garabato

(redireccionado de garabatos)
También se encuentra en: Sinónimos.

garabato

1. s. m. Rasgo irregular hecho con rapidez quería hacer un rombo pero, con las prisas, me ha salido un garabato.
2. s. m. pl. Escritura o dibujo mal trazados o poco comprensibles esto no hay quien lo lea, son sólo garabatos; los niños hacían garabatos con lápices de colores.
3. s. m. Gancho de hierro para colgar o agarrar cosas. garabito
4. Garfio de hierro que, sujeto al extremo de una cuerda, se usa para sacar objetos caídos en un pozo.
5. Palo de madera dura con un extremo en forma de gancho.
6. AGRICULTURA Azada pequeña usada para trasplantar flores y arbustos. almocafre
7. Argent. BOTÁNICA Denominación de diversos arbustos ramosos de la familia de las leguminosas que se caracterizan por sus espinas en forma de garfio.
8. Chile Insulto, expresión ofensiva.

garabato

 
m. Gancho de hierro para agarrar o tener colgadas algunas cosas.
fig.Garfio de hierro que sirve para sacar objetos caídos en un pozo.
fig.Gracia femenina.
Almocafre.
Rasgo caprichoso e irregular hecho con la pluma o el lápiz.
(Amér.) Horca, instrumento de labranza.
pl. Acciones descompasadas con dedos y manos.

garabato

(gaɾa'βato)
sustantivo masculino
1. trazo realizado con un lápiz u otro instrumento de escritura, que no representa nada Mientras escuchaba la conferencia, hacía garabatos.
2. palabra o dibujo mal realizado, que no se comprende Los niños al principio hacen garabatos.
Sinónimos

garabato

sustantivo masculino

garabato:

garrapatoborrador, esbozo, borrón, garfio, bosquejo, gancho, pintarrajo,
Traducciones

garabato

hook

garabato

שרבוט

garabato

SM
1. (= dibujo) → doodle; (= escritura) → scribble
una hoja cubierta de garabatos ininteligiblesa page full of unintelligible scribbles
echar un garabato (= firmar) → to scrawl a signature
hacer garabatos (= dibujar) → to doodle; (= escribir) → to scribble
2. (= gancho) → hook (Náut) → grappling iron (Caribe) → long forked pole
garabato de carniceromeat hook
3. (Caribe) (= flaco) → beanpole, string bean (EEUU)
4. (Cono Sur) (= palabrota) → swearword
echar garabatosto swear
Ejemplos ?
El profesorado sólo hacía que perdiera su niñez con planas y planas sin significado y palitos y palotes; pinitos y palabras inexistentes para el niño y que a éste no le importaba que existieran. El niño o la niña de primero no podían escribir una carta, pues hacer garabatos no era escribir.
–No, quédese –rectificó el Astrólogo. El Rufián Melancólico volvió a sentarse y a trazar garabatos con un lápiz en el papel. Erdosain admiró su insolencia.
Durante mis propias experiencias como maestro de primer grado, esto era lo común en mi aula, aunque en aquellos tiempos era visto como algo escandalizante, hasta asustar a los funcionarios educativos de la época que consideraban un absurdo creer que los niños escribían sus tiras cómicas para exhibirlas en sus televisores, construidos por ellos, de cartón (como mini-rotafolios o “cinitos”), pues sólo eran garabatos; y mucho menos pensar que los pequeños educandos fueran capaces de “escribir” canciones y cantarlas como fondo musical de las “historietas”de las aventuras inventadas que narraban.
Pero ya los agravios de Micifuf la guerra comenzaban; ya los gatos trepaban la torre por escalas de sus uñas, más fuertes garabatos que los de tundidores y garduñas; ya por la piedra, entre la cal metidas, sin estimar las vidas, subían gatos y bajaban gatos, los unos, como bueyes agarrados, que clavan en las cuestas las pezuñas; los otros, como bajan despeñados fragmentos de edificio que derriban, que de su mismo asiento se derrumba.
Era un papel de música, y el mayordomo tuvo cuidado de advertirnos cómo en aquel tiempo de gentiles, los escribanos hacían unos garabatos muy semejantes a los que hacen los músicos.
El descendiente de un moro de África venía de España diciendo que en su familia no se habían conocido negros; y el hombre más soez se presentaba con un cartucho de papeles, llenos de arabescos y garabatos, para probar que descendía de la casa más noble de Asturias o Vizcaya».
También reían cuando veían escrito por mí, luego de trabajar su composición con los niños “hasta que quedara”, el texto de alguna de aquellas cancioncitas que los niños me dictaban desde sus garabatos y luego en esténcil (copias) se las entregaba a cada uno de ellos para que las leyeran: Un elefante llorón quiso usar esa escalera para subir al espacio y adueñarse de una estrella pero como no era esbelto ni ejercitando lo fuera, que se rompe la escalera y sólo así pudo adornarse de estrellas.
Allí tomó la única pluma que tenía, la mojó toda enmohecida en el barrito que todavía quedaba en el tintero y con mano poco diestra trazó en el papel garabatos que por el correo mandó a un tambero conocido suyo de los alrededores de la capital.
El espíritu no está encerrado en hondo lugar, ni se ha de sacar con garabatos, ni es necesario revolver con nueva herida las entrañas, que más vecina está la muerte.
Traía el ceño fruncido, A través del cual brillaban Dos ojos que a par miraban Con insolencia y descuido. Una daga milanesa Por la cintura cruzada, Y una larguísima espada En dos garabatos presa.
No obstante, lejos de decir explícitamente «aceptamos», todos, y el primero el alcalde, dirigieron sus miradas inquietas a un rincón de la sala donde estaba sentado un viejo con calzón corto remendado, montera bajo la cual asomaban, entrecanos y nada limpios, dos mechones de pelos, uno sobre cada sien y de un palmo de largos, según la antigua moda, chaqueta al hombro y un garrote chamuscado con el que hacía garabatos sobre el polvo del suelo, fingiéndose distraído.
Hijo de padres pobrísimos, aprendió a leer no muy de corrido, y a escribir signos, que así son letras como garabatos para apurar la paciencia de un paleógrafo.