Ejemplos ?
«Según nosotros el gamulán era una ave muy grande que al morir se la cae la piel, la que finalmente cae en poder de los seres humanos y estos lo utilizaban para abrigarse en invierno».
También contiene una versión acústica de «Extraño ser»; compuesta orginalmente por el músico argentino Miguel Zavaleta, el líder de la banda Sueter; sobre la base de la versión del dúo Man Ray. El primer single “Sin Gamulán” llega al número uno radial.
El disco incluye 12 temas, una mitad inédita compuesta por el chileno Claudio Quiñones, y otras seis versiones, dentro de las que están su primer sencillo, "Sin gamulán", del grupo argentino Los abuelos de la nada, y su segundo single "Esperando nada", del español Antonio Vega.
En una entrevista se le preguntó a Jorge sobre su posición frente al sexo y la moral, y éste respondió: El verso «Gamulán que se duerme se lo lleva la corriente, tangente de cuarenta y cinco» fue sacado por Jorge de algunos versos de una canción que compuso tiempo atrás con Claudio Narea, en la época de Los Pseudopillos, titulada «El gamulán», «que es el eslabón entre Los Prisioneros y Los Pseudopillos», dijo Narea.
Me sorprendí mucho al ver la portada del caset La voz de los '80, editada por Fusión, en donde aparecía como coautor de “Sexo”. Me dijeron que el tema “El gamulán” estaba escrito por nosotros dos.
El verso «Gamulán que se duerme se lo lleva la corriente, tangente de cuarenta y cinco» fue rescatado por Jorge de una canción que compuso tiempo atrás con Claudio, en la época de Los Pseudopillos, titulada «El gamulán».
A fines de ese mismo año, con el álbum debut obteniendo buena acogida y difusión radial con canciones como Sin Gamulán y No te enamores nunca de aquel marinero bengalí, los Abuelos se presentan en el multitudinario festival "B.A.
Tras el enfrentamiento, la policía constata que Chonino, ya muerto, aún apretaba entre sus mandíbulas un trozo de la campera del delincuente al que atacó: era el bolsillo de su gamulán y en su interior estaban los documentos que lo identificaban.
Entre su repertorio se ubican reconocidos clásicos de la música argentina tales como «Costumbres Argentinas», «Himno de mi Corazón», «Lunes por la madrugada», «Mil horas», «Sin gamulán», «No se desesperen», «En la Fuente de la Unión», «Zig Zag» y «No puedo decir que no», entre otros.
Gracias al éxito en las ventas realizan su primer gran recital en el teatro Coliseo, a fines de 1982. Su primer gran éxito Sin Gamulán era compuesto por el joven Andrés Calamaro y tuvo una difusión envidiable.
«Según nosotros el gamulán era una ave muy grande que al morir se la cae la piel, la que finalmente cae en poder de los seres humanos y estos lo utilizaban para abrigarse en invierno», dijo Narea.
Esa noche Guerrero quería hacer una toma con los actores en el agua del río, pese a los dos grados bajo cero de temperatura, y los protagonistas se negaron, hasta que el propio director se sacó el gamulán y se tiró en el agua helada.