Ejemplos ?
En cuanto a la herpetofauna, la cuenca del río integra especies reptiles como el lagarto ocelado, la culebra de escalera, la víbora hocicuda y la salamanquesa, además del lagarto verdinegro, si bien, este último, con una presencia testimonial. La rana común, la rana patilarga o ibérica, el gallipato y el tritón ibérico son los anfibios más característicos.
En Tierra han sido utilizados también en experimentos bajo condiciones de hipergravedad. Anfibios de la península ibérica Gallipato en la Fauna Ibérica.
l gallipato (Pleurodeles waltl) es el mayor anfibio urodelo de Europa, un tritón que puede llegar a alcanzar los 30 cm de longitud, de los que aproximadamente la mitad corresponden a la cola.
El gallipato ha sido usado extensamente en laboratorios de todo el mundo para investigaciones biológicas en campos relacionados con la fisiología y la embriología, y últimamente también en el estudio de la genética del desarrollo.
En el término municipal de Valencia también hay algunas especies de anfibios, como el sapo partero común, el sapo común, el sapo corredor, el sapillo pintojo, el sapo de espuelas, el sapillo moteado, el gallipato y la rana verde común.
En sus márgenes se puede encontrar taray, baladres y álamos; la fauna destaca por las nutrias, el galápago leproso, el sapo común, el sapo corredor, la rana verde y el gallipato; por aves como la garza real, sirviendo de refugio a murciélagos y otras aves.
Esta charca endorreica, amenazada por el reiterado intento de plantación de olivar en su cubeta, aunque por fortuna aún sin éxito, y por la apertura de un pozo, cuyas aguas han resultado demasiado salinas para su empleo como agua de riego, alberga (en las estaciones húmedas, principalmente otoño e invierno) una rica variedad de fauna, desde anfibios: sapo corredor, sapillo moteado, rana común, gallipato, hasta aves acuáticas y limícolas como la cigüeñuela, el chorlitejo chico, el ánade real, la polla de agua, el fumarel común, el fumarel cariblanco, el zampullín chico, la garcilla bueyera, la garza real, la cigüeña común, la avoceta, el combatiente, el archibebe común, el andarríos chico, el andarríos grande, y la agachadiza común.
La fauna de la sierra es rica y variada destacando el sapo común y el gallipato entre los anfibios, el lagarto ocelado, la lagartija colilarga, la culebra de escalera y la culebra bastarda entre los reptiles.
Los hombres también encontraron este hábitat ideal para su asentamiento, así lo atestiguan los restos de utensilios del Paleolítico, el poblado Calcolítico, al que rodean numerosos grabados y pinturas rupestres, la aparición de dos exvotos prerromanos en forma de cabra dedicados a la diosa Ataecina, los restos de una Villa Romana, tumbas antropomorfas… El aprovisionamiento de agua y el refugio de las rocas hacen posible la presencia de una rica variedad de fauna (garza real, nutría común, lagarto ocelado, tenca - especie gastronómicamente muy apreciada en toda la zona-, gallipato, zorro…) y flora (codeso, retama blanca, encina, acebuche, narcisos, .).
En cuanto a la fauna se constata la presencia en la citada charca del gallipato, catalogado como vulnerable en la Comunidad Valenciana, así como del sapo de espuelas.
Entre los anfibios que figuran en el citado catálogo, cabe citar al sapo corredor (Bufo calamita), al sapo de espuelas (Pelobates cultipes), al sapo partero ibérico (Alytes cisternasii), al sapillo pintojo ibérico (Discoglossus galganoi) y al gallipato (Pleurodeles waltl).
Entre la fauna que podemos encontrar en este espacio queda constatada la presencia del sapo de espuelas y el gallipato, ambas consideradas como especies vulnerables por el Catálogo Valenciano de Especies Amenazadas.