen trabajo. Otras, las más, viviendo al garete. Como todos, pero dándose cuenta.
Cuando los mexicanos de entonces, a partir de la invasión española, perdieron esta guía educativa, tan siempre mal interpretada, que se daba desde los Calpulli (la casa de todos), al Cuicacalli (casa de cantares), al Tepochcalli (casa de los jóvenes) hasta llegar al Calmecac (casa del mecate = disciplina que une, según las personales capacidades descubiertas), perdimos una fecunda base ideológica que hoy nos ha dejado al garete y de modo aparente, válganos el término: “descompetizados”.
Cualquiera que sea el papel del alcohol, es evidente que la rutina de a bordo se fue al garete, como Tyson señaló, "Había muy poco orden y disciplina.
El buque, que tiene un puntal de 27 metros, quedó al garete y comenzó a separarse del muelle de armamento; sin embargo, el percance fue resuelto con el concurso de cinco remolcadores para devolverlo a su lugar.
Entre las 4:30 y las 5 horas explosionó un montaje de 5 torpedos en el Mogami destruyendo su cuarto de máquinas y quedando al garete.